29 de Sep de 2022

Nacional

Abogados defensores refutan los señalamientos del Ministerio Público en caso Odebrecht

El abogado Pedro Meilán pidió a la jueza Baloísa Marquínez sacar a los imputados que no tienen responsabilidad

Baloisa Marquinez
La jueza Baloisa MarquinezMP

La audiencia preliminar del caso Odebrecht, en el cual se señala a los imputados la presunta comisión del delito de blanqueo de capitales, continuó este viernes los alegatos de la defensa.

Para esta oportunidad el abogado Pedro Meilán pidió a la jueza Baloísa Marquínez, del Juzgado Tercero Liquidador de Causas Penales del Primer Circuito Judicial de Panamá, sacar a los imputados que no tienen responsabilidad, o que por una mala actuación o un error, no se hicieron las cosas bien, porque “no se puede seguir protegiendo o llevando las cosas hasta final para los medios de comunicación”.

“Dicen cosas aquí y se molestan cuando uno les arrebata los argumentos, porque aquí la idea es vender que todos los imputados son culpables y que todos tienen que ser llamados a juicio, porque ellos saben que si eso no pasa les cae la responsabilidad solo a ellos, pero también son expertos en tirarle la responsabilidad a los jueces porque a veces cometen los errores, pero después dicen que fue el Órgano Judicial. Además, tenemos un tema muy serio en la opinión pública, donde hay periódicos que dicen una cosa y periódicos que dicen otra, y al final la sociedad está confundida de lo que realmente pasa”, dijo el abogado.

Sus argumentos se dan a la luz de su defendido, el abogado español Javier Díaz Torres, quien está imputado por blanqueo de capitales por su vinculación a la compañía BPA Services y por hacer la solicitud de creación de las sociedades anónimas AEON Group y Pachira, que supuestamente recibieron dinero ilícito de la caja 2 de Odebrecht.

Meilán sostuvo que el trabajo de su cliente era enviar los email, presencial o las llamadas telefónica a una de las cinco firmas de abogados en Panamá con las que trabaja BPA Services para la creación de sociedades anónimas, ya que dichos bufetes eran los encargados de poner el nombre, las acciones, decidían el capital social, la duración, inclusive ofrecían el servicio de dignatarios y directores. Lo único que la firma de abogados no manejaba era los beneficiarios finales.

Defendió que su cliente no cobraba, no era beneficiario ni intermediario ni dignatario ni director de esas sociedad anónimas, y más aún cuando el contacto directo con los bufetes panameños era Cristina Lozano, que era la encargada de hacer los contratos. Señaló que no fue mencionado por André Rabello, por Olivio Rodríguez ni por Andrés Moses.

“Yo no veo nada en la indagatoria que a mi cliente hay que imputarlo o encontrarle el delito tipificado. Solo veo que lo mencionan como la persona que participó en la confección de la sociedad Aeon Group porque la solicitó a través de un correo y la propia fiscalía dice que solo era empleado y pagaba las tasas únicas”, sostuvo Meilán.

Mientras tanto el abogado Alexander Allard, de la defensa de Norberto Sanguinetti y Frances Xavier Pérez Giménez, exbanqueros de la Banca Privada de Andorra, cuestionó en su alegato que si Odebrecht utilizó dinero ilícito, ¿cuál es ese dinero?, ¿todo es de la caja 2? o ¿a qué banco se transfirieron? Porque en la lectura del expediente no vio esos detalles.

En el caso de Sanguinetti comentó que no entiende qué figura de participación criminal usó la fiscalía para imputarle cargos por blanqueo de capitales, porque no se indica si fue uno de los estructuradores, financieros o gestores.

Por su parte, “a Pérez Francis, quien fue señalado como estructurador y no hace sociedades, la fiscalía no le ha encontrado bienes o dinero procedente del delito imputado”, dijo Allard.

Los alegatos de la tarde estuvieron a cargo del abogado Marcos Vásquez, defensa del corredor de seguro Alejandro Stanziola Conte; el abogado Fernando Morales Magallón en representación de la defensa técnica de José Domingo Arias; el abogado Joy Paul Torres en representación del ciudadano uruguayo Juan Francisco Mutio Cerreira.

Durante la jornada de este viernes, el abogado Basilio González, abogado del exministro de Obras Públicas Jaime Ford, y del empresario Aaron Mizrachi, solicitó a la jueza el sobreseimiento de manera definitiva, devolución de la fianza, y que se levanten los cargos que hay en su contra.

El abogado denunció que durante las investigaciones contra Ford se dieron irregularidades y manipulación, porque no se le ha encontrado ni bienes ni dinero procedentes del dinero ilícito de Odebrecht, tras ser vinculado como propietario de una sociedad anónima y mantener cuentas en el extranjero.

La misma situación, según el abogado, se replica con Mizrachi a quien la fiscalía lo vincula por recibir dinero de Odebrecht para la campaña política del expresidente Ricardo Martinelli. Sin embargo, dijo que “la fiscalía no ha podido justificar el delito porque no hay ningún delito”, porque su cliente no era servidor público, no lucró ni se quedó con algún dinero ilícito.

“Hay ausencia del aspecto objetivo de estos delitos”, puntualizó González.