Temas Especiales

16 de May de 2021

Nacional

Defensores de la familia en Panamá rechazan parte de convenio que 'introduciría ideologías extrañas' al país

alianza
Juan Francisco de la Guardia Brin (c), presidente de la Alianza Panameña por la Vida y la Familia.Erick Marciscano| La Estrella de Panamá

La Alianza Panameña por la Vida y la Familia alertó este lunes a la ciudadanía a que estén atentos, tras advertir que se ha presentado nuevamente la necesidad de defender la familia natural, nuestra soberanía y los pilares de nuestra forma de vida "para que no sean manipulados por doctrinas extrañas a la conciencia cívica cristiana y republicana panameña".

La agrupación con alrededor de 20 años de lucha por estos principios, presidida por el Dr. Juan Francisco de la Guardia Brin y promotora de tres manifestaciones de rechazo a la intervención extranjera en estos temas, hacen alusión específicamente a la presentación ante la Asamblea Nacional por parte de la Canciller de la República Erika Mouynes de dos Convenciones que afirman, so pretexto de proteger derechos legítimos y rechazar actos de discriminación, también legítimos, "introducen conceptos que no están contemplados en nuestra legislación interna ni definidos en dichas convenciones y que podrían abrir al puerta a que se interpreten de cualquier manera".

De la Guardia Brin, manifestó que por eso, es necesario que los diputados rechacen todo aquello que pudiera lesionar nuestra independencia jurídica, sobre todo en materia de vida y familia. 

"Estamos a favor de proteger todos y cada uno de los derechos de nuestros adultos mayores y estamos en contra de cualquier discriminación que lesione la dignidad de los seres humanos por el motivo que sea. Pero no permitiremos que se use a ningún panameño como pretexto para introducir ideologías extrañas", advirtió de la Guardia Brin quien calificó este nuevo intento como un insulto a nuestra soberanía. 

"No dudamos que de ser necesario volveremos a las calles a manifestarnos. Queremos que los diputados sepan que deben estudiar y ver que estos tratados no vayan en contra de las costumbres y las leyes panameñas. Estamos dándole seguimiento y esperamos que esto se dé de la mejor forma", indicó de la Guardia Brin.

"El Movimiento por la Vida y la Familia constituye un espacio en el que se encarnan los valores morales y cívicos de nuestra panameñidad y en este momento salimos como guardianes de esos principios a defender nuestra forma de vida democrática y rechazar aquellas cláusulas o tratados, convenciones o convenios que vulneren los principios fundamentales de nuestra Constitución, nuestra soberanía y nuestra forma de vida familiar", indicó la organización e nu un comunicado.