Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Nacional

Presidente de Panamá: No queremos ningún favor de Europa solo justicia

El mandatario panameño, Laurentino Cortizo, calificó la inclusión del país en la lista negra de la UE como abitraria. Descartó medidas de retorsión

Cortizo
La lista de la UE conlleva que los fondos del bloque comunitario no puedan transitar por entidades panameñas.Archivo | La Estrella de Panamá

Tras la confirmación del regreso de Panamá a la lista negra de paraísos fiscales elaborada por la Unión Europea (UE), el presidente de la República, Laurentino Cortizo, rechazó la decisión y pidió un trato justo el país.

Cortizo, que calificó de arbitraria la decisión de la UE y que preferiría no ver afectadas las relaciones diplomáticas con Europa, solicit´ó que Panamá sea medida como las otras naciones. Recordó que varias empresas europeas se mantienen funcionando en el país y "no han tenido problemas".

Este martes el bloque europeo volvió a incluir a Panamá entre las naciones que —a su juicio— no cumplen con lo establecido por el Foro Global para la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en cuanto a intercambio fiscal y transparencia.

Preguntado sobre la respuesta de su Gobierno, el mandatario dijo que mantendrá conversaciones "frente a frente" con los países europeos, recalcando que Panamá se "está haciendo respetar", aunque descartó por el momento posibles medidas de retorsión.

"No queremos ningún favor de Europa, solo queremos un trato así como nosotros tratamos a sus empresas (…) solo queremos que Panamá se le haga justicia", puntualizó Cortizo, durante la sanción de la Ley que establece y regula el teletrabajo, firmado en el área de Panamá Pacífico.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) indicó, en un comunicado publicado poco después, que la inclusión en la lista se realizó en base a mediciones del 2015 a 2018, sin contemplar los "avances recientes" que habría dado Panamá en materia de transparencia.

La lista de la UE conlleva que los fondos del bloque europeo no puedan transitar a través de entidades panameñas.

Este es el segundo golpe que recibe el sistema bancario nacional en menos de un año luego de que en junio pasado el GAFI también colocara al país en su lista gris de paraísos fiscales.