Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Nacional

En Panamá, 53,479 familias viven en asentamientos informales

Las invasiones de tierras se ubican en la región este de la ciudad de Panamá. Solo en ese lugar hay 10,126 familias. Panamá tiene un déficit habitacional de 200 mil soluciones de vivienda. En la pandemia se registraron 10 nuevas comunidades y superan las 1,116 familias

Los asentamientos informales se indentifican por la mala planificación en pequeños terrenos y residencias precarias.Archivo | La Estrella de Panamá

En Panamá existen 53,479 familias que viven en terrenos del Estado o privados sin acceso adecuado al agua, saneamiento y otros servicios, mala calidad estructural de la vivienda y hacinamiento.

Esas familias pertenecen a los asentamientos informales que hay en todo el territorio nacional.

Las autoridades del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial de Panamá (Miviot) tienen identificadas 395 comunidades que han surgido por las invasiones de tierras y que no están legalizadas.

Unos 266 asentamientos informales, que representan el 67%, están en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, según el registro que maneja el Miviot.

En Panamá, 53,479 familias viven en asentamientos informales

“La mayor cantidad de asentamientos informales se ubican en las periferias de las grandes ciudades. En el caso de la gran ciudad de Panamá los encontramos en el este”, precisó Rogelio Paredes, ministro de Vivienda, quien agregó que desde el corregimiento de Pacora hasta el distrito de Chepo es donde más se ubican los asentamientos informales.

Los asentamientos en la provincia de Panamá están divididos de la siguiente manera: Panamá centro con 22 y en esa región hay 2,020 familias. En Panamá este, 68 comunidades que representan 10,126 familias.

En el sector de Panamá norte, el Miviot maneja 60 comunidades informales para alcanzar 6,843 familias.

En el distrito de San Miguelito se tienen identificadas 33 comunidades y 5,001 familias con falta de casa.

“La mayor cantidad de asentamientos informales se ubican en las periferias de las grandes ciudades. En el caso de la gran ciudad de Panamá los encontramos en el este”

ROGELIO PAREDES,MINISTRO DEL MIVIOT

En la provincia de Panamá Oeste los asentamientos informales se concentran en Arraiján, con 67 comunidades y 6,859 familias. La Chorrera, con 11 comunidades y 1,232 familias. En el distrito de Capira se tienen identificadas 5 comunidades informales para 436 familias.

El titular del Miviot precisó que actualmente manejan información de invasión en el área de Burunga, Panamá Oeste.

Las regiones en donde están los asentamientos informales coinciden con los sectores más vulnerables del país a partir de evidencia científica, según el índice de Pobreza Multidimensional (IPM-C) que publicó recientemente el Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

De acuerdo con el estudio, en Panamá hay 98 corregimientos con altos porcentajes de pobreza multidimensional, donde más del 90% del total de su población son pobres.

El estudio, que fue elaborado con la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), ha identificado cincos corregimientos en la capital con indicadores de pobreza muy parecidos a los encontrados en la comarca Ngäbe-Buglé.

El IPM-C también analizó la pobreza en los distritos más poblados. Al ordenar los corregimientos por mayor densidad de población, el IPM-C identificó que Chilibre, Pacora, Tocumen, 24 de Diciembre, Arraiján cabecera, Ernesto Córdoba Campos, Las Cumbres, Arnulfo Arias, Burunga y Belisario Porras, son los 10 corregimientos con mayor cantidad de población en pobreza en los distritos de las provincias de Panamá y Panamá Oeste.

Al analizar la intensidad de la pobreza, resulta que casi la cuarta parte de los corregimientos del país presentan carencias en más de la mitad de los indicadores que mide el IPM-C, es decir, en educación, vivienda y servicios básicos, entorno y saneamiento, trabajo, salud y agua.

Las autoridades no manejan una cifra específica de cuánto le cuesta al Estado una familia en un asentamiento informal, pero en muchas ocasiones se debe empezar a prestar servicios de agua, luz y calles. Esto cuando están en terrenos estatales. En los terrenos privados, asegura Paredes, es más complicado porque los dueños de las tierras buscan vender sus terrenos al valor del mercado.

Invasores en pandemia

El cierre de las empresas y la prohibición de movilidad en Panamá para evitar la propagación de la covid-19 generó nuevos asentamientos informales.

La falta de dinero ya sea para cancelar o pagar alquileres obligó a las personas a buscar lugares donde vivir.

En Colón y Darién surgieron dos nuevas comunidades informales. En Panamá este, en el distrito de Chepo, se reportaron cinco nuevas comunidades informales.

En la pandemia se registraron 10 nuevas comunidades y superan las 1,100 familias.

El déficit habitacional en Panamá alcanza las 200 mil soluciones de vivienda, y explicó Paredes que dentro de las soluciones están los asentamientos que se deben regular.

“En los cinco años de la administración Varela (los asentamientos informales) muy pocos fueron atendidos y menos legalizados. Los asentamientos fueron consentidos, hubo permisividad”, aseguró el titular de Vivienda.

Las autoridades buscan articular una estrategia sobre los asentamientos informales establecidos y frenar nuevas ocupaciones de tierras en el país, sostuvieron a inicio del mes los ministros de Miviot, Rogelio Paredes, y Juan Pino, de Seguridad (Minseg), acompañados de los directores de los estamentos de la fuerza pública.

El objetivo es unir fuerzas y emprender una hoja de ruta, incorporando a entidades como la Autoridad de los Servicios Públicos, el Ministerio de Gobierno, el Ministerio de Desarrollo Social, Migración, las alcaldías y jueces de Paz, para brindar solución a los asentamientos ya registrados y frenar el juega vivo y desorden en las invasiones de terrenos estatales, que al final crean problemas sociales en las comunidades.