Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Nacional

Cortizo llama a un gran diálogo nacional para atender la situación de la CSS

El mandatario pidió este lunes por Twitter a la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social no tomar ninguna decisión que afecte a los asegurados

‘La Junta Directiva es como la Asamblea que tenía Martinelli’
Sede administrativa de la Caja de Seguro Social (CSS) en Clayton.Archivo | La Estrella de Panamá

El presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen llamará a un gran diálogo nacional para tratar el tema de la Caja de Seguro Social (CSS), específicamente abordar el programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), el cual solo tiene fondos para pagarle a los jubilados y pensionados hasta noviembre de 2021.

El mandatario este lunes a través de su cuenta en Twitter, solicitó a los miembros de la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social (CSS) "no tomar ninguna decisión que afecte a la población asegurada, hasta encontrar una solución integral, producto de un gran diálogo nacional, tal como lo anuncié en la Asamblea Nacional el 2 de enero del 2020".

La reacción del mandatario surge, luego de que la semana pasada el subdirector de la Caja del Seguro Social, Francisco Bustamante, comentará en conferencia de prensa que "la complicación en el IVM no se trata de un problema nuevo que se acaba de sacar del bolsillo la actual administración, sino que viene, sistemáticamente, siendo evadido desde hace varias administraciones, desde el 2009".

"Se sabía de antemano que si se hace un programa cerrado en el salen cotizantes y entran beneficiarios en algún momento dado, se genera una crisis", indicó. "Se creía que iba a tardar 10 años, pero se extendió a 12", aseguró el alto funcionario.

Por su parte, Juan Jované, exdirector de la CSS, aclaró que Ley 51 de 2005, condenó el sistema solidario que venía funcionando desde 1941,  creando dos subsistemas de pensiones, el Subsistema de Beneficios Definidos (Solidario) y el Subsistema Mixto (Cuenta individuales).

A partir del 2008 a los trabajadores registrados por primera vez en la CSS están obligados por ley aportar al subsistema de cuentas individuales, con lo que no ingresó más nadie al Subsistema Solidario y así se rompió la cadena de apoyo generacional lo que en opinión del economista acabó con el modelo de solidaridad.

"Los fondos de cada subsistema no podrán ser empleados para cubrir los gastos del otro subsistema, ni podrán transferirse recursos de uno a otro", aclaró Jované al referirse al articulo 157 de la Ley 51 de 2005, que limita aún más a la CSS para atender la situación.

El economista indicó que "la lógica básica del Subsistema Solidario es que funciona con el relevo intergeneracional, es decir, que cuando una generación se jubila, la siguiente está aportando al sistema y así consecutivamente, pero desde el 2008 nadie ingreso a ese Subsistema Solidario, por lo que la última generación que a él ingreso, no cuenta con los fondos o aportes de una siguiente generación".

El exdirector de la CSS también dijo que aunque digan que las personas que están en Subsistema Mixto no van a tener problemas, eso es falso. A nivel mundial el Sistema de Cuentas Individuales ha sido todo un fracaso, prueba de ello es Chile.

Por su parte, el exvicepresidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas, Felipe Argote es de la opinión que al igual que Jované,  considera que "en síntesis el solidario siguió funcionando con los asegurados que hoy tienen mas de 48 años y el mixto con los más jóvenes quienes solo aportan $67.5 mensual al sistema solidario y el resto a su cuenta personal".

Lo anterior —dijo— significa que "los mayores de 48 años están poniendo dinero a un fondo solidario que se gasta en pagar a los actuales jubilados pero los más jóvenes no están aportando para pagar las jubilaciones de los mayores".

"Adicional, en la medida que se trata de un fondo personal la experiencia en otros países es que los del fondo mixto o sea los más jóvenes solo recibirán al jubilarse el 30% de su salario", sostuvo.

Aclaró que "no se necesitan aumento de edad de jubilación ni de la cuota", como lo había sugerido en 2019. 

Para Argote lo justo es que "los jubilados cuenten con un ingreso mínimo digno y deben establecerse ajustes automáticos a sus pensiones de acuerdo con el aumento del costo de la vida ya que producto de la inflación su poder adquisitivo se reduce. Adicional considero que en este momento a los jubilados y jubiladas mayores de 65 años se le debe eliminar la deducción en su pago del seguro social".

Debido a lo anterior, el empresario rechaza cualquier intento de privatización, pues le parece negativo la división de la Caja de Seguro Social en dos entidades. Considera también un error cualquier intento de privatización directa o velada de la seguridad social, ya que ha tenido consecuencias negativas en donde se ha aplicado, argumentó Argote.

"En Panamá, la precaria situación de los jubilados es más trágica, ya que se trata de la generación que expuso su vida para recuperar nuestro canal, que es la razón fundamental por la que somos uno de los tres países con mayor ingreso per cápita en Latinoamerica y que sin embargo no ha sido beneficiada. Los jubilados son parte de la población por debajo de la linea de pobreza", puntualizó.

Por el contrario la mayor parte de los panameños y panameñas al jubilarse entran a formar parte de la población por debajo del índice de pobreza, debido a que Panamá es el sexto país en el mundo con peor distribución de la riqueza en el planeta, sentenció.