Temas Especiales

16 de May de 2022

Nacional

Rector de la UTP se rehúsa a reintegrar a funcionario

La decisión de Montemayor se da a pesar de que el funcionario fue exonerado penalmente de responsabilidad

Rector de la UTP se rehúsa a reintegrar a funcionario
Sede de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP).

El rector de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), Héctor Montemayor, ignoró la recomendación de la Defensoría del Pueblo para reintegrar a un funcionario de esta casa de estudios y pagarle sus salarios caídos, manteniéndolo separado de su cargo sin derecho a sueldo desde hace ocho meses.

La Defensoría del Pueblo, en una resolución firmada por el defensor, Alfredo Castillero Hoyos, determinó que el rector de la UTP ‘vulneró el debido proceso' y el derecho al trabajo al funcionario Gabriel Herrera, que fue destituido, y recomendó su reintegro inmediato con el pago de sus salarios caídos.

Sin embargo, el rector respondió a la Defensoría del Pueblo que no reintegrará al trabajador, porque están a la espera de que sea resuelto un amparo de garantías constitucionales que se interpuso contra la decisión administrativa de investigarlo por la pérdida de datos de su computadora.

La decisión de Montemayor se da a pesar de que Herrera fue exonerado penalmente en cuanto a su responsabilidad de borrar datos de la computadora de esa entidad.

En ta sentido, la Fiscalía Especializada Contra la Propiedad Intelectual y Seguridad Informática del Ministerio Público concluyó que el funcionario no es responsable de la pérdida intencional de información de un disco duro extraíble de la computadora del Departamento de Diseño Gráfico de esa unidad académica.

El informe del Ministerio Público indica que si bien es cierto que hubo una pérdida de información en la computadora, no es menos cierto que cualquier persona pudo tener acceso a la misma porque la seguridad era mínima, por no decir inexistente.

El documento pericial de la Sección de Informática forense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses destaca que no se logró determinar fecha y hora de cuándo fue formateado el disco duro, por lo que es imposible identificar al autor o autores del hecho denunciado.