30 de Nov de 2022

Nacional

A segundo debate proyecto de ley que promueve la movilidad eléctrica en el transporte terrestre

El documento prohíbe la renovación de concesiones a proveedores de autobuses de combustible fósil destinados al transporte masivo de pasajeros

movilidad
El Estado deberá establecer un proceso de reemplazo progresivo de concesiones de autobuses cuya fuente energética sean combustibles fósiles, por concesiones de autobuses eléctricos.Archivo/La Estrella de Panamá

El proyecto de ley 162 que incentiva la movilidad eléctrica en el transporte terrestre y que establece prohibiciones para la renovación de concesiones a proveedores de autobuses de combustible fósil destinados al transporte masivo de pasajeros, pasó a segundo debate, tras ser aprobado en primera instancia por la Comisión de Comunicación y Transporte de la Asamblea Nacional.

La iniciativa propuesta por el diputado de la bancada independiente Edison Broce, establece un marco normativo para el desarrollo y operación de la movilidad eléctrica en la República de Panamá, rige el proceso de transformación energética del transporte terrestre de combustión interna a movilidad eléctrica y establece medidas e incentivos para fortalecer el mercado de vehículos eléctricos en el sector público y privado.

El objetivo según Broce, es lograr la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero, la promoción y aceleración del crecimiento de la movilidad eléctrica en la República dc Panamá y el uso de energías renovables como herramienta de transformación en el sistema de transporte en general.

La propuesta señala que los vehículos eléctricos, cuyos documentos de revisado vehicular cumplan con los índices mínimos de eficiencia energética y emisiones de Gases de Efecto Invernadero, gozarán de la exoneración por el pago de trámites de placa durante cinco años a partir de la fecha de compra.

Mientras que los edificios de proyectos residenciales, comerciales e instituciones públicas con una altura mayor a los 50 metros, centros comerciales y estaciones de combustible; deberán habilitar estaciones de carga de vehículos eléctricos acorde a su demanda mínima.

En tanto, los municipios, a nivel nacional, deberán incluir la instalación de estaciones de carga para vehículos eléctricos al pliego de requisitos para la expedición de permisos de construcción de edificios de apartamentos, centros comerciales e instituciones públicas.

El proyecto indica además que el Estado establecerá un proceso de reemplazo progresivo de concesiones de autobuses cuya fuente energética sean combustibles fósiles, por concesiones de autobuses eléctricos.

De igual forma, se prohíbe la renovación de concesiones a proveedores de autobuses de combustible fósil destinados al transporte masivo de pasajeros.

Mientras que la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), deberá establecer con criterio de prioridad, la asignación de cupos de taxi a vehículos eléctricos.

Además la ATTT, aplicará también el criterio de prioridad a concesionarios o prestatarios de cupos cuyas flotas de vehículos sean eléctricos. Estos deberán incluir la cantidad de flotas disponibles en los estudios previos de análisis para el otorgamiento de cupos de transporte público selectivo. 

El diputado Broce señaló que el transporte produce el 23% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, por lo que advirtió que si no se toman medidas concretas tendremos un crecimiento del 20% para el 2030.