07 de Oct de 2022

Nacional

Monseñor Ulloa reitera que la iglesia no convoca a los participantes del diálogo

Afirmó que los empresarios participarán en la segunda fase del diálogo como se había previsto desde el inicio

José Domingo Ulloa
Arzobispo de Panamá José Domimgo UlloaRoberto Barrios|La Estrella de Panaá 

El Arzobispo de Panamá José Domingo Ulloa reiteró que la iglesia no convoca a ningún participante a la Mesa Única del Diálogo, sino que funge como facilitador.

Esta fue la respuesta del monseñor Ulloa, quien ha encabezado el equipo facilitador de la Mesa Única del Diálogo que realiza  en Penonomé, provincia de Coclé, ante la solicitud del Consejo de la Concertación Nacional para de Desarrollo de trasladar la mesa a la ciudad capital una vez terminen los puntos en discusión  de esta primera fase.

Ulloa reiteró que la primera fase de este diálogo es entre los movimientos sociales y el Gobierno Nacional y que en la segunda fase es el Gobierno quien va a invitar a los grupos que estarán participando “y si requieren de los servicio de la iglesia como padre, como maestro, como servidora, estaremos siempre dispuestos a que los hermanos puedan encontrarse y dialogar” dijo.

Afirmó que los empresarios participarán en la segunda fase del diálogo como se había previsto desde el inicio, “ningún empresario esta excluido, desde el día uno le enviamos una carta con el itinerario de la fase 1 que esta por terminar y fase 2 donde el gobierno estará convocando a todos”.

Ademas mencionó que contrario a lo que muchos grupos han dicho de que la iglesia los han excluidos de la mesa única del diálogo, Ulloa dijo que la iglesia no ha excluido a nadie. “Desde el día uno hemos sido muy claros que en esta primera fase era con los grupos sociales y el Gobierno Nacional, ahora pronto podamos pasar a esa segunda fase para que podamos dialogar y encontrar frutos no de parchesitos, sino frutos permanentes para el bien común de todos los panameños”, remarcó.

Reiteró que no se va a excluir a nadie en esta segunda etapa de la Mesa Única del Diálogo, donde el gobierno convoca y si requieren de que la iglesia católica sea facilitadora con mucho gusto darán ese servicio.