Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Polígrafo

Autoridad de Aduanas licitará millonario proyecto para asegurar la trazabilidad de contenedores

Se trata de la instalación de antenas en puntos estratégicos que permitirán seguir el trayecto del contenedor a nivel nacional. A un costo de $75 millones financiado por el BID, pretende minimizar el paso de contrabando y drogas

Autoridad de Aduanas licitará millonario proyecto para asegurar la trazabilidad de contenedoresLarish Julio | La Estrella de Panamá

Durante la ley seca establecida para controlar la pandemia, en los primeros meses de confinamiento, cigarrillos y licor de contrabando fueron los artículos más decomisados por la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA). Para lograr un control efectivo de los artículos que entran y salen del país, es necesario contar con personal íntegro, equipos especializados incluido el mantenimiento sin importar la administración de turno, capacitar a los funcionarios y mantener una norma que agilice el sistema logístico frente a los competidores de Panamá. Tayra Barsallo, al mando de la institución, avanza sobre las inversiones que tiene en la mira la institución para contrarrestar el contrabando y el tráfico de drogas en los puertos. Como ejemplo comenta la compra de más escáneres, aparatos que en el pasado ni siquiera se instalaron en los puntos destinados. Entre otros planes pretende mejorar la trazabilidad de los contenedores. Inversiones millonarias que requieren de un monto inicial, y posteriormente otro dedicado exclusivamente al mantenimiento para amasar su efectividad. De lo contrario, estas mejoras bien intencionadas podrían interpretarse como un negocio oportuno para garantizar la seguridad de las fronteras, pero al descontinuar su mantenimiento, como ha sido la experiencia en el pasado, el único que se beneficia es el crimen organizado.

Durante la pandemia, ¿cuál fue el comportamiento del contrabando?

Aduanas no se ha detenido, hemos trabajado durante toda la pandemia en forma permanente. Lo cierto es que el porcentaje de importaciones y exportaciones bajó, como en todo el mundo. Por lo tanto, si antes se revisaban diez contenedores ahora se revisan seis aproximadamente. Disminuyó la cantidad de la generalidad. Pero hemos perfeccionado la trazabilidad para mercancías ilícitas, como el contrabando de tabaco y el cigarrillo. Fue una de las mercancías que más pudimos contener su distribución de manera irregular, tanto por tierra como por vía marítima. Tuvimos muchos casos positivos que dieron como resultado la incautación y apertura de procesos en el Ministerio Público, que en su totalidad pueden sumar más de $25 millones en dinero que no va a entrar al crimen organizado. Igualmente tenemos el contrabando de licores que siempre se da, pero cuando tuvimos la ley seca se incrementó y tuvimos muchos casos positivos. De igual manera la falsificación de mercancía; hubo casos gracias al intercambio de información y perfilamiento y análisis de riesgo que se ha efectuado a los consignatarios que traen esta mercancía. Yo creo que la Fiscalía de Propiedad Intelectual tiene bastante trabajo con todo lo que confiscamos.

¿Como se comportó el tráfico de drogas en tiempos de pandemia?

Tenemos varios puestos de control en Guabalá, Divisa, Paso Canoa y los puertos. El trabajo de perfilamiento con el programa control de contenedores, de intercambio de información, han dado como resultado un trabajo exitoso. Panamá va a superar las incautaciones de otros años, lo ideal es que no se trasiegue, pero Panamá está en una posición geográfica que es un hub logístico hacia Europa y Centroamérica, y hay que trabajar y enfrentar el tráfico con los estamentos de seguridad y organismos internacionales. Tenemos escáneres en varios puertos, se hacen los análisis de riesgo y a través de estos se hace una revisión no intrusiva de los contenedores. Para el próximo año vamos a contar con otros escáneres que van a estar ubicados en otros puntos estratégicos en el país, así como también seguimos empujando las obligaciones que tienen las empresas portuarias con los servicios de control y vigilancia aduaneros que tienen que proveer a la autoridad con las herramientas necesarias para realizar nuestro trabajo. En esto consisten los escáneres. Prontamente los puertos estarán haciendo inversiones importantes de escáneres que nos van a posicionar como un país de avanzada de seguridad para la detección de drogas, contrabando, materiales de doble uso y amenazas radiológicas. Ahora tenemos dos portales radiológicos y esperamos uno más, y en el caso de tener amenazas terroristas o asimétricas en nuestro país, estamos preparados con equipo para enfrentar una situación de esa envergadura.

“Hemos hecho un trabajo con los aforadores que son los que revisan la clasificación y los aranceles de la mercancía. Los hemos llevado a capítulo exigiendo mayores respuestas en las diferentes áreas”

En este momento todo mundo necesita dinero, es posible que el contrabando y la coima incrementen, ¿cuáles son los programas para evitarlo?

De prevención tenemos el programa Aduanas 24/7 con propósitos educativos sobre el contrabando y sus consecuencias. El perfilamiento con el sector agropecuario se ha trabajado con el resto de las instituciones involucradas para tratar el tema del contrabando de carne, de cebolla, de tomate y pepino. En frontera tenemos productores vigilantes formados por cinco comités que están al tanto de situaciones y cuando consideran que puede ser un caso de contrabando nos informan y hacemos una investigación. En Zona Libre de Colón estamos trabajando para tener una trazabilidad de las mercancías que entran y salen. Tenemos el tema programa integral de logística aduanera en el que vamos a sacar a licitación las antenas RFID que van a estar ubicadas en las diferentes rutas fiscales del país y le vamos a poder dar trazabilidad a los transportes de carga internacional. Saber si los tiempos que demoran de un lado a otro son razonables y en caso de que se demoren, hacer la advertencia de análisis de riesgo para detenerlos. También tenemos el proyecto de centro de monitoreo de los escáneres. Tendremos un chip o tag en los vehículos. Eso quiere decir que cuando un documento de declaración lo tenga un transportista, el vehículo tiene que coincidir con el contenedor y con la carga, es decir, que en el sistema podremos dar trazabilidad a la carga y al vehículo en tiempo real. Tenemos ya más de 1,500 vehículos a los que se les ha puesto el tag. Los términos de referencia para licitar las antenas, estamos ubicando el mejor lugar para instalarlas porque los vehículos tienen que pasar a cierta velocidad, así que en los puntos fronterizos van a estar conectados al centro de monitoreo. La licitación debe salir en menos de dos meses; hace falta una gira a Chiriquí para determinar los puntos donde deben ir esas dos antenas. Eso está financiado por el préstamo del BID de $75 millones.

Autoridad de Aduanas licitará millonario proyecto para asegurar la trazabilidad de contenedores

Hay algo que es real, se han comprado escáneres que jamás se usaron, no se les da mantenimiento, esto parece más un negocio a costa de querer cuidar las fronteras antes que proporcionar seguridad al país...

Los escáneres se adquirieron para la Zona Libre cuando no era nuestra administración, pero no se les dio mantenimiento y quedaron en desuso. Pero en esta administración estamos exigiendo al menos dos años de mantenimiento para los equipos, y el Ministerio de Economía y Finanzas es consciente de que el mantenimiento del equipo es una inversión que redunda en beneficio de la seguridad nacional. Así se ha demostrado cada vez que he tenido que defender el pago de los proveedores que nos dan ese servicio, así como también la capacitación del personal que sepa manejarlo. Cuando detectamos un contenedor con droga, estamos hablando de millones de dólares que no ingresan al crimen organizado y miles de personas que no la van a consumir.

Del total de la plaza de contenedores se escanea el 2%, ¿hay interés en aumentar el escaneo de los contenedores?

Lo importante es el buen perfilamiento. Si perfilas bien los contenedores no importa la cantidad sino la positividad de los resultados del perfilamiento. Tenemos un equipo interdisciplinario verificando este trabajo para saber cuáles se escanean.

Hace décadas que en el aeropuerto de carga de Tocumen no se instalan cámaras de vigilancia. Hasta ahora no se ve interés, ¿por qué?

Tenemos una serie de planes de modificación e incluso Aduanas estará con Cotel dentro del aeropuerto de Tocumen de carga y vamos a escanear toda la mercancía que entra por Cotel. Ya tenemos los escáneres listos para instalar y también el plan de la instalación en el lugar. Hay que seguir fortaleciendo, invirtiendo en tecnología, pero se mantienen los controles de incautación, sobre todo de mercancía falsificada y medicamentos. Eso ha sido muy interesante, y estamos tratando de llevar un mejor control con las empresas courier quienes llevan la carga aérea.

¿Y las cámaras?

La seguridad dentro de los perímetros de Tocumen carga aérea corresponden a Tocumen, S.A. y ellos tienen planes de expansión para una zona franca aeroportuaria que están desarrollando, y en ese plan maestro se incluyen medidas de control para todas esas áreas.

En Aduanas el factor de la discrecionalidad afecta la implementación de la ley y muchas veces motiva a la coima, ¿cómo se evita la discrecionalidad para minimizar la corrupción?

Hemos hecho un trabajo con los aforadores, quienes son los que revisan la clasificación y los aranceles de la mercancía. Los hemos llevado a capítulo exigiendo mayores respuestas en las diferentes áreas. Tenemos un plan piloto para revisar el trabajo de los aforadores, los capacitamos y tenemos un programa con el Fondo Monetario Internacional para hacer auditorías posteriores y estamos incentivando los controles de fiscalización aduanales pre y posteriores, así que en el caso de que un aforo no se haya dado correctamente, nuestro equipo de análisis de riesgo lo puede verificar y posteriormente hacer los correctivos.

Aduanas no era considerada una institución de seguridad, eso cambió después, pero en la administración anterior prácticamente se delegó al Consejo de Seguridad esta tarea, ¿en qué posición queda la institución?

Nosotros tenemos un fortalecimiento en la unidad de transparencia comercial. Somos quienes tenemos que responder por el tema GAFI, por el tema de blanqueo de capitales. Realizamos capacitación de personal, manuales de procedimiento, interdicción de casos de dinero que entren al país, en caso del oro o instrumentos no negociables. Es un tema de seguridad nacional, porque evitar el blanqueo de capitales es un tema de esa naturaleza. Igualmente nosotros somos quienes debemos detectar la introducción de mercancía de doble uso y el terrorismo. No hemos dejado de hacer nuestro trabajo.

¿Cómo puede garantizar que en aduanas no hay corrupción para el paso de mercancía ilícita?

No lo puedo garantizar. La única manera de combatirlo es cuando las personas y los comerciantes lo denuncian. En caso que se dé y no lo denuncien es sumamente difícil. La transparencia a través de tecnología y revisar una vez más los trámites, revisar que lleven firma, y cuando se detectan anomalías se hacen procesos en el comité disciplinario. Tenemos bastantes abiertos en este momento. Cuando se tiene conocimiento de eso, se pone en auto a la institución competente o se hacen investigaciones internas.

Autoridad de Aduanas licitará millonario proyecto para asegurar la trazabilidad de contenedores

¿Cuántos casos tiene abiertos ahora?

Estamos hablando que a la gente no le gusta hacer denuncias. Sin ponernos en conocimiento se nos hace difícil hacer un proceso. Existen personas que hablan, pero no aportan pruebas y nosotros hacemos rotación de personal, verificación del perfil que tenemos en diferentes lugares y de alguna manera hacer capacitación en temas de transparencia. En este momento tenemos por lo menos 15 casos disciplinarios, se han desvinculado más de diez y hay tres procesos en el Ministerio Público.

El programa TPU que se tiene en conjunto con los estadounidenses, ¿cuántas investigaciones han emanado de los inspectores panameños?

Tengo una buena relación con el Programa Desarrollo Cooperativo de Estados Unidos, nos están ayudando bastante y poco a poco han tenido la confianza de intercambiar información y tenemos más de 200 casos de importación de vehículos de Estados Unidos que no han pagado impuestos. En ese tipo de casos nos manejamos con ellos y nos dan toda la información.

Precisamente, la información siempre viene de afuera, no veo curiosidad del funcionario panameño para encontrar los casos sin esperar que le llegue de afuera...

Esto ya es distinto, tenemos un equipo profesional que no solo trabaja con Estados Unidos, sino con la Unión Europea y países como Chile, Bolivia, Colombia, Gran Bretaña. Nuestro socio principal es Estados Unidos, pero, por ejemplo, con Colombia hemos tenido incautaciones de cigarrillos gracias al intercambio de información que sale de la inteligencia de esos departamentos. Los resultados son significativos y da gusto apoyar y capacitar a una institución que está dando resultados.

Panamá presume de ser un centro logístico internacional, pero en este año la frontera tico-panameña en Paso Canoas se ha paralizado en cuatro ocasiones...

Es lamentable que se hayan dado estos cierres durante estos meses; ha estado cerrada aproximadamente dos meses y medio. La primera vez fue por razones de las medidas de bioseguridad que interpuso Costa Rica, en las que prohibía el paso de los transportistas internacionales y obviamente fue una situación que afectó todo Centroamérica. Posteriormente se dieron los problemas con respecto a los lineamientos de bioseguridad y los decretos que había instaurado el Gobierno de Costa Rica. El tercer cierre fue porque nuestros transportistas todavía se sentían en situación injusta con sus pares al transitar por Costa Rica, y la cuarta fue por los problemas económicos y sociales que está viviendo ese país. En ese tiempo y a raíz de la pandemia, Panamá ha tenido que interponer medidas de reciprocidad con Costa Rica y en ese proceso hemos estado negociando para lograr el balance de modo que se respete la posición de los transportistas panameños. Igualmente se busca la manera de facilitar el comercio, mantener la frontera abierta y el flujo de la carga que llega a Centroamérica a través de las reexportaciones de la zona franca. Para nosotros, como parte de la Unión Aduanera, de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, es importante mantener las fronteras abiertas. Por eso hemos instalado una mesa de trabajo con los transportistas panameños para mantener los mejores intereses dentro de nuestras discusiones a nivel centroamericano y bilaterales, para lograr una defensa para nuestro sector, pero buscando un balance adecuado.

AUTORIDAD DE ADUANAS

Tayra Barsallo fue designada en el cargo en julio de 2019

Nombre completo: Tayra Ivón Barsallo.

Nacimiento: 25 de octubre de 1974, Panamá

Ocupación: abogada

Resumen de su carrera: Licenciada en derecho y ciencias políticas egresada de la Universidad de Panamá, obtuvo maestría en asuntos legales internacionales (LL.M.) de la American University (Washington College of Law). Estudios sobre derecho migratorio de Estados Unidos de la American University (Washington College of Law), administración de proyectos en la University of Louisville / Project Management Institute, ciudad de Panamá y relaciones internacionales en la Universidad de Panamá.

Ha participado en cursos como: International Migration Law Course en el Internacional Institute of Humanitarian Law/ IOM, San Remo, Italia; Curso Regional de Centroamérica “Respuesta civil-militar al terrorismo” en El Salvador; curso “Legal Aspects of Combating Terrorism” en el Instituto de Estudios Legales Internacionales de Defensa de Newport, Rhode Island, Estados Unidos.

Ocupó el cargo de subdirectora general del Servicio Nacional de Migración (septiembre 2007 – junio 2009) en la que fue encargada de la redacción, divulgación, discusión e implementación de la nueva legislación migratoria (Decreto Ley 3 de 2008) y del desarrollo de los proyectos internacionales de la institución; asesora legal del viceministro de Gobierno y Justicia, abril 2006 – septiembre 2007 y asesora legal del ministro de Gobierno y Justicia, 2004 - abril 2006.