25 de Sep de 2021

Nacional

Panamá logra cerrar acuerdo sobre migración irregular con Colombia

Ayer se firmó el Memorando de Entendimiento de cooperación sobre flujos migratorios irregulares, que propuso Panamá como un primer paso para atender de forma integral y responsable la situación de los migrantes en la zona fronteriza, en el marco de la segunda reunión bilateral Panamá-Colombia.

Ayer se firmó el Memorando de Entendimiento de cooperación sobre flujos migratorios irregulares, que propuso Panamá como un primer paso para atender de forma integral y responsable la situación de los migrantes en la zona fronteriza, en el marco de la segunda reunión bilateral Panamá-Colombia.

A la reunión técnica bilateral asistió una delegación panameña compuesta por miembros del equipo de Cancillería, Migración y del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) en seguimiento al encuentro, del 9 de abril de 2021 entre la canciller Erika Mouynes y su homóloga colombiana Claudia Blum.

Mediante este memorando, las autoridades colombianas compartirán con la contraparte panameña información, en un término no mayor a las 24 horas, respecto a los migrantes procedentes de Colombia que se dirigen a la frontera con Panamá.

Panamá ha estado recibiendo flujos migratorios irregulares por más de una década, llegando a su punto más alto en 2015 y 2016, cuando llegaron a más de 30,000 migrantes cada año. No obstante, durante todos estos años no se había logrado establecer algún acuerdo con Colombia sobre esta compleja situación.

“Es importante abordar la migración irregular de manera proactiva, integral y oportuna a fin de evitar que escale a una crisis humanitaria. Este enfoque cobra mayor relevancia en estos momentos, cuando por razón de la pandemia es particularmente sensible el control biosanitario”, señaló Mouynes.

La Cancillería panameña está buscando lograr la colaboración de todas las naciones de la región que están involucradas, de manera que se pueda atender de una forma integral esta problemática regional.

Recientemente Mouynes visitó los campamentos de refugiados en Darién, donde observó de primera mano la situación que se vive en el área fronteriza y conversó con los migrantes.

La delegación de Panamá estuvo formada por la directora de Política Exterior de la Cancillería, Isbeth Quiel; la directora del Servicio Nacional de Migración, Samira Gozaine, y el subdirector del Senafront, Roger Mojica. Por parte del Gobierno de Colombia su delegación estuvo liderada por el director de América, Carlos Morales; el director general de Migración, Juan Francisco Espinosa, y por Alejandra Valencia Gartner, directora de Asuntos Jurídicos Internacionales, todos del Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano.