Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Nacional

Panamá podría inocular a población adolescente con vacuna de Pfizer

Según el pediatra infectólogo Sáez-Llorens, la FDA aprobó aplicar la vacuna en menores de 18 años. Señaló que si Panamá desea alcanzar la inmunidad de rebaño se debe vacunar a niños, a menores de 18 años de edad

Personal de salud se aplican la vacuna contra la covid-19
Para los especialista la inoculación en la población adolescente es vital para poder alcanzar la inmunidad de rebaño.Archivo / La Estrella de Panamá

El pediatra infectólogo, Xavier Sáez-Llorens, dijo que para poder alcanzar la inmunidad de rebaño, se debe incluir a la población pediátrica en el proceso de vacunación contra la covid-19, sobre todo los niños pequeños, porque también pueden ser focos de contagios de la enfermedad, pero se tiene que comprobar su seguridad y eficacia.

"La vacunación de niños vendrá seguro porque si queremos alcanzar la inmunidad de rebaño, la inmunidad colectiva, tenemos que incluir a niños, a menores de 18 años de edad, porque sobre todo en los niños pequeños la enfermedad tiende a ser asintomática o leve, y también la pueden transmitir", afirmó el infectólogo en declaraciones a TVN.

Señaló que por lo pronto se agregó a la población adolescente entre 16 a 18 años, como blanco para ser inoculada, luego de que la FDA aprobó la vacuna de Pfizer para ser aplicada en ese rango de edad, lo cual “es una buena estrategia, precisamente, para intentar disminuir la transmisión del virus en la población". 

"Quiere decir que nosotros podemos vacunar entre 16 y 18 y sabemos que los adolescentes transmiten eficientemente el virus; y de hecho quizás es una de las poblaciones que a lo mejor se relaja más en el cumplimiento de medidas de mitigación", apuntó el infectólogo.

Asimismo, indicó que la compañía Pfizer está haciendo ya estudios de la vacuna para la población entre 12 y 16 años de edad y muy pronto va iniciar estudios entre 5 y 12 años de edad; pero esa data de seguridad podría tardar entre dos o tres meses; aunque instuyó que “su eficacia va a ser muy similar a la del adulto”.

"La seguridad ahí sí nos importa mucho en la población pediátrica, porque eventualmente también se podrían incluir niños y eso facilitaría, por ejemplo, la apertura de los centros educativos a nivel nacional", expresó Sáez-Llorens.

Señaló que inicialmente se pensaba que los niños no eran transmisores tan eficientes, pero hay estudios recientes, en diferentes partes del mundo, que indican que en la medida en que han abierto escuelas y centros educativos, la tasa de infección en la población infantil ha aumentado.

“Hemos visto que donde se ha vacunado a adultos (en Israel por ejemplo) se ha bajado tremendamente la hospitalización, la infección en adultos, la gravedad en adultos, pero ha aumentado paralelamente la infección en los adolescentes y en niños",  manifestó Sáez-Llorens, y en Panamá "afortunadamente todavía es una enfermedad leve en la población pediátrica".