Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Nacional

OCDE reconoce que la UE no tomó en cuenta los recientes avances de Panamá

El director del Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE, Pascal Saint Amans, dijo que la UE no capturó los avances del país por la forma en como elabora su lista, un 'poco mecánica', y se basó en información ya dada por el Foro Global. Su último informe es de 2019.

En una entrevista con La Estrella de Panamá, el director del Centro de Política y Administración Tributaria de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Pascal Saint Amans, reconoció los avances recientes de Panamá y lo que está haciendo el actual gobierno para alinearse a los estándares internacionales de transparencia fiscal, pero “no” fueron tomados en cuenta por la Unión Europea (UE) al incluir al país en su “lista negra” de paraísos fiscales.

El director del Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE, Pascal Saint Amans.Archivo | La Estrella de Panamá

Saint Amans, cuya opinión es clave para la decisión del bloque europeo, explicó que la lista de la UE “es un poco mecánica” porque utiliza las evaluaciones del Foro Global de la OCDE al momento de clasificar a los países y si los califica como parcialmente cumplido (PC), automáticamente son incluidos. El último informe de la OCDE fue en noviembre de 2019. Una acción que causó el rechazo del presidente Laurentino Cortizo y lo calificó como “arbitrario”, pues aseguró que se han hecho grandes esfuerzos que no se tomaron en cuenta. En ese sentido, Saint Amans expresó que el país puede solicitar revisiones suplementarias, pero con acciones firmes que le permitan mejorar su calificación ante los ojos del bloque europeo. Aunque está firmemente convencido de que la inclusión de Panamá en la lista de la UE “es una situación temporal”.

Señor Saint Amans, ¿qué opina usted sobre la inclusión de Panamá en la lista negra de la Unión Europea, en la que también se acaba de incluir al territorio británico de islas Caimán, tras la salida del Reino Unido de la UE?

Panamá ha dado grandes pasos para alinearse a los estándares de transparencia fiscal, y los países socios de Panamá reconocen estos esfuerzos. Los cambios logrados son notables. Sin embargo, todavía hay pasos pendientes por tomar, entre los cuales está la disponibilidad de la información contable de algunas entidades. Sabemos que el Gobierno de Panamá está trabajando activamente y de manera comprometida para resolver estos problemas, pero la última revisión de Panamá por sus pares en el ámbito del Foro Global resultó en una calificación de “Cumplimiento Parcial” (PC), y por ello es que Panamá fue incluido en la lista de la Unión Europea. Cabe indicar que las islas Caimán están en la lista por criterios distintos, que no están relacionados con la revisión en el ámbito del Foro Global. Nuestros intercambios con el Gobierno panameño nos muestran que esta situación se solucionará en un plazo no muy largo, dados los avances de Panamá.

El Gobierno panameño dice que la UE no hizo una nueva revisión técnica para conocer los avances de Panamá, ¿el proceso es correcto? ¿En qué se basó esa evaluación?

La UE considera como uno de los criterios para la inclusión o no en la lista, el nivel de cumplimiento con los estándares de intercambio de información automático y a pedido, por lo que utiliza las evaluaciones del Foro Global al momento de clasificar a los países. La lista de la EU es un poco mecánica y ser calificado como “PC” por el Foro Global resulta en ser incluido automáticamente en esta lista. Los avances recientes, desde la evaluación por el Foro Global, no fueron capturados por la UE, en virtud de la forma como la lista es elaborada.

¿Por qué Panamá debe adecuar sus normas a los estándares internacionales para salir de la listas, cuando se dice que hay miembros que también son paraísos fiscales?

El compromiso con la transparencia fiscal es una decisión conjunta de todos los países miembros del Foro Global, que incluye a Panamá. Los 161 países miembros del Foro Global son evaluados y calificados siguiendo los mismos criterios objetivos, orientados a la implementación de los estándares de transparencia fiscal y de intercambio de información. El objetivo es lograr un campo de juego nivelado con todos los socios participando e implementando los estándares de transparencia y de intercambio de información en igualdad de condiciones. Todos los países miembros tienen la oportunidad de participar de la evaluación de los otros.

Según la OCDE, qué más le falta a Panamá por cumplir y zafarse de las listas discriminatorias. Ante sus ojos, ¿cuánto ha avanzado Panamá en el tema de cumplimiento de los estándares de transparencia fiscal?

Los estándares de transparencia fiscal prevén que la información sobre las empresas esté disponible y que sea intercambiada oportunamente con países socios a pedido. Esto también incluye información sobre el beneficiario final de las empresas e información contable sobre estructuras offshore, que son parte fundamental de los estándares de transparencia. En ausencia de la legislación correcta, la supervisión adecuada, y el acceso a la información, la administración tributaria no puede responder a las solicitudes y, por lo tanto, el gobierno no puede implementar su compromiso con los estándares. El Foro Global no produce una lista de países; pero otras entidades, como la Comisión de la UE, utilizan sus evaluaciones como referencia para elaborar sus propias listas. Panamá está tomando medidas concretas para implementar los estándares, mas algunas deficiencias en la supervisión y en el acceso efectivo a la información fueron identificadas y resultaron en una calificación de “cumplimiento parcial”, pero entendemos que actualmente se está trabajando para solucionar estas debilidades, lo que debe permitir a Panamá alcanzar una calificación satisfactoria en el futuro.

¿Cuándo es la próxima revisión de la OCDE?

El Foro Global incentiva a los países a responder y mejorar frente a las calificaciones otorgadas en el proceso de revisión de pares, y por ello permite que las mejoras logradas por los países sean reconocidas públicamente a través de revisiones suplementarias. Para que un país pueda solicitar una revisión suplementaria debe demostrar que ha tomado acciones que con gran probabilidad den como resultado una mejora en su calificación. Si Panamá considera que ha cumplido con los criterios para acceder a esta revisión suplementaria, puede solicitarla a la OCDE un año después de adoptado el reporte que le otorgó la clasificación anterior -aunque esta revisión puede ser solicitada en un plazo menor a un año en situaciones excepcionales- y la solicitud será en ese caso sometida a consideración de los países pares. El reporte de Panamá fue adoptado en noviembre de 2019.

¿Saldremos o no de la lista de la OCDE este año?

Panamá viene trabajando en colaboración con la OCDE en el contexto del marco inclusivo y del Foro Global. Panamá está actuando para cambiar la opinión de sus socios: cambiando las leyes, invirtiendo en fortalecer la administración tributaria y restableciendo la confianza al participar de los estándares internacionales de manera abierta y transparente. Los tiempos han cambiado y durante los últimos 10 años, casi todos los países están participando con las mismas reglas, lo que viene generando beneficios para todos los países. Miremos el caso de Suiza. A Suiza le llevó mucho tiempo y esfuerzo resolver décadas de secreto bancario muy estricto. Panamá comenzó mucho más tarde y tuvo aún más desafíos. Los cambios recientes nos muestran que tenemos que mirar el lado positivo, pues mucho progreso fue alcanzado en un plazo muy corto. La inclusión en la lista de la UE es probablemente una situación temporal, que no durará: es un reflejo del pasado, no del futuro.