Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Nacional

Los riesgos y valoraciones de las escuelas privadas en la pandemia

Voceros de la comunidad educativa ponen en perspectiva la situación que podría vivir el sector oficial si se da el cierre definitivo de las escuelas particulares

La migración que han realizado los estudiantes de colegios particulares, desde abril, ha representado un reto significativo para el Ministerio de Educación (Meduca), que en medio de la pandemia ha recibido el traslado de unos 2,312 estudiantes.

La pandemia ha puesto a prueba el sistema educativo y las nuevas tecnologías.Shutterstock

Y es que, observando la situación actual, algunos reconocen que el actual panorama del Meduca se debe a que por años siempre han existido más escuelas particulares, porque las oficiales no alcanzan.

Norma Pinzón, directora Nacional de Educación Particular del Meduca, detalló que en todo el país hay 704,367 escuelas públicas, entre preescolar (62,046), primaria (373,116), premedia (158,356) y media (110,849), y un registro de 712 escuelas privadas.

Dalila Mosquera, vicepresidenta de la Asociación Panameña de Colegios Particulares (APCP), mencionó que siempre han sido un “aliado permanente del Meduca”.

“Desde nuestra capacidad nosotros le resolvemos el problema de infraestructura al Meduca, y le albergamos a la población estudiantil, sabiendo que ellos son los únicos responsables de dar educación en el país”, subrayó Mosquera.

Valoraciones

Por otra parte, el flujo de alumnos del sector particular al oficial presenta un panorama poco alentador, pues muchos padres son conscientes de que la calidad educativa es mejor en las escuelas particulares. Esto, de acuerdo con la encuesta que realizó en febrero, el Centro Internacional de Estudios Políticos y Sociales (Cieps) en la que se valoraron distintos temas educativos. Para el 36,1% el sistema de educación particular es “bueno”, en comparación con un 9,1% que dice que es “malo”, sobre un 51% que piensa que todo depende del centro educativo.

Respecto al sector público, el 41,1% lo califica “malo”, un 23% dice que es “bueno”, mientras que 34,8% piensa que todo depende del centro educativo.

Para el sociólogo Alonso Ramos, la consideración de que las escuelas privadas son mejores que las públicas es más un tema ideológico producto de la visión meritocrática, individualista y neoliberal que se instaló en el país después de la invasión de 1989, cuando se plantó la idea de que lo público ya no funcionaba y que era necesario privatizar todo.

“Es por ello que hemos visto cómo en estas tres últimas décadas, lo que eran derechos que debía proporcionar el Estado, como la salud, vivienda, alimentación y, por supuesto, la educación, se transformaron en nichos de negocios. La fórmula usada ha sido dejar de invertir en lo público para que esos servicios se desmejoren y así abrir paso a los negocios privados. La pandemia por la covid-19 nos ha demostrado que, sin servicios públicos de calidad en salud, educación, vivienda, no hay desarrollo humano posible”, remarcó Ramos.

“Hemos visto cómo en estas tres últimas décadas, lo que eran derechos que debía proporcionar el Estado como la salud, vivienda, alimentación y, por supuesto, la educación, se transformaron en nichos de negocios”
ALONSO RAMOS
SOCIÓLOGO

Riesgos

Con seis meses de la covid-19, el analista de educación Jorge Iglesias Bloise señaló que la transformación curricular que han pasado los dos sectores con esta pandemia, ha sido un “golpe duro”. “Nuestro sistema no estaba preparado para tan siquiera dar clases a distancia. En los últimos meses hemos visto cómo luchan por asegurar la conectividad, buscan detectar la deserción y adicional lidian con el cambio de los alumnos del [sistema] particular al oficial”, acotó Iglesias Bloise.

Sobre si el Meduca tendrá la capacidad suficiente para asumir la migración masiva de estudiantes del sector privado al público, hasta finales de año, Ramos respondió que si no se invierte en educación como dice la “ley orgánica” donde con claridad se plantea que el presupuesto debe ser el 6% del producto interno bruto, no habrá posibilidades de atender a la población que migrará de las escuelas privadas debido a los más de 200,000 contratos laborales suspendidos a raíz de la pandemia.

“Los gremios docentes y muchos especialistas nacionales e internacionales enfatizan en la importancia de invertir en la educación pública, sin embargo, en Panamá eso ha caído en saco roto. Ningún gobierno en la etapa postinvasión ha asumido con responsabilidad el tema educativo”, criticó.

Para el analista de educación, es importante que el Meduca realice los ajustes necesarios para asegurar la educación bajo los métodos que ha implementado: radial, televisivo, virtual y módulos. “La educación debe continuar con pandemia y sin pandemia, para ello el Estado debe formular las políticas públicas que sean necesarias para que el estudiante que se ha visto afectado no quede por fuera”, recalcó

Auxilio económico

Iglesias Bloise, por otro lado, recomienda al Meduca no dejar de lado la ayuda que las escuelas privadas podrían estar necesitando de su parte.

La vicepresidenta de la APCP explicó que, desde hace seis meses, llevan esperando una respuesta del Ministerio de Economía y Finanzas sobre la posible o no aprobación de un apoyo económico que están solicitando de $100 mensuales por cada uno de los 157,688 estudiantes que atienden clases en escuelas particulares en el país.

“Nosotros pedimos el dinero para cubrir las 34,000 bases de empleos que se han visto afectadas, después que los padres de familias ya no pudieran con los costos de la matrícula. Hace meses que presentamos la propuesta al Meduca y al MEF”, mencionó Mosquera.

Actualmente la asociación maneja una data de 10 colegios que han cerrado en agosto, mientras que el Meduca reporta 6 a nivel general.