06 de Dic de 2022

Nacional

Panamá y Canadá, un puente humanitario ante la covid-19

Los gobiernos de Panamá y Canadá mantienen desde la semana pasada un puente aéreo humanitario regional en respuesta a la pandemia de la covid-19, “lo que representa –en palabras del ministro de Relaciones Exteriores, Andy Ferrer- una muestra de solidaridad con nuestros vecinos del continente y una expresión de nuestra política exterior”.

Los gobiernos de Panamá y Canadá mantienen desde la semana pasada un puente aéreo humanitario regional en respuesta a la pandemia de la covid-19, “lo que representa –en palabras del ministro de Relaciones Exteriores, Andy Ferrer- una muestra de solidaridad con nuestros vecinos del continente y una expresión de nuestra política exterior”.

El programa se enmarca dentro de la denominada Operación Globe.Cortesía

“Es un honor para Canadá unir fuerzas con Panamá para llevar asistencia humanitaria a dónde más se necesita”, dijo, por su parte, la embajadora canadiense en este país, Lilly Nicholls, al informar sobre las operaciones conjuntas.

Ferrer explicó que en medio de la pandemia, Panamá ha hecho un gran esfuerzo por mantener abierta su plataforma logística, el Canal, los puertos y aeropuertos, y la ha puesto a disposición de Canadá para llevar alimentos, medicamentos, insumos, equipos médicos -y la vacuna contra el coronavirus cuando se produzca- a América Latina y el Caribe.

El programa se enmarca dentro de la denominada Operación Globe, un esfuerzo de Canadá y sus Fuerzas Armadas dentro de una amplia iniciativa de asistencia humanitaria, médica y de socorro en todo el mundo.

El puente aéreo se inició el jueves pasado, desde el Aeropuerto Panamá Pacífico, y se prolongará por las próximas semanas en apoyo al Programa Mundial de Alimentos, la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud y la Cruz Roja Internacional.

Ferrer recordó que el diálogo telefónico sostenido a mediados del mes pasado entre el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente Nito Cortizo, revistió una importancia estratégica en momentos en que el país norteamericano explora renovadas formas de cooperación e inversión en una América Latina y el Caribe golpeada por la pandemia de la covid-19.

“Panamá y Canadá mantienen una estrecha relación y un diálogo político muy fluido, con una importante agenda bilateral en materia de cooperación, comercio e inversiones”, resaltó Ferrer.

Esa relación se refleja, además, en un permanente intercambio en temas regionales y multilaterales como el caso de Venezuela, añadió el canciller panameño.

Desde el inicio de la administración Cortizo, el gobierno canadiense ha expresado su interés de participar en proyectos en Panamá a través de la Corporación Comercial Canadiense (CCC), brazo financiero de su Ministerio de Comercio Internacional. Han identificado, por el momento, proyectos energéticos, de seguridad, de infraestructura y de desarrollo para las áreas indígenas.

“Canadá es un socio importante para Panamá que ha demostrado gran solidaridad con nuestro país en medio de la pandemia”, destacó Ferrer.

Recientemente, Canadá ha donado a Panamá dos hospitales modulares móviles para ser desplegados en áreas remotas, completamente equipados con sistemas de filtración de aire y un piso elevado.

También ha brindado asistencia a la Cruz Roja Panameña para la atención de 2,500 migrantes en Darién y colaborado con el Banco de Alimentos de Panamá que apoya a 300 organizaciones no gubernamentales en San Miguelito y en el Norte de Coclé y dotado de equipos de protección personal de la Policía Comunitaria en la lucha contra el coronavirus.