Temas Especiales

08 de May de 2021

Nacional

Hijo de Martinelli no amerita hospitalización según examen médico

La evaluación médica fue realizada a Martinelli Linares por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses 

Luis Enrique Martinelli Linares, hijo del expresidente Ricardo Martinelli
Luis Enrique Martinelli Linares, hijo del expresidente Ricardo Martinelli, comparece ante un tribunal para conocer los motivos de su posible extradición a Estados Unidos.Esteban Biba | EFE

Luis Enrique Martinelli Linares, hijo del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), no amerita hospitalización por su estado de salud y puede seguir siendo tratando en la cárcel de Guatemala donde se encuentra recluido, según determinó un examen médico divulgado este lunes.

La evaluación médica fue realizada a Martinelli Linares por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), tras el pedido del mismo hijo del expresidente panameño a las autoridades por problemas cardíacos.

El dictamen del Inacif ya se encuentra en potestad del Tribunal Quinto de Sentencia Penal, que decidirá si descarta finalmente la solicitud del panameño o es trasladado a un hospital.

La solicitud de Martinelli Linares, de 39 años, había sido planteada el pasado 28 de abril al Tribunal Quinto de Sentencia Penal guatemalteco que lleva su proceso de extradición a Estados Unidos por lavado de dinero.

El pedido obedecía a supuestos problemas cardíacos en la prisión del cuartel militar Mariscal Zavala en Ciudad de Guatemala, donde se encuentra detenido desde julio de 2020 junto a su hermano, Ricardo Alberto Martinelli Linares, de 41 años.

Ambos hermanos fueron arrestados 6 de julio de 2020 en Guatemala a petición de EE.UU. por un caso de supuesto lavado de dinero y se encuentran en proceso para ser extraditados a la nación norteamericana, aunque su defensa ha interpuesto varios recursos legales para evitarlo.

Los hijos del exmandatario panameño se disponían a abandonar Guatemala en un vuelo privado en aquel momento cuando fueron capturados por petición de EE.UU., después de alrededor de un año en paradero desconocido.

Según la acusación de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, los hermanos Martinelli Linares son responsables del delito de conspiración para cometer blanqueo de capitales y dos delitos de ocultamiento de información a ese efecto, entre 2009 y 2015, por cifras menores a un millón de dólares.

Ricardo Alberto, cuyo caso se procesa en el Tribunal Tercero del Organismo Judicial guatemalteco, además, está procesado en Estados Unidos por dos cargos adicionales derivados del gasto del dinero blanqueado.

La extradición de los hijos del expresidente Ricardo Martinelli se dilucidará en las próximas semanas o meses, de acuerdo con los recursos planteados por la defensa de los hermanos y por el dictamen final de ambos tribunales, el tercero y el quinto.

La cárcel de Mariscal Zavala priva de su libertad a más de 200 presos de casos de alto impacto, incluidos los hermanos Martinelli y el expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina (2012-2015), tras las rejas por corrupción, aunque el exmandatario ha pasado gran parte de su estancia en la cárcel en un hospital militar por supuestos quebrantos de salud.