Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Política

‘Les avisé en noviembre’

PANAMÁ. Hotel Marriot, 11:00 de la mañana. El salón de conferencias estaba colmado de gente. ¿La causa? Un foro sobre libertad de pre...

PANAMÁ. Hotel Marriot, 11:00 de la mañana. El salón de conferencias estaba colmado de gente. ¿La causa? Un foro sobre libertad de prensa. Entre los presentes estaba la procuradora general de la Nación, Ana Matilde Gómez. Versiones periodísticas la vinculan a ella también al “Murciagate”. Nunca ha hablado sobre esto.

-¿Es cierto que usted estuvo hospedada en el Sheraton, en el mismo piso que David Murcia del 1 al 4 de noviembre del 2008?

-Es que yo cumplo años el 5 de noviembre. Entonces mi esposo consideró que era un buen regalo. Yo no quería cocinar el 5.. Sí, nosotros estuvimos hospedados ahí para mi cumpleaños.

- ¿Por qué eligieron el Sheraton y no otro lugar?

- Yo cumplo el 5 de noviembre y no tengo casa de playa ni tengo casa de campo, y el regalo de mi esposo fue que nos quedáramos hospedados allí.

- ¿Conoció a Murcia?

- Yo solamente sé que después del 19 de noviembre, cuando capturaron al Sr. Murcia, pudimos saber que era él, quien estaba hospedado en el mismo piso que estábamos nosotros.

- ¿Usted reconoció a los SPI?

- No, pero mis escoltas sí. Entonces supusimos que había algún ministro.

- ¿Le avisó a alguien cuando ellos les dijeron?

- Ya declaré respecto a esto...la información que nosotros manejamos se pasó para que se hicieran las verificaciones y ya ese tema lo expliqué....Si le parece podemos ir terminando..

- ¿Pero cuándo se enteró usted que era Murcia y no un ministro, el custodiado por los SPI?

- El 19, cuando se hace pública su detención. Entonces uno de mis escoltas me dice: “Sra. procuradora, ese es el joven que estaba hospedado en el Sheraton”. Inmediatamente se hace la comunicación con el gobierno para que pudieran hacer ellos las averiguaciones, y lo demás ustedes ya lo saben porque es público.

Luego, lo inesperado. Al realizar una de las últimas preguntas, la procuradora Gómez, en medio de un foro de libertad de prensa, exigió que se dejara de grabar. Y no sólo eso. Dijo que esta periodista la estaba “acosando” con las preguntas, —como si ese no fuera el trabajo de todo periodista—. Y entonces mandó a llamar con uno de sus escoltas al gerente general de este grupo editorial.

- Hay una periodista que está pidiendo información con mucha malicia, como si quisiera hacerme daño, dijo la procuradora delante de otros periodistas, que no daban crédito a lo que veían y escuchaban.

¿CUÁNDO SE ENTERARON?

Las declaraciones de la procuradora vienen a demostrar lo que hasta ahora no se ha dicho. Que desde noviembre del 2008 el gobierno panameño estuvo en conocimiento de algo que sólo saltó a la luz luego de las explosivas denuncias de Murcia.

Entre noviembre del 2008, cuando Murcia fue detenido y los primeros días de marzo del 2009, cuando se dieron a conocer las entrevistas desde La Picota, pasaron más de cinco meses. Vale recordar que el gobierno negó de plano las declaraciones del colombiano. Rafael Mezquita fue la voz temblorosa de una administración que se veía entre la espada y la pared. “La única participación que ha tenido un estamento de seguridad en Panamá con el señor David Murcia Guzmán fue durante su arresto”, declaró Mezquita, funcionario de un gobierno que hacía cinco meses sabía sobre los hechos.

Sabiendo ahora que la propia procuradora de la Nación le había pedido al gobierno que investigara el hecho que ella había visto con sus propios ojos. Las preguntas vuelven a resurgir. El gobierno decidió aceptar los hechos sólo luego de que Mireya Moscoso hiciera público el affaire de sus custodios Fernando Aguilar, Rodrigo Ureña y Andrés Araúz con Murcia. Siempre han dicho que fue ese día el día fatal en el que se enteraron que Aguilar y el resto de los custodios habían estafado la buena fe de la institución. Ahora se sabe que eso no es así. ¿Por qué el gobierno no investigó y separó a los SPI en noviembre del 2008? ¿Será que lo sabían desde antes, incluso del aviso de la procuradora general de la Nación? La Estrella intentó comunicarse con Rafael Mezquita, con Rodríguez Auerbach y con Darío Arcia para saber qué tenía el gobierno que decir sobre el tema. No hubo forma de comunicarse con ellos.