27 de Nov de 2022

Nacional

CCIAP exhorta a que en el país se genere un ambiente propicio para mejorar la calidad de vida

Los empresarios enfatizan que las autoridades están para salvaguardar el derecho a vivir en paz y sin temores, es decir, son ellas quienes tienen que promover y garantizar seguridad integral a toda persona dentro de la geografía panameña

Fachada de la CCIAP
Cámara de Comercio apuesta por la educación y el emprendimiento para salir adelanteCedida

La Cámara de Comercio aspira que en Panamá se genere un ambiente propicio para el mejoramiento de la calidad de vida.

"Vivimos en una coyuntura con retos reales e inminentes, donde por primera vez en mucho tiempo vemos por delante un futuro incierto. Sin embargo, una de las virtudes que todavía mantenemos es el ser un país destacado por ser pacífico. Los panameños nos caracterizamos por ser una sociedad donde priva la convivencia armónica y los extranjeros que nos visitan valoran enormemente nuestra ausencia de conflicto y seguridad", indica la CCIAP, en la Cámara Opina.

Además, agrega que para poder avanzar hacia el desarrollo nacional de forma equitativa, el ambiente debe ser uno de participación constructiva y abierta, donde todos los actores aporten con un alto grado de respeto a los derechos de los demás, con el único objetivo de encontrar soluciones en beneficio de la población. Lo contrario es simplemente inaceptable.

Los empresarios enfatizan  que las autoridades están para salvaguardar el derecho a vivir en paz y sin temores, es decir, son ellas quienes tienen que promover y garantizar seguridad integral a toda persona dentro de la geografía panameña. La protección a la vida e integridad de las personas es un concepto amplio que incluye hasta el derecho a la libre circulación, y si bien hay derecho a protestar, todo aquel que atente contra lo primero debe ser sancionado ejemplarmente. En este sentido, no se pueden permitir más cierre de calles, que impidan a los estudiantes atender a sus clases, a los pacientes llegar a sus citas, al productor a poner su cosecha en el mercado, a los trabajadores llegar a sus puestos de trabajo, y otras acciones que afectan adversamente la buena marcha del país.

"Permitir que una minoría trate de imponer su voluntad fomentando el caos significa hacer a nuestra institucionalidad cómplice de alterar la dinámica social que por voluntad mayoritaria están llamados a salvaguardar. No puede haber más condescendencia con actos que atenten contra los derechos de la mayoría. Amenazar con tomar acciones unilaterales para afectar al país es irresponsable", señala el texto.