Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Playas de la ciudad deben acondicionarse

La arquitecta, ambientalista y exalcaldesa, Raisa Banfield se refiere a la construcción de playas artificiales en la ciudad de Panamá.

La construcción del proyecto sería en la Cinta Costera.Archivo | La Estrella de Panamá

Una manifestación pacífica, en las afueras del Municipio de Panamá, el 15 de enero de 2019, han propuesto quienes están en contra de la construcción de playas artificiales en la Bahía de Panamá.

Sobre el tema, la arquitecta, ambientalista y exalcaldesa, Raisa Balfield considera que en lugar de construirse playas artificiales deben recuperarse las existentes entre San Felipe y Pacora. “Existen playas naturales que no se usan debido a la falta de acceso, la cantidad de basura y aguas contaminadas que llegan a ellas”, agregó la ambientalista.

La Alcaldía de Panamá inició el proceso para construir playas artificiales en la avenida Balboa.

Joé Luis Fábrega, alcalde de la ciudad de Panamá.Archivo | La Estrella de Panamá

En palabras del alcalde del distrito capital, José Luis Fábrega, la idea es recuperar las playas de Calidonia y Bella Vista, que fueron sepultadas por los rellenos que se han construido en esta importante área vehicular através de los años, incluyendo la megaobra de la cinta costera.

Para Banfield es más coherente un plan integral marino costero, que promueva la conservación de recursos, que integre espacios públicos, que sirvan para mitigar las inundaciones.

La ambientalista recalca nuevamente que lo ideal es acondicionar las playas naturales. A su juicio, la idea es más acorde con la demanda de adaptación climática de la ciudad. Al mismo tiempo, esto sería un activo turístico y una inversión mejor distribuida en todos los distritos costeros de la ciudad.

Explicó que en el caso de las playas artificiales, estas requieren rellenarse constatemente por los cambios de mareas y oleajes en el Pacífico, que son fuertes. ¿De dónde saldrá la arena?, se pregunta. Y recuerda la experiencia de sitios como Chame y el Archipiélago de Las Perlas, donde la extracción de arena ha causado un impacto dañino, afectando el régimen de oleajes y sitios de anidamiento de especies.

Por último, la ambientalista considera de todas las necesidades que tiene la ciudad y que quedaron identificadas en un plan de acción de la pasada administración,” invertir todo el presupuesto plurianual de la descentralización en 1.8 km de playa, está en contrasentido y es un despropósito de la búsqueda de equidad en el desarrollo y en la democratización de las mejoras inminentes que requiere el distrito capital”.

En julio de 2019, la Alcaldía de Panamá anunció el lanzamiento del proyecto, que tendrá un costo de alrededor de $120 millones.

El proyecto implicaría un relleno de 140 metros de arena submarina. Además, la construcción de locales comerciales para restaurantes, quioscos, bulevar, un anfiteatro, reportó este medio en julio de 2019.