Temas Especiales

07 de Aug de 2020

Nacional

‘Secuestro a Corprensa es una amenaza a los derechos humanos’, Quijano

La empresa, que edita los diarios La Prensa y Mi Diario, presentó esta mañana una fianza para garantizar la operatividad de los rotativos

Quijano
Diego Quijano (centro), presidente de la junta directiva de Corprensa, durante la conferencia de prensa.Daniel González / La Estrella de Panamá

El presidente de la junta directiva de Corprensa, Diego Quijano, indicó que el secuestro que impuso el Juzgado Decimoquinto a la empresa mediática es una “amenaza a los derechos humanos”.

Quijano al mismo tiempo anunció que a primera hora de hoy lunes se presentó una fianza de $1,130,000 y una solicitud de levantamiento del secuestro como parte de las medidas para garantizar su operación de los diarios La Prensa y Mi Diario.

A pesar de que es el único recurso que pueden presentar en estos momentos, Quijano no se mostró tan optimista que el Juzgado acepte la fianza. “Confiamos que el derecho prevalecerá, ya que la ley está de nuestro lado”, recalcó.

El pasado sábado en horas de la mañana, Corprensa, que edita los diarios La Prensa y Mi Diario, fue notificada de un oficio de secuestro de todas sus cuentas bancarias por la misma cifra de la fianza. Además del secuestro de las acciones de una empresa subsidiaria dueña del terreno y el edificio donde operan ambos medios impresos.

“La acción (del secuestro) detuvo en el acto nuestra capacidad para recibir y girar pagos”. La solicitud de secuestro fue presentada por el expresidente de la República, Ernesto Pérez Balladares, como parte de una demanda civil por daños y perjuicio por la que el exmandatario reclama la suma de $5.5 millones.

La demanda fue presentada en marzo de 2012 y desde julio de ese año hasta octubre de 2019 el expediente “estuvo inactivo en manos del juzgado virtualmente dormido a la espera de la admisión de pruebas y contrapruebas”, recordó Quijano durante una conferencia de prensa en la redacción de La Prensa.

Esta realidad asombra al directivo de la empresa porque es justamente durante un gobierno del Partido Revolucionario Democrático (PRD), que nació en el seno de la dictadura militar, que la demanda “empieza a caminar”.

Quijano indicó que, después de ocho años, el proceso se encuentra a la espera que la jueza Decimoquinta Civil, Lina Castro De León, fije fecha para la práctica de pruebas.

“Queremos advertir a la ciudadanía que el secuestro ordenado por el juzgado es desproporcionado y representa por sus efectos un cepo al libre ejercicio del periodismo”, dijo Quijano.

¿De qué manera pueden los periódicos continuar publicando si sus colaboradores no reciben un salario. Qué medio de comunicación puede funcionar en estos momentos con el congelamiento de más de un millón de dólares en sus cuentas bancaria? se preguntó Quijano.

El secuestro no es solo una medida contra La Prensa, sino contra todos los que se atrevan a criticar el poder político, a indagar posibles actos de corrupción y los actos violadores o irregulares a los derechos humanos, dijo Quijano

El directivo recordó que Corprensa enfrenta 12 procesos civiles y 22 querellas penales y en todos los reclamos económicos suman $84 millones.

La demanda civil del expresidente Pérez Balladares es por publicaciones de La Prensa basada en informaciones del Ministerio Público y la directora del diario, Rita Vásquez, recordó que el propio abogado del exmandatario reconoció, en ese entonces, que la información de las autoridades judiciales era errada.