Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Política

Alcalde sale victorioso

PANAMÁ. La polémica que inició el pasado domingo en la sesión extraordinaria del Consejo Municipal capitalino, culminó ayer con la aprob...

PANAMÁ. La polémica que inició el pasado domingo en la sesión extraordinaria del Consejo Municipal capitalino, culminó ayer con la aprobación de los tres polémicos proyectos que incluyen contratos directos para la Villa Navideña en la Cinta Costera.

La votación resultó en 14 votos a favor, 4 en contra y cero abstención. Seis ediles perredistas votaron a favor. Con ello el alcalde Bosco Vallarino alzó los brazos victorioso, puesto que el representante de Río Abajo por el PRD, Javier Ortega, lo había acusado en la sesión dominical de “soborno” a varios concejales para lograr esta aprobación.

LAS OBJECIONES

Algunos ediles del PRD encabezados por Ortega creen que “la administración municipal pretendía negociar los acuerdos mediante contrataciones directas que podrían beneficiar a algunas empresas particulares”.

Ortega al momento de hacer su votación, expresó que no emitiría su voto, porque tenía dudas sobre los proyectos.

Entre tanto, Carlos Pérez Herrera y Quibian Panay, sostuvieron que el alcalde Vallarino había señalado inicialmente en el pleno que todos los costos de la Villa Navideña serían sufragados por la empresa privada y ahora resulta que la Alcaldía será la que costeará la inversión.

La fiesta navideña en la Cinta Costera se calcula en unos 350 mil dólares. El PRD dice que son $500 mil.

BOSCO SE DEFIENDE

Vallarino dijo que las declaraciones de Ortega no solo le habían insultado su honorabilidad, sino que han puesto en duda la de otros concejales del propio PRD. Aseguró que él no actúa de la manera que piensa Javier Ortega. “Yo no compro a nadie, yo utilizo la razón, cada ladrón juzga por su condición”. Bosco dijo sentirse como un “Rocky” y alzó los brazos al referirse a Ortega, tras la votación acalorada de ayer.

Ante esto, el CEN del PRD afirma que los contratos no cumplen con los trámites que la Ley establece y evaden la evaluación previa de la Comisión de Hacienda.

Hicieron un llamado a los ediles de su bancada para que no sigan avalando la conducta inmoral del alcalde y recordarles que el torrijismo no tiene precio y que no hay chequera que pueda comprarlo. Por otro lado un grupo de empleados de la Alcaldía presentó una denuncia ante la Procuraduría de la Administración contra la administración alcaldicia por la retención ilegal de salarios.