Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Nacional

'Es inaceptable volver al confinamiento', afirman usuarios de la Zona Libre de Colón

Chen dijo que el compromiso es de todos: la empresa en proteger a sus empleados, el gobierno en sustentar a los sin recursos y la sociedad a protegerse

Zona Libre de Colón
Los usuarios de la Zona Libre de Colón piden a la población seguir las medidas de bioseguridad para evitar un nuevo confinamiento.Archivo| La Estrella de Panamá

El presidente de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón (AUZLC), Edwin Chen afirmó este miércoles que habrá que aprender a vivir con el coronavirus y afirmó que como sociedad no podemos volver al confinamiento, "o nos morimos de hambre o de covid”, dijo.

La afirmación de Chen, surge luego de que el Ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, alertara sobre un regreso al confinamiento en el país ante el incremento de los casos positivos de la covid-19 diagnosticados este mes de noviembre. 

Para Chen, se tiene obligatoriamente que aprender a vivir con el virus y eso requiere que todos los ciudadanos de este país aporten su grano de arena en protección, usen su mascarilla, distanciamiento social, lavarse las manos frecuentemente o usar gel alcoholado: “no es una opción es una obligación”.

“Como sociedad no podemos volver al confinamiento o tiempo de cuarentena, o nos morimos de hambre o nos morimos de covid, fue una cuarentena difícil y no es una opción para nadie”, reiteró el presidente de este gremio empresarial.

Expresó que no se puede permitir que los escasos recursos invertidos por el Estado y la empresa privada, para poner en orden empresas ante esta apertura gradual, ahora por causas de un rebrote se pierdan y se malgasten.

Sostuvo además que en la medida que se controla el virus se evita la propagación. “Si hay algo que se puede hacer para resolver el problema es cuidarse y proteger a los demás, evitemos fiestas clandestinas y bajo ninguna razón hay que relajarse”, precisó.

Chen agregó que hay miles de panameños que están sin empleos y no reciben ni bolsas de comida ni el bono solidario de 100 dólares, y si les llega lo reciben cada 45 días, lo que asegura, es insostenible para una familia y los obliga a salirse de su burbuja familiar con el riesgo de contagiarse o morirse de hambre.

“El compromiso es de tres lados, la empresa en proteger sus empleados activos, el gobierno sustentar a los que no tienen recursos y la sociedad a protegerse”, concluyó el empresario.