Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Nacional

Evangélicos de Panamá denuncian “ataques” de medios de comunicación

"Así como pueden haber pastores descarriados también hay periodistas descarriados", dijo el pastor Mc Collin, y acusó al director de La Estrella de Panamá de "generalizar"

Evangélicos de Panamá denuncian “ataques” de medios de comunicación
Evangélicos de Panamá denuncian “ataques” de medios de comunicaciónTomada de Twitter

La iglesia evangélica panameña exigió el nombre de los pastores involucrados en los casos de abusos a menores que estremecen el país, para aplicarles una disciplina ejemplar. Al mismo tiempo, los líderes religiosos denunciaron que han sido objeto de “ataques” por parte de los medios de comunicación.

Los pastores Orlando Quintero, Roderick Burgos y Robert Mc Collin, expresaron en una conferencia de prensa este jueves la posición de la iglesia sobre el escándalo en albergues regentados por el Estado.

“No se puede manchar el buen nombre de la iglesia del Señor, que ha hecho con dignidad y con integridad las cosas por años y que nunca nos hemos visto envueltos en este tipo de delitos”, aseguró Quintero, orador principal de la conferencia de prensa y pastor del Templo La Unción.

El religioso expresó su solidaridad con la niñez y adolescencia panameña: “Nos unimos al dolor que afecta a nuestra niñez y no estamos de acuerdo con lo que está sucediendo, rechazamos todo tipo de delito”.

Quintero matizó que debe asegurarse la presunción de inocencia a cualquier señalado en estos hechos.

El pastor afirmó que no todos los que están trabajando en albergues están haciendo las cosas incorrectamente. Pero quieren que todo lo que sucedió “salga a la luz pública” y en los casos de pedofilia se dé un castigo ejemplar.

Crítica a medios

Mc Collin, por su parte, de la Comunidad Jesús Rey de Paz, aseguró que hay periodistas que estaban haciendo un mal uso de su profesión, que una noticia a medias no era noticia, ni era veraz, ni era puntual, ni objetiva. “Es bueno que se diga el nombre de los albergues, si tienen los nombres de los que los regentan dar también los nombres de esas personas. No se puede generalizar como lo hizo un colega de ustedes”.

Mac Collin, quien es comunicador social, se refería al director de La Estrella de Panamá, Gerardo Berroa Loo, quien en uno de sus editoriales estableció que “pastores y religiosos descarriados, que dirigen esos albergues, los comercializaban al mejor postor”.

Aseguró que escribió al director del medio solicitando el nombre de los albergues y los pastores a los que se refería para realizar investigaciones y tomar enérgicas medidas de ser alguno de ellos.

“Al decir usted pastores y religiosos, generaliza. Y creo que así como pueden haber pastores descarriados también hay periodistas descarriados…”, recalcó el pastor, al tiempo que recordó que hace escazas dos semanas un colega fue condenado a 9 años por la violación de una menor de edad.

“Imagínense ustedes que empecemos a decir en nuestros púlpitos o en nuestras plazas de trasmisión y en medios sociales: los periodistas son violadores de niños. Estaríamos involucrando a todos ustedes, pero ese es un caso aislado”, advirtió.

El pastor Burgos, de la Fundación Visión, también pidió una investigación objetiva al Ministerio Público y advirtió de que el Órgano Ejecutivo, desde su presidente hasta los directores de la instituciones envueltas en escándalos, deben colaborar y, si es necesario, apartarse para permitir una investigación objetiva.

Recomendó, en esta misma línea, una revisión minuciosa de la legislación para asegurar y garantizar la protección a menores.

Finalmente, los pastores evangélicos pidieron atención profesional psiquiátrica y psicológica para los afectados en los casos de abusos, que han consternado a la sociedad panameña y ha provocado la movilización de múltiples protestas en las últimas semanas.