17 de Ago de 2022

Nacional

Enfermeras piden a autoridades revelar cuántas homólogas hay afectadas con COVID-19

El 5 de mayo, las enfermeras solicitaron oficialmente el número de compañeras contagiadas, pero no han recibido una respuesta oficial

Prueba COVID-19
En estos momentos, la ANEP informó que tienen conocimiento de un enfermero recluido en cuidados intensivos con Covid-19.Cortesía

A pesar de formar parte de la primera línea de lucha en contra de COVID-19 y querer conocer el número de compañeras contagiadas con el nuevo coronavirus, las enfermeras y los enfermeros del país están en un limbo por la falta de respuesta de las autoridades de salud.

Mediante un comunicado de prensa, la Asociación Nacional de Enfermeras de Panamá (ANEP) alertó que ha transcurrido un mes, desde que oficialmente solicitaron ante el Ministerio de Salud (Minsa) le entregaran un reporte con el número de enfermeras y enfermeros afectados con COVID-19, además de que denuncian la falta de insumos para personal de enfermería, agotamiento y baja calidad en los insumos que se utilizan.

La presidenta de la ANEP, Ana Reyes de Serrano, aseguró que desde abril hacían llamados, pero no fue hasta el 5 de mayo cuando remitieron la solicitud formal al Minsa. 

Según Reyes de Serrano, el personal de enfermería en los diferentes hospitales trabaja con temor ante la falta de insumos y además del escaso personal que se ha nombrado desde el inicio de la pandemia. "Tan solo en este tiempo la cifra de nombramientos no llega ni a los 200 profesionales de la enfermería; sin embargo, el déficit alcanza la cifra de 500 y existe por lo menos, unas 2,000 enfermeras desempleadas".

En el transcurso de la pandemia el Minsa ha contratado a 93 enfermeras y la Caja de Seguro Social a otras 83. La preocupación también surge ante la apertura del Hospital Integrado Panamá Solidario, que no cuenta con el personal suficiente para atender a los afectados por COVID-19.

Reyes de Serrano comentó que recientemente perdió la vida una colega en un accidente automovilístico, "ella laboraba en el Hospital San Miguel Arcángel, tan solo tenía 36 años y deja a dos niños sin su madre y el sustento para su hogar". Para la enfermera, el agotamiento quizás pudo ser la causa, ya que "el personal labora de 12, y a veces hasta, a 16 horas seguidas, lo que afecta el nivel psicológico del profesional, llegando a dejar de tenerle miedo al contagio; sino, miedo a no ofrecer una atención adecuada".

El gremio exigió nuevamente a las autoridades de salud revelar la cifra exacta de enfermeras y enfermeros afectados por el coronavirus. Actualmente, un enfermero está recluído en la Unidad de Cuidados Intensivos.

La representante de la ANEP reiteró que en estos momentos, es prioritario que los insumos sean de buena calidad para todos se sientan seguros. Debido a lo anterior la enfermera denunció que en algunas áreas u hospitales, el personal recibe mascarillas que no cumple con las normas exigidas en materia de bioseguridad.

La intensión de la solicitud de la ANEP, no solo es local; transciende fronteras, pues el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) alertó desde abril de una tasa de infección superior al 20% y del fallecimiento de por lo menos 360 enfermeras.

Por la situación, el CIE insta a todos los gobiernos a registrar con precisión el número de enfermeras y otros trabajadores sanitarios infectados por el virus junto con los nombres de los fallecidos.

En ese momento, la presidenta del CIE, Annette Kennedy, comentó: "Los gobiernos tienen la responsabilidad de mantener a todos sus ciudadanos seguros y, en la coordinación de la fabricación y distribución de los equipos de protección individual, han fallado puesto que no han conseguido los recursos necesarios y los niveles de innovación requeridos para abordar un problema que no va a resolverse a corto plazo".