Temas Especiales

27 de May de 2022

Nacional

Contralor Solís ordena evaluación de los emolumentos de alcaldes y representantes de corregimiento

Según Solís, las decisiones adoptadas por cada Concejo Municipal en torno a su presupuesto, son responsabilidad exclusiva de los alcaldes y representantes

solito
Solís advirtió que cada asignación debe tener una sustentación que será revisada minuciosamente.Cedida

La Dirección Nacional de Fiscalización General, de la Contraloría General de la República, realizará una evaluación de los salarios, gastos de representación, movilización y dietas de los alcaldes y representantes de corregimiento.

La instrucción sobre este proceso de evaluación fue dada por el propio contralor general de la República, Gerardo Solís.

La asignación por parte de diversos concejos municipales de gastos de movilización a algunos representantes de corregimiento y alcaldes del país, que oscilan entre los 4 mil a 5 mil dolares, ha sido duramente cuestionada por sectores políticos y de la sociedad civil que consideran como exagerado este monto. 

En tal sentido, el contralor Solís indicó que las decisiones político administrativas adoptadas por cada Concejo Municipal con relación a su presupuesto, son responsabilidad exclusiva de los alcaldes y representantes, por el respeto a la autonomía institucional, como corresponde en un Estado de Derecho.

Esta base legal y el espíritu mismo de la Ley de Descentralización, destacó, es la que permite la asignación presupuestaria actual en el renglón de gastos de movilización.

No obstante, aseguró que cada asignación debe tener una sustentación "que vamos a revisar minuciosamente”, señaló Solís.

Por su parte, Jorge Luis Quijada, Director Nacional de Fiscalización, explicó que se hará un análisis completo de todos estos gastos para que se pueda tomar una decisión coherente y bien informada con respecto a las mismos.

"Se hará la revisión y análisis de cada uno y si son sustentados y cuentan con los ingresos para sostener estas erogaciones,” explicó Quijada.

Desde antes de 2007 durante la gestión del excontralor Carlos Vallarino se autorizó tramitar los pagos de movilización de alcaldes y representantes, tal como se venía realizando.

Mientras que en 2016, durante la administración pasada, el Consejo Municipal de Panamá acordó gastos de movilización por 3 dólares mil mensuales para cada representante.

En tanto, en diciembre de 2017 mediante otros acuerdos se aumentaron a 4 mil dólares mensuales y en diciembre de 2019 se incrementó a 5 mil mensuales. Estas asignaciones presupuestarias se habrían implementado con el refrendo delegado del excontralor, Federico Humbert.