Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Nacional

Conferencia Episcopal Panameña rechaza 'acto vandálico' en Catedral de Nicaragua

El incendio en la Catedral Metropolitana de Managua ocacionó que se calcinara la imagen de la “Sangre de Cristo”, con 382 años de antigüedad

Iglesia
Restos de la imagen Sangre de Cristo de la Catedral de Managua, Nicaragua. EFE

La Conferencia Episcopal Panameña rechaza el acto 'vandálico' realizado en la Catedral Metropolitana de Managua, Nicaragua. Este viernes un hombre lazó un artefacto explosivo lo que produjo que se incendiara la capilla que alberga a la "Sangre de Cristo y el Santísimo".

"Nos causa un profundo dolor e indignación, al ver cómo se ha herido la sensibilidad del pueblo nicaragüense ante tal destrucción producto de una bomba que quemó la capilla de la Catedral Metropolitana de Managua", dijo la organización panameña a través de un comunicado.

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal calificó la acción como un "acto de terrorismo". "Una bomba de gran poder, la imagen quedó calcinada... hemos derramado muchas lágrimas porque esta imagen para nosotros significa mucho y también para el pueblo católico y el pueblo devoto de la Sangre de Cristo", señaló.

La vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, —y esposa del presidente de ese país, Daniel Ortega— manifestó que el incendio fue producto de unas velas encendidas por los feligreses dentro del recinto.

Esta declaración fue rechazada por el cardenal Brenes: "Dentro de la capilla no tenemos ninguna vela, y tampoco tenemos ninguna cortina. O sea que no podemos pensar que el incendio fue por ese origen", refutó.

Por su parte, el embajador de los Estados Unidos en Nicaragua, Kevin K. Sullivan, "condenó el ataque" y consideró que este incendio es "uno de las series de ataques deplorables a templos católicos en diferentes partes" del país centroamericano.

La "Sangre de Cristo" tiene 382 años de antigüedad, informó el medio nicaragüense La Prensa.