Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Política

Tras el sueño de la equidad

PANAMÁ. Mariana aspiraba a convertirse en la presidenta de su partido político. Llevaba años coordinando las campañas de su copartidario...

PANAMÁ. Mariana aspiraba a convertirse en la presidenta de su partido político. Llevaba años coordinando las campañas de su copartidarios, congresos, reuniones, pero luego de dos años decidió que era el momento de salir de las sombras. Aunque sabía que su contrincante tenía todo el apoyo de la cúpula de su partido, ella estaba dispuesta a “jugarse” esa carta.

En su camino tuvo que esquivar muchas piedras, obstáculos, que sus propios copartidarios le ponían, simplemente por ser mujer. Sus adversarios le ofrecían puestos, después de todo era mujer, y “no subiría la loma”, pero Mariana dijo que no, y se aventuró en unas cruentas elecciones internas.

Al final Mariana perdió, pero la experiencia y los golpes que le dejó la contienda, no solo confirmaron que todavía existen muchos obstáculos para las mujeres que quieren participar en la política, sino que la impulsaron a luchar porque las mujeres tengan su espacio.

Como Mariana muchas mujeres viven esa realidad.

Solo basta con mirar la trayectoria de políticas como Balbina Herrera, Gloria Young, o incluso simplemente admirarse con el coraje de una mujer que desafió las leyes de su pueblo, donde las mujeres no tienen ni voz ni voto, la diputada Vilma Montezuma de la comarca Ngöbe Buglé. “Para llegar, tuve que vencer muchos obstáculos, enfrentarme a los hombres de la comarca, y exigirles voz”.

Esas historias llenas de perseverancia, son muestras de que todo esfuerzo tiene su recompensa. Son hoy el estandarte de 57 mujeres, que a viva voz exigirán a partir de enero de 2010, la equidad.

EL PODER DE LAS MUJERES

La meta es conseguir una participación activa de mujeres políticas en las próximas discusiones sobre reformas al Código Electoral, donde se planteará cambiar ese 30% de participación femenina en los partidos políticos a un 50%.

Pero el reto mayor trasciende la obtención de un porcentaje por ley. Conseguir la equidad es más que nada lograr que la ley se cumpla. Que existan sanciones para los partidos políticos que no cumplan con esta disposición, tal y como existe en varios países del mundo, donde la presencia de mujeres en puestos públicos alcanza un 21%. En Panamá, no solo es mucho menos, sino que se redujo a un 7%, en estas últimas elecciones.

“Esa brecha que existe entre hombres y mujeres en la política panameña va a romperse”, aseguró la ex diputada Gloria Young, coordinadora del II Diplomado Internacional por competencias en estrategia de campañas electorales para mujeres, donde por dos meses brindó capacitación a decenas de mujeres que anhelan ser los artífices de un cambio en la sociedad.

Noventa horas donde las participantes aprendieron desde cómo instalar una campaña electoral, cómo maquillarse, vestirse y expresarse ante las cámaras y el público, hasta conseguir financiamiento para las campañas.

Guiadas por destacados profesionales panameños y extranjeros, las participantes compartieron sus experiencias.

TRASLADANDO EXPERIENCIAS

Conseguirlo no es fácil, apuntan expertas internacionales como la ex diputada del congreso español Begoña Lasagabaster, o la diputada ecuatoriana María Paula Romo, quienes agregan que no se trata solo de igualar el marcador. “Existen muchos factores que hay que vencer en el camino”, dijo la diputada vasca.

Ambas coinciden en que los obstáculos van más allá que las cuotas. “Nosotras mismos debemos sacar de nuestra mente que no podemos hacerlo”, señala Lasagabaster.