28 de Nov de 2022

Nacional

Gremios periodísticos del país piden al Legislativo un debate justo, equitativo y participativo del proyecto de reformas electorales

Denuncian que los  retrocesos son promovidos por un grupo de diputados, aplastando con su arrogancia los consensos alcanzados en la CNRE

Crispo
Los gremios advierten que el Código Electoral sufriría un retroceso si tales reformas propuestas por un grupo de diputado, llegan a aprobarse.Larish Julio/La Estrella de Panamá

Diversos gremios periodísticos del país expresaron su "preocupación y decepción", tras las modificaciones aprobadas por la Comisión de Gobierno de la Asamblea Nacional al proyecto 544 de reformas al Código Electoral e hicieron un llamado a los diputados a despojarse de todo interés particular y político, a fin de iniciar un debate justo, equitativo y participativo.

El Consejo Nacional de Periodismo, el Fórum de Periodistas por las libertades de Expresión e Información, la Asociación Panameña de Radiodifusión y la Asociación de Periodistas de Chiriquí, en un comunicado expresaron su creciente preocupación "por la intransigencia del que ha hecho gala un grupo de diputados que se ha arrogado la tarea de elaborar modificaciones al Código Electoral".

Aseguran que estas modificaciones se han hecho desconociendo, ignorando y desechando el proyecto de ley de reformas preparado-durante meses de exhaustivos debates y consensos– por la Comisión Nacional de Reformas Electorales.

"Expresamos nuestra profunda decepción ante la innegable imposición –alejada de todo debate ecuánime y participativo – de reformas que pretenden que la normativa electoral que regirá para los procesos electorales de 2024 carezcan de la transparencia alcanzada en las últimas reformas al Código Electoral, en 2017", destacan estas organizaciones.

Denunciaron lo que consideraron un "severo retroceso" en materia electoral que sufrirían, por ejemplo, aspectos vinculados a la equidad de género o los fondos destinados a los candidatos independientes o la tecnificación de trámites que actualmente producen retrasos por validaciones manuales.

"Tales retrocesos son promovidos por un grupo de diputados, aplastando con su arrogancia los consensos alcanzados en la Comisión Nacional de Reformas Electorales", señalan.

De igual manera, manifestaron su enérgica y rotunda oposición a las normativas propuestas por los diputados en torno a la caprichosa definición de propaganda política y medio de comunicación que busca imponer la Asamblea Nacional, en un intento por controlar la libertad de expresión de los ciudadanos en general y de los medios en particular.

"Es evidente que esta pretensión se suma a la indeseable regresión que sufriría el Código Electoral si tales reformas llegan aprobarse".

Instaron a los diputados a despojarse de todo interés particular y político, a fin de iniciar un debate justo, equitativo y participativo, tomando como base las reformas electorales aprobadas –en consenso con los partidos políticos– por la Comisión Nacional de Reformas Electorales, y anteponiendo los intereses de la Nación a los de uno o más colectivos políticos".

Advirtieron que la paz social del país está en juego y desde ningún punto de vista es aconsejable alterarla, considerando la decepción generalizada, acumulada durante casi 20 meses de pandemia, con la consecuente crisis económica que sufren decenas de miles hogares panameños.

"Queremos enfatizar que nuestro gremio está definitiva e inquebrantablemente comprometido con la institucionalidad y con nuestro sistema democrático, así como con los principios y valores propios de una sociedad libre y tolerante, alejada del despotismo y la intransigencia de las que algunos políticos hacen gala, junto a su único y cuestionable logro: la traición a la voluntad y deseos de sus electores y al amor a su patria".

Indicaron además que se mantendrán en estado de alerta ante cualquier intento de socavar la paz social, a través de leyes aprobadas ilegítimamente, cuya intención sea la de favorecer el interés particular en detrimento de la voluntad de la colectividad panameña.