Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Nacional

Sacyr tendrá que devolver $240 millones a Panamá tras perder arbitraje sobre basalto

Se conoció este viernes que la empresa española Sacyr y sus socios dentro del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), deberán pagar la millonaria suma tras perder el arbitraje en la Cámara Internacional de Comercio

Canal transito
La empresa Sacyr, como parte del consorcio GUPC aseguró que  se encuentra en una "estable y positiva situación financiera" para cumplir con los resultados del laudo arbitral.Cedida

La Cámara Internacional de Comercio (ICC, por sus siglas en inglés) reconoció que el consorcio Grupo Unidos por el Canal, S.A. (GUPC S.A.) deberá pagar a la Autoridad del Canal de Panamá la suma de $240 millones, en la disputa legal sobre la composición del basalto y la fórmula del hormigón en las obras del canal, de acuerdo comunicado de la Dirección General de Comunicaciones de la empresa Sacyr.

Previamente, la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) habría reconocido en favor de la ACP unos $265 millones y bajo la misma disputa reconoce ahora la ICC, $240 millones, unos $25 millones menos.

GUPSA, contratista a cargo de la construcción del tercer juegos de esclusas y donde la española Sacyr cuenta con el 41.6% de participación accionaria,  señaló en el comunicado que "respeta, aunque no comparte" la decisión del tribunal arbitral.

La empresa aclaró que se encuentra en una "estable y positiva situación financiera" por tanto asegura, cumplirá con los resultados del laudo sin que esto comprometa la "solvencia financiera ni los proyectos" de la compañía.

Explicó además que el laudo de ICC sobre el basalto y la fórmula del hormigón sí reconoció a GUPC $25 millones por gastos adicionales de laboratorio y por la existencia de "fallas" no detectadas en el terreno.

En el mismo documento la empresa y GUPC indicó que seguirá  "defendiendo en las distintas instancias internacionales (ICC, Uncitral) sus argumentos" sobre la reclamaciones que está haciendo contra la ACP.

El contrato entre GUPC y la ACP establece tres instancias para la resolución de reclamos: la primera es la ACP, la segunda la Junta de Resolución de Conflictos o DAB y la tercera es la Cámara de Comercio Internacional de Miami, donde el proceso inicia de cero.

El primer arbitraje fue por los adelantos por las compuertas, y por el que tienen que devolverle a la ACP $30 millones. GUPCSA pagó $18 millones y la aseguradora. El segundo arbitraje también lo ganó la ACP, recibiendo cerca de $12 millones.

En 2018, la ACP pagó a GUPCSA $48 millones por el retraso del pago de los adelantos para ejecutar la obra.

Y en concepto de mantenimiento, la ACP debió devolverle a GUPSA alrededor $27 millones.

Para este año 2020, deben darse tres arbitrajes internacionales más entre el consorcio y al Autoridad del Canal, entre ACP y GUPC: uno sobre sobre concreto y agregados, otro ligado a las compuertas y último sobre las interrupciones durante la construcción de la obra.