Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Nacional

La comarca Naso Tjër-Di: los retos y desafíos de un pueblo milenario

“Hoy podemos garantizar que esas áreas protegidas ya tienen un doble blindaje con esta comarca, porque somos un pueblo milenario y la conservación de los recursos naturales es nuestra forma de vida”: Reynaldo Santana, rey naso

El presidente Cortizo visitó la región y allá sancionó la ley que la crea.Presidencia de la República

Por más de 50 años, los nasos tuvieron que luchar contra fuerzas como la del caudaloso Teribe para lograr la delimitación de su territorio, pero ahora las aguas de ese río y los consejos de la abuela —Tjër-Di— fluyen a favor de este milenario pueblo que ha conseguido la creación de su comarca.

La nueva comarca Naso Tjër-Di está dentro de los límites de dos grandes reservas naturales, el Parque Internacional La Amistad y el Bosque Protector de Palo Seco, en el centro de la cordillera central, al oeste de Bocas del Toro. Este fue el argumento de algunos sectores para negar la creación del nuevo territorio y demandaron su inconstitucionalidad.

“Hoy podemos garantizar que esas áreas protegidas ya tienen un doble blindaje con esta comarca, porque somos un pueblo milenario y la conservación de los recursos naturales es nuestra forma de vida”, expresó el rey naso, Reynaldo Santana.

“Somos los verdaderos guardianes de los recursos naturales”, aseguró el descendiente de la dinastía Santana, que ha gobernado por años ese pueblo originario.

Nasos de todas partes llegaron a Plaza del Rey.

Sus palabras fueron reforzadas con el reciente fallo del 12 de noviembre de la Corte Suprema de Justicia, al considerar, “sin lugar a dudas”, que “ancestralmente la población indígena ha preservado el medio ambiente en los lugares en que se han establecido, esto debido a que son portadores de un conocimiento milenario sobre biodiversidad, plantas, animales, agua y clima que permite el uso sostenible de los recursos a su alcance”.

Y es que los naso guardan costumbres de sus ancestros en el cuidado de la naturaleza. El Teribe y la abuela, el personaje mitológico al que llaman Tjër-Di, son para ellos lo más importante en su estilo de vida. Son celosos guardianes de este río que por años ha sido su única vía de comunicación y transporte hacia los lugares urbanos de la provincia de Bocas del Toro, y de la abuela, Tjër-Di, a la que le piden todo tipo de consejos para la vida y sus problemas cotidianos.

Nueva vida jurídica para un territorio

El presidente de la República, Lauretino Cotizo Cohen, una vez conoció del fallo de la Corte, apresuró su visita a la región para sancionar en el sitio la nueva ley que crea la comarca Naso Tjër-Di.

El pueblo naso e invitados de otros pueblos originarios celebraron el pasado viernesCedida

En Sieyic, a orillas del Teribe, cabecera de la nueva comarca, Cortizo Cohen sancionó la ley que da vida jurídica al nuevo territorio de este milenario pueblo originario.

Para celebrar la ocasión, los naso invitaron a líderes de pueblos originarios de todo el país: gunas, emberás, ngäbes, buglés y hasta afrodescendientes. Durante varios días cantaron, bailaron y danzaron en la Plaza del Rey al ritmo de sonidos de instrumentos confeccionados con madera, bambú y caracoles.

El 4 de diciembre, cuando se sancionó la ley, pobladores nasos de todas partes llegaron a la Plaza del Rey. Estaban felices. El rey Santana le agradeció al presidente Cortizo Cohen por llegar hasta su pueblo para llevar tan buena noticia y afirmó que si el 25 de octubre de 2018 “Nito” hubiera sido el presidente, jamás hubiese vetado la ley, como sí lo hizo el entonces gobernante, Juan Carlos Varela.

La nueva comarca abarca 160,616 hectáreas. Se extiende desde los límites internacionales de Panamá con Costa Rica hasta los ríos Teribe y San San. Unos seis mil nasos habitan en 16 comunidades, entre ellas San San Drury, Tiger, Bonyic, Sieyic, Santa Rosa, Tres Piedras y Sory.

El rey Reynaldo recordó a sus predecesores de la dinastía Santana que solicitaron y lucharon por la creación de la comarca: Lázaro Santana, Simeón Santana, Rufina Santana, César Santana, Tito Santana y Valentín Santana, entre otros.

A la vez, destacó el esfuerzo para la consecución de la nueva ley del exdiputado y ahora viceministro de Asuntos Indígenas, Ausencio Palacios; y del actual diputado Benicio Robinson.

El presidente Cortizo Cohen resaltó el estrecho vínculo que siempre ha existido entre los nasos y el proceso revolucionario del extinto general Omar Torrijos Herrera, a quien se le debe la construcción, en 1974, de la primera escuela en ese lugar.

Los nasos recuerdan que ellos han sido visitados por presidentes como Ernesto Pérez Balladares, Martín Torrijos y ahora Laurentino Laurentino Cortizo Cohen.

Lo que esperan de la nueva comarca

Para el rey naso, lo que esperan con la comarca es que lleguen centros de salud, más escuelas y sedes de la universidad, porque actualmente muchas familias tienen que emigrar a Changuinola para que sus hijos continúen los estudios superiores.

También en materia educativa, buscarán ahora que el Ministerio de Educación legalice en las escuelas de la región la enseñanza en la lengua naso. Ellos cuentan con alfabeto propio y muchos docentes ya han sido capacitados para enseñar el dialecto.

Además, reclaman carreteras en sus comunidades porque actualmente su vía de comunicación es el río Teribe, por el que llegan en cayucos hasta Bonyic y luego abordan transporte terrestre hacia Changuinola y otros lugares de la provincia.

El presidente Cortizo Cohen anunció que el 30 diciembre próximo se licitará, a un costo de 29 millones de balboas, una carretera de 6 kilómetros que conectará varias comunidades de la comarca.

Carpintero Santana, segundo rey de la dinastía, también señala que para mantener las tradiciones ancestrales, ahora más que nunca deben luchar contra las culturas foráneas. Recalcó que el autóctono naso es aquel que baila y canta las canciones propias del pueblo, pero sobre todo “el que es un guardián de la naturaleza”.

El segundo rey apunta que con la nueva ley deben organizar un congreso general y determinar su carta fundamental para el buen funcionamiento de la nueva comarca.

Anterior a la ley de la comarca, los nasos estaban dentro del corregimiento Teribe, perteneciente al distrito de Changuinola. La nueva ley segrega de ese distrito la comarca Naso Tjër-Di y crea una división política especial.

Los de la dinastía Santana aseguran que la comarca no será para una familia, ya que todos los nasos podrán convivir dentro de ella, respetando las reglas que dicte el congreso general.

Según la nueva ley, las tierras ubicadas dentro del territorio comarcal son propiedad colectiva del pueblo Naso Tjër-Di, quienes la administrarán, poseerán sus derechos de manera perpetua y usufructuarán con el fin de lograr su bienestar económico social, cultural y político.

Deja establecido que los títulos de propiedad y los derechos posesorios, adquiridos previos a la vigencia de esta ley, son reconocidos por las autoridades tradicionales de la comarca.

La ley reglamenta el régimen de justicia, educación, cultura y otros asuntos relacionados a la vida dentro del nuevo territorio.

El largo camino hacia la ley y rivalidades entre la dinastía Santana

Simeón, hijo de Lázaro Santana, fue quien propuso la creación de una comarca indígena en 1973, pero murió repentinamente a causa de una enfermedad. Luego Rufina Santana fue elegida reina.

Tras cuestionamientos a la reina por su labor en las comunidades, en 1988 se realizaron elecciones en las que César Santana fue electo rey. Él prosiguió con la confección y aprobación de la ley que establecería la comarca.

En mayo de 1997, el Congreso General solicita al entonces presidente de la República, Ernesto Pérez Balladares, la creación de la comarca Naso Tjër-Di, pero el 21 de enero de 1998 se crea el corregimiento de Teribe, hecho que fue protestado por el pueblo naso, en especial por el rey César, quien pide su reconsideración.

El 31 de mayo de 1998, el Consejo General escoge a Tito Santana como rey. En 2002 se intenta aprobar, sin resultados positivos, la ley de la comarca.

El 30 de mayo de 2004, se destituye al rey Tito en asamblea porque apoyaba la construcción de una planta hidroeléctrica en Bonyic, afluente del río Teribe. En su lugar, Valentín Santana lo reemplaza como autoridad.

En elecciones celebradas en 2011, Reynaldo Santana es escogido por los nasos como su nuevo rey, siendo el único monarca de América.

El 18 de julio de 2018, los diputados Ausencio Palacio y Benicio Robinson presentaron ante la Asamblea Nacional el proyecto de ley 656, que crea la comarca. Luego de aprobado en tres debates, el 25 de octubre de ese año el Ejecutivo lo veta por inexequible e inconveniente, pero el Legislativo, haciendo uso de sus facultades constitucionales, lo aprueba el 20 de febrero de 2019 por insistencia. Posteriormente, en un fallo publicado el 11 de noviembre de 2020, el pleno de la Corte Suprema de Justicia consideró que no es inconstitucional la nueva ley.

Tras largas luchas contracorriente, los nasos esperan mejores días para su milenario pueblo.