Temas Especiales

04 de Jul de 2020

Nacional

Siete veces más niños migrantes atravesaron Darién el año pasado

Un informe de UNICEF reveló que durante el 2019 por Darién pasaron 4,000 niños y niñas, donde el 50% tienen menos de 6 años de edad. Su destino final: Estados Unidos o Canadá

La cantidad de niños y niñas migrando a través del Tapón del Darién, la provincia panameña límite con Colombia, creció más de siete veces a cerca de 4,000 en 2019 sobre los 522 del año anterior, destacó UNICEF con base en datos del Servicio Nacional de Migración de Panamá. 

Las personas que cruzaron Darién en 2019 provenían de más de 50 diferentes nacionalidades; algunos de países tan distantes como India, Somalia, Camerún, Congo y Bangladesh.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia alertó sobre los graves riesgos que enfrenta la niñez migrante y las familias que hacen este peligroso viaje especialmente si se tiene en cuenta que 50% de los niños y niñas tienen menos de 6 años de edad. Los riesgos incluyen falta de agua segura, exposición a riesgos naturales, animales salvajes, robos, abuso y explotación.

“El dramático incremento en el número de niños y niñas migrantes desplazándose a través de la selva del Darién destaca la urgente necesidad de acción para protegerles y garantizar su acceso a servicios esenciales como agua, salud e higiene”, indicó la representante de UNICEF en Panamá, señora Kyungsun Kim. “Esta situación requiere fortalecer y coordinar los esfuerzos de los actores gubernamentales y humanitarios presentes en el terreno para responder a los flujos impredecibles de la niñez migrante, sus familias y necesidades”, agregó Kim.

Los migrantes que llegan a Panamá tras cruzar el Tapón del Darién son recibidos en la Estación de Recepción Migratoria (ERM) de La Peñita, provincia del Darién, una de las menos desarrolladas del país. De ahí son transportados por las autoridades migratorias al ERM de Los Planes, provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica. La mayoría de ellos viajan rumbo al norte esperando llegar a Estados Unidos o Canadá.

UNICEF y sus socios apoyan los esfuerzos del país para proteger los derechos de la niñez migrante que se encuentra en tránsito por Panamá. Este trabajo incluye el fortalecimiento de capacidades locales y nacionales a la vez que se implementan las siguientes intervenciones:

  • Entrega de suministros humanitarios, tamizaje nutricional, controles prenatales y revisión médica para migrantes.
  • Instalación de sistemas de purificación de agua con capacidad de 30,000 litros por día para uso de los migrantes, la comunidad, autoridades y escuela local.
  • Apoyo para el mejoramiento de las condiciones sanitarias y las prácticas de higiene; y
  • Establecimiento de espacios amigables para los niños, niñas y adolescentes donde la niñez migrante como la de la comunidad de acogida puede jugar, recibir apoyo psicosocial y estimulación temprana, y las madres pueden descansar y lactar a sus bebes de manera segura.

Aunque es impredecible, se prevé que el número de niños y niñas migrantes que cruzan por Darién aumente. En ese sentido, UNICEF mantendrá su presencia en el terreno proveyendo servicios en las áreas de agua, saneamiento, salud, nutrición y protección a la niñez durante 2020. Esta intervención seguirá contribuyendo a fortalecer las capacidades locales y nacionales para responder a las necesidades de la niñez migrante, así como las de las comunidades de acogida.

UNICEF pide que se tomen medidas inmediatas y se llegue a un compromiso público y político para ayudar a proteger a todos los niños y niñas migrantes en las siguientes seis áreas:

  • Que se aborden las causas estructurales que provocan que los niños y niñas abandonen sus hogares;
  • Asegurar el acceso a la educación y a la salud de todos los niños y niñas migrantes;
  • Mantener a las familias juntas;
  • Poner fin a la detención de los niños y niñas migrantes estableciendo medidas alternativas para su cuidado;
  • Erradicar la xenofobia y la discriminación;
  • Proteger a los niños y niñas migrantes contra la explotación y las violencias.

La Peñita, Darién, migrantes
Cerca de 24.000 personas de más de 50 nacionalidades, de los cuales el 16% son niños, niñas y adolescentes, cruzaron la peligrosa selva panameña en 2019.Cortesía | UNICEF