Temas Especiales

30 de Sep de 2020

Nacional

Ley obligaría a española FCC ceder la 'Ciudad de la Salud' al Estado panameño

Un proyecto de ley regularía el artículo 50 de la Constitución, que dicta el predominio de los intereses del Estado sobre los intereses particulares

adames diputado
Diputado Crispiano Adames, diputado de la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social de la Asamblea Nacional.Roberto Barrios|La Estrella de Panamá

La aprobación de un proyecto de ley en la Asamblea Nacional podría obligar a la empresa española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) a ceder al Estado el proyecto de la Ciudad de la Salud, así como otros proyectos hospitalarios que no han sido concluidos por diferencias contractuales entre el Estado y las empresas constructoras.

Este martes la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social de la Asamblea Nacional aprobó en primer debate el proyecto de ley que regula las medidas del Estado para obtener los recursos necesarios para responder a las necesidades de la población en situaciones de emergencia nacional, como catástrofes naturales, las producidas por actividades humanas o por pandemias.

El diputado del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD), Crispiano Adames, afirmó que este proyecto prácticamente regularía el artículo 50 de la Constitución que establece el predominio de los intereses del Estado, sobre los intereses particulares en momentos de emergencia nacional.

El artículo 50 de la Constitución Política de Panamá establece que: Cuando de la aplicación de una ley expedida por motivos de utilidad pública o de interés social resultaren en conflicto los derechos de particulares con la necesidad reconocida por la misma Ley, el interés privado deberá ceder al interés público.

En el caso de la Ciudad Hospitalaria, aún no ha sido entregada, a pesar de que fue licitada durante el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) y tenía como fecha de entrega julio de 2015. 

Luego de instalada la administración del expresidente Juan Carlos Varela (2014-2019), se detectaron 36 irregularidades en la obra, que la firma española tuvo que corregir.

La empresa, que no ha terminado de construir la obra y cuyo costo superaría los 700 millones de dólares, reclama a la Caja de Seguro Social (CSS) —promotora del proyecto— el pago de otros $65 millones por "permanencia extendida" durante el período comprendido desde el 15 de junio de 2015 hasta diciembre de 2019, en la construcción del proyecto hospitalario.

Al respecto, el diputado Adames manifestó que en el caso de infraestructuras y obras en materia sanitaria, hay una gran falencia en el país y que se requiere mejorar en estos momentos de pandemia. 

Mencionó a la Ciudad de la Salud, que aún no está concluida y que se requiere más en estos momentos para fortalecer la capacidad hospitalaria instalada en el país.

Enumeró otros hospitales en Darién, Los Santos, Bugaba; en Chiriquí y Colón, que tampoco han sido concluidos y hay un número de instalaciones llamadas Minsa Capsi que la población requiere para tener el mismo tipo de salud que se merece la capital y que requiere la población vulnerable y con factores de riesgo en Panamá.

"Este proyecto aprobado en primer debate buscaría que el Estado tuviera la capacidad de hacer las inversiones y determinar la culminación en buena hora de estas obras y que el pueblo necesita", afirmó Adames.

Aunque existe un proceso de negociación entre la CSS y la española FCC, el pasado domingo 2 de agosto el director de la CSS, Enrique Lau, advirtió que Panamá utilizará las leyes y las reglas del país para poner a funcionar prontamente la Ciudad de la Salud, tras señalar que espera lograr acuerdos con la empresa para habilitar, en al menos un mes, facilidades hospitalarias para atender a pacientes con covid-19.