Temas Especiales

11 de Aug de 2020

Nacional

Préstamos, proyectos de ley y recortes en salarios, parte del plan de reactivación económica

En la inauguración del segundo año legislativo, el mandatario Laurentino Cortizo explicó las medidas para el futuro con el propósito de disipar dudas sobre las acciones económicas para reactivar la azotada economía del país

El presidente Laurentino Cortizo, durante su discurso de primer año de gobierno en la Asamblea Nacional.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

El presidente Laurentino Cortizo presentó este miércoles los planes de reactivación económica que deberían hacer superar la grave crisis socioeconómica que ha dejado la inesperada pandemia de la covid-19 en Panamá.

El anuncio a la nación desde la Asamblea Nacional, que inauguró su segundo año de legislatura, contiene un plan agresivo de préstamos blandos a siete años enfocado en las micro, pequeñas y medianas empresas, aunado a un paquete de proyectos de ley que buscan incentivar la inversión extranjera en Panamá y modernizar la Zona Libre de Colón, equiparándola con los beneficios de Panamá Pacífico.

Los incentivos legales pretenden atraer la codiciada inversión extranjera, mediante la creación de agroparques y plazas de manufactura.

Rebajó el salario a los altos ejecutivos del gobierno para alimentar el apoyo de los más vulnerables y reiteró su compromiso con la transparencia a través de instrumentos digitales para abrir datos públicos. Admitió que se han cometido errores durante el manejo de la pandemia, y dio un espaldarazo a la prensa, al derecho a la libre expresión e información.

Acciones para la reactivación

La parte esperada por el sector empresarial se enfocó en el futuro del país, en las medidas a adoptar para salir de la crisis económica: “Créanme, lo vamos a lograr”, aseguró ante el excepcional reto que enfrenta la nación.

El plan consiste en 12 puntos específicos que contemplan préstamos blandos para uno de los sectores más afectados, las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) que agrupan 90 mil negocios y generan el 70% del empleo. En esta línea destinó $20 millones en préstamos de $2 mil a $5 mil con un plazo de pago a siete años, que administrarán el Banco Nacional y la Caja de Ahorros, para negocios en línea, fondas, abarroterías, dedicados a la buhonería, listo para iniciar en agosto.

Para este grupo extenso, Cortizo enunció diferentes categorías de préstamos por monto a los que podrán acceder los empresarios, con plazos de pago de 84 meses. Para ello, se recargó en la primera parte del préstamo otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo de $150 millones, además de $80 millones provenientes del Fondo de Ahorro Nacional. El mandatario explicó que de los mil millones de dólares destinados al sistema bancario, la mitad se destinará para el Fondo Especial para el Fortalecimiento del Crédito en préstamos a empresas que requieran liquidez (ver tabla).

No obstante, la reapertura de los bloques económicos –para la que no definió fechas– está condicionada al análisis del equipo técnico del Ministerio de Salud, “será de forma gradual”, tomando en cuenta la actividad y su impacto, además de la tasa de infección en cada región. De esta forma, será posible que alguna actividad programada en el bloque 6, por ejemplo, pueda reactivarse antes de tiempo o viceversa.

Préstamos, proyectos de ley y recortes en salarios, parte del plan de reactivación económica

Compromiso con la transparencia

Con palabras emotivas y esperanzadoras, que se sumaron a un llamado a la unidad nacional y la solidaridad, el gobernante intentó remover las críticas por corrupción que abundaron en los primeros meses de la pandemia por cuestionadas compras que generaron críticas ácidas de la opinión pública por sobrecostos.

Con el propósito de contrarrestar futuros actos irregulares, anunció la creación del Observatorio de Contrataciones Públicas para abrir los datos en las compras, precios de referencia y la sana participación de los proveedores. Para ello se apoyará en dos sistemas digitales: PanamáenObras y PanamáCompraencifras, que garantizarán la disponibilidad y el acceso permanente a la información sobre las adquisiciones del Estado.

Nito alentó a la prensa a continuar su labor como fiscalizador de la gestión pública; subrayó que respeta la libertad de información y de expresión: “Ningún director de medios o periodista puede decir que Nito Cortizo ha puesto una llamada para reclamar o corregir cualquier información que considere que no se ajusta a la realidad”, exclamó.

Proyectos de ley

Dentro de la estrategia de inversión, enumeró varios proyectos de ley que presentará a la Asamblea Nacional durante el periodo recién inaugurado. Entre ellos destacó el proyecto de ley de empresas multinacionales para la manufactura, con el propósito de atraer empresas de valor agregado a propósito de las ventajas logísticas que revisten al istmo.

Adicionalmente, habló del proyecto para la equiparación de la Zona Libre de Colón con los beneficios de la Zona Económica Especial Panamá Pacífico, un reclamo legendario de los colonenses para reactivar la zona franca.

El tercer proyecto se refiere a la ley de alivio tributario para las Mipymes, que establece un régimen especial de impuesto sobre la renta reducido, y otro para ampliar el programa ‘Mejorando mi Negocio’, que pretende incrementar el capital semilla no reembolsable de mil a dos mil dólares y reducir la tramitología.

Por último, en lo referente a proyectos de ley, se busca incentivar el desarrollo de agroparques para otorgar valor a la producción agropecuaria y generar polos de desarrollo.

Los primeros meses

En una hora y pocos minutos en los que fue interrumpido, en contadas ocasiones, por aplausos de los presentes, Cortizo distribuyó la información en tres bloques en los que segmentó las acciones emprendidas durante los primeros meses de trabajo. Momentos aquellos que con añoranza dijo, proyectaban una esperanzadora recuperación económica hasta que apareció la pandemia. En el inicio de su gestión, también requirió hacer pagos por el orden de $1,836 millones a proveedores y contratistas del Estado, deuda heredada de la administración de Juan Carlos Varela, a quien achacó que dejó una deuda total por $5,308 millones, a la que tuvo que hacer frente.

Como un esfuerzo para equilibrar el sacrificio que hace el sector privado en la reducción de salarios y jornadas laborales en comparación con el sector público, y con el propósito de recaudar fondos para el plan Panamá Solidario, anunció que presentará un proyecto de ley que por un periodo de seis meses, el Presidente y el Vicepresidente se recortarán el salario al 50% y gastos de representación. El mismo principio prima para los altos cargos de instituciones como ministros, viceministros, directores y subdirectores, gerentes y subgerentes, así como administradores y subadministradores, a quienes se recortará el 25% del salario y gastos de representación. Un esfuerzo similar al que experimentó Uruguay al principio de la pandemia cuando disminuyó el 20% del salario a los funcionarios y ese dinero lo destinó al apoyo de la población.

Manejo de la pandemia

Enseguida reconoció que se han cometido errores durante la lucha contra la pandemia, una situación inédita en el país y el mundo. Elogió la labor del personal de Salud, pues para mayo dijo, se proyectaban cifras catastróficas de contagios y miles de muertes, pero no fue así.

Si bien en un inicio se logró contener la dispersión del virus, en estos momentos parece incontrolable, así como la trazabilidad de los contactos de los positivos ya que los casos no bajan de 600 diarios. El mandatario explicó que al principio se hacían 400 pruebas de covid-19 diarias, y hoy un promedio de 2,500 con la aspiración de llegar a 4 mil diarias, cifra recomendada por los especialistas para tener un diagnóstico acertado de la cantidad de positivos.

Resaltó el esfuerzo de todo el personal que ha trabajado durante la pandemia, ya sea para salvar vidas, facilitar alimentos a través de la cadena logística, al personal de la fuerza pública, bomberos, voluntarios que apoyan el plan Panamá Solidario, y otros.

Recordó que los bajos índices de recaudación fiscal han obligado al gobierno a hacer recortes presupuestarios por $2 mil millones.

Finalmente señaló: “Las condiciones actuales del mundo y de Panamá nos obligan a pensar en el país después de la pandemia. No hay otra alternativa a la necesidad de ponerse de acuerdo”. “No hay otra opción”, dijo Cortizo, al invitar a todos los sectores a participar en las consultas para un nuevo pacto social en el marco del bicentenario que se cumple en 2021, con el fin de hallar una solución sostenible para la Caja de Seguro Social.