Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Nacional

Doris Zapata: 'No podemos pensar que volveremos a la normalidad sin protocolos claros'

Según la titular de la cartera de Trabajo, esta cifra puede variar y es necesario esperar un estudio de campo oficial. Explica que se espera el desarrollo de planes de alivio económico para la población, con un impacto positivo en la preservación de los empleos

Doris Zapata, ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral.Cedida

En medio del escenario de la pandemia, más de 15 mil empresas han tenido que suspender a 240 mil trabajadores. Doris Zapata, ministra de la cartera de Trabajo y Desarrollo Laboral, explicó que el tiempo máximo de las suspensiones de contrato es hasta de cuatro meses, desde la fecha de suspensión original. Pasado este tiempo, el trabajador debe reincorporarse, pero de continuar los problemas económicos en la compañía, debe lograrse un acuerdo entre las partes. Hasta el domingo 31 de mayo de 2020, 294 empresas habían reincorporado a 3,273 trabajadores, en su gran mayoría en Panamá y San Miguelito. A otra de las conclusiones a la que llega la titular de Trabajo es a que el desempleo que era de 7.1% se duplicará, e incluso puede alcanzar un 20%. Zapata es clara, “la cifra puede variar”. La apertura de sectores como el turismo dependerá del avance o disminución de la emergencia sanitaria que enfrenta el país. Mientras tanto, se implementarán medidas de alivio económico para los trabajadores del sector.

¿Cuál es el tiempo máximo que puede estar vigente la suspensión de un contrato de un trabajador?

En el último párrafo del artículo 203 del Código de Trabajo se establece que el tiempo máximo de las suspensiones de los efectos de los contratos laborales, es hasta cuatro meses, desde la fecha de suspensión original. Pasados esos cuatro meses, el trabajador debe reincorporarse, pero de continuar los problemas económicos en la compañía, debe lograrse un acuerdo entre las partes.

En los sectores de turismo y comercio, cuyos puestos de trabajo podrían desaparecer, ¿qué va a pasar con esos trabajadores?

El turismo y el comercio son actividades económicas de mucha importancia para el país y en el proceso de su recuperación se han contemplado planes y proyectos de alivio económico. Lo que se busca es que progresivamente se normalice la actividad en estos sectores. Desde el Gobierno hay un equipo multidisciplinario que está aportando sus conocimientos y experiencias en la creación de estas alternativas. Su implementación primordial será en las áreas que dependan mayormente del turismo, pero habrá que esperar que la situación sanitaria mejore, aunque mientras eso pasa, mantendremos nuestras jornadas de orientación para que se creen protocolos de seguridad y comités de salud, incluso en los sitios de turismo.

“La reglamentación de la suspensión de los efectos de los contratos laborales establece que los empresarios deben garantizar los trámites de la suspensión, además deben certificar a los trabajadores su estatus. Según el decreto, las empresas que no realicen el trámite o no formalicen ninguna modalidad laboral con sus trabajadores, tendrán que seguir cumpliendo con las obligaciones del contrato durante el periodo que dure el cierre de la empresa”.

¿Cuáles son esas áreas?

Esto lo debe definir el Ministerio de Salud. El Ministerio de Trabajo ha hecho llamados a no despedir durante la pandemia.

¿Se ha acatado el requerimiento?

El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, mediante el Decreto Ejecutivo 78, estableció alternativas laborales que las empresas pueden utilizar y evitar la terminación de las relaciones laborales, esto con el fin de preservar la salud y la vida de los trabajadores, principalmente los que están dentro de los grupos de riesgo. También hemos reglamentado con el Decreto Ejecutivo 81, el numeral 8 del artículo 199 del Código de Trabajo, con el objetivo de regular el procedimiento para la suspensión temporal de los efectos de los contratos de trabajo, con lo que buscamos proteger las plazas de empleo, para que al término del estado de emergencia, juntos, continuemos el proceso de recuperación económica.

Hay trabajadores que no se han podido beneficiar del plan Panamá Solidario porque los patronos no han reportado la suspensión de contratos. ¿Qué acciones tomará el Mitradel? ¿Qué acciones pueden tomar los empleadores?

La reglamentación de la suspensión de los efectos de los contratos laborales establece que los empresarios deben garantizar los trámites de suspensión, además deben certificar a los trabajadores su estatus. Según el decreto, las empresas que no realicen el trámite o no formalicen ninguna modalidad laboral con sus trabajadores, tendrán que seguir cumpliendo con las obligaciones del contrato durante el periodo que dure el cierre de la empresa.

¿A cuánto asciende el monto de los contratos reactivados y en qué áreas se dieron?

Hasta el domingo 31 de mayo habíamos recibido reportes de 294 empresas que estaban reincorporando a 3,273 trabajadores a sus puestos; de estos, la gran mayoría se reportó entre Panamá y San Miguelito, que suman más de 2,500 reactivados. En Chiriquí, Panamá Oeste, Colón, Veraguas, Coclé y otras provincias también han reactivado algunos contratos con la apertura parcial de algunas empresas en la primera fase. Sobre este tema, nos gustaría hacer énfasis en la necesidad de realizar el proceso de notificación de reactivación de contratos, que es muy fácil desde la plataforma digital creada en la página web www.mitradel.gob.pa

¿A cuánto asciende el monto de los contratos suspendidos?

Hasta el último corte del 31 de mayo de 2020, habíamos registrado 240,738 contratos suspendidos en 15,473 empresas de todo el país.

¿Qué harán las microempresas, por ejemplo una peluquería que tenía 20 trabajadores, pero para cuidar los protocolos de bioseguridad solo podrá tener 10?

Progresivamente, de acuerdo con los lineamientos del Ministerio de Salud, podrán ir reactivando la cantidad de trabajadores, siempre cumpliendo el protocolo para evitar el riesgo.

¿Cómo hará el Mitradel para salvaguardar las normas de bioseguridad?

El retorno gradual debe ser con responsabilidad y con el compromiso de todos. No podemos pensar que volveremos a la normalidad sin medidas y protocolos claros. En el Mitradel somos facilitadores y orientadores en este proceso y nuestra intención es apoyar a que las relaciones laborales y la producción de las empresas se dé efectivamente y con el bienestar de los involucrados. Hemos trabajado en conjunto entre el Mitradel y el Minsa para verificar que las empresas cumplan con la responsabilidad de establecer medidas especiales para preservar la salud en el ámbito laboral a consecuencia de la crisis. También hemos propuesto que cada empresa cree un comité de salud e higiene; esta será una gran ventaja para las organizaciones, porque desde su interior podrán prevenir situaciones que pongan en riesgo a sus trabajadores, clientes, administrativos, y por ende, la operación de la empresa. Además, tenemos una plataforma de denuncias laborales que es para uso de la población y contamos con un cuerpo de inspectores en todo el país, dedicado a verificar el cumplimiento de los lineamientos de sanidad.

¿Cuántos puestos de trabajo (en números) podrían perderse a consecuencia del Covid-19?

Hemos estado revisando el comportamiento de la situación laboral en el mundo, y desde la Organización Internacional del Trabajo nos han proporcionado estudios especializados que prevén un aumento del desempleo mundial que oscila entre 5.3 millones de trabajadores, en el caso más favorable, y 24.7 millones de trabajadores, en el caso más crítico. Evaluando las cifras que teníamos antes de la pandemia de Covid-19, que era el 7.1% de desocupación, el país podría alcanzar una tasa de desempleo del 20%. Aunque esta cifra puede variar, por lo que debemos esperar un estudio de campo oficial. En el Mitradel, desde nuestra Dirección de Empleo, tenemos el Observatorio del Mercado Laboral donde los expertos permanentemente hacen análisis de la situación; estos estudios nos permitirán desarrollar planes de alivio económico para la población y esto causará un impacto positivo en la preservación de los empleos. Ahora nos toca a los trabajadores ser innovadores para hacer nuestro trabajo mejor, e incluso emprender formalmente para aportar a la economía.

Se prevé que haya nuevas oportunidades de empleos, ¿en qué áreas?

Estamos seguros de que al término de la pandemia habrá también nuevas oportunidades de generación económica, en áreas como tecnología, servicios, salud ocupacional, idiomas y otros.

¿Cuánto se incrementará la informalidad?

El Gobierno y todas las instituciones encargadas de promover el emprendimiento y la formalidad del trabajo, estamos comprometidos con el acompañamiento necesario para lograr uno de nuestros grandes retos: formalizar el empleo para que todos tengan acceso a la seguridad social. La pandemia de Covid-19 ha servido para promover la creatividad de muchas personas que, estando en cuarentena, han encontrado la forma de hacer actividades o productos que generen ingresos económicos, si bien es cierto, muchos lo hacen desde la informalidad, la creatividad y el ingenio lograron que, en medio de la crisis, muchos generaran ingresos, y eso es admirable. Pero esta experiencia nos ha mostrado algo adicional, las cualidades que tienen nuestros emprendedores pueden ser explotadas aún más. Ya la Dirección de Empleo del Mitradel está desarrollando un programa de autogestión empresarial que, mediante capacitaciones en plataformas virtuales, los guiará hacia la formalidad. Con esto no solo generan ingresos, sino que podrían contribuir con plazas de empleo para familiares y amigos, acceden a la protección social, aportan al Estado, y pueden crecer como empresas emergentes.