15 de Ago de 2022

Nacional

Segundo al mando de Marina Mercante denuncia mala gestión del registro

Demóstenes Sánchez, subdirector de Marina Mercante, aseguró que no se priorizó en acciones que evitaran la pérdida de la hegemonía del registro de naves

Segundo al mando de Marina Mercante denuncia mala gestión del registro
Demóstenes Sánchez , subdirector de Marina Mercante, en 'La Estrella de Panamá'.Marlene Testa | La Estrella de Panamá

La Marina Mercante panameña no atraviesa por un buen momento. No solo ha perdido hegemonía, sino que los dos 'capitanes' del barco navegan con rumbos diferentes.

Al director de Marina Mercante, Rafael Cigarruista, le faltó voluntad y trabajo en equipo para evitar que el registro de buques del país, el aún más grande del mundo, perdiera hegemonía.

Así lo denunció a este diario, Demóstenes Sánchez, ingeniero naval y subdirector de la Marina Mercante panameña.

Sánchez responsabilizó directamente a su jefe de la pérdida de liderazgo del abanderamiento de naves debido a una mala gestión del registro. Y para hacerlo se remonta a tres años atrás. En 2018, un grupo de expertos del sector marítimo panameño colocó en la agenda el tema, explicó.

“Las cifras se estaban manteniendo, pero había algunas pérdidas, un problema de retención de la flota...”, argumentó.

Este grupo de expertos estableció una hoja de ruta para revertir el problema y evitar la caída del registro.

En un plan denominado visión 2050, que posteriormente fue adoptado como una de las propuestas de campaña del Partido Revolucionario Democrático (PRD), en poder político, el grupo de expertos planteó la necesidad de actualizar la Ley 57 de Marina Mercante y de la ley orgánica de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

Además, promovió la incorporación de métodos de pagos en línea, el uso de nuevas plataformas móviles para agilizar las respuestas a las navieras, la implementación de la carrera administrativa y mejoras al presupuesto de operación y capacitación de personal.

Pero no sé priorizó en esas acciones que debían haberse implementado en 2019 y 2020. “Se sabían los problemas y se tenían las soluciones y, simplemente había que implementarlas, pero no se hizo”, y hoy estamos asumiendo las consecuencias, reclamó el subdirector.

No fue hasta hace poco –tres años después– que el director de Marina Mercante, Cigarruista, expuso públicamente el problema.

El 14 de julio de 2022, Cigarruista reconoció que el país perdía presencia en el sector y promovió un cambió urgente en el modelo de negocios del registro de naves.

“Los otros (registros) crecen más que nosotros; al ritmo que van, nos van a pasar...”, justificó Cigarruista.

El subdirector también acusó a su jefe de negarse a realizar consultas necesarias y a no asignar los recursos para promover, comercializar y mercadear el registro.

La privatización

Aunque la industria marítima promueve un registro de buques con el modelo de asociación público-privada. Sánchez no está de acuerdo con la privatización.

Para el subdirector, no es la opción para recuperar el liderazgo. Está convencido de que la bandera del país tiene un nombre, que ha hecho a lo largo de los años, pero requiere innovar, como un valor agregado a una industria que evoluciona día a día.

“Lo primero es generar legislaciones, blindar el recurso humano técnico, y realizar estudios para tomar acciones a corto, mediano y largo plazo”, es la propuesta del segundo de Marina Mercante.

Desde 1993, Panamá ocupa el primer lugar en abanderamiento de buques a nivel mundial, después de superar a Liberia, que entonces estaba inmersa en una guerra. Irónicamente, Liberia sería quien arrebataría el liderazgo a Panamá. De acuerdo con las estadísticas de Clarkson's Research Portal, Panamá crece 1,6%, islas Marshall 2,4% y Liberia 5,5%.