Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Política

‘Ex funcionario me amenazó’

PANAMÁ. El procurador General de la Administración, Oscar Ceville, salió al paso para negar toda la información que fue publicada en un ...

PANAMÁ. El procurador General de la Administración, Oscar Ceville, salió al paso para negar toda la información que fue publicada en un diario de la localidad donde se denuncia que supuestamente había dado órdenes de intervenir los teléfonos de Ligia Landau, quien fue la secretaria ejecutiva de la ex procuradora Alma Montenegro de Fletcher; y de ex y actuales funcionarios de la Procuraduría General de la Administración (PGA).

Ceville, conocido como un funcionario de muy pocas palabras y que no da entrevistas a los medios, se mostró diferente ayer, cuando convocó a una conferencia de prensa para dar su versión de los hechos.

Dijo que el 28 de julio de 2008 destituyó al jefe de Seguridad de la PGA, Jorge Ábrego, por haber colisionado un vehículo de la institución estando en estado de ebriedad, hecho ocurrido el 19 de julio de ese mismo año y que, según versiones de otros funcionarios que acompañaban al jefe de seguridad, esa noche Ábrego se encontraba en la cantina ‘La Mayor’ en El Terraplén.

Agregó el procurador Ceville que meses después que lo destituyó, Ábrego le envió una nota en la que le solicitaba ‘negociar’ o, de lo contrario, divulgaría algunas grabaciones que supuestamente habían sido solicitadas por orden del mismo procurador sobre algunos funcionarios de la institución

De no aceptar la negociación, señalaba Ábrego en su documento, él estaba cien por ciento seguro que existían varias personas que sí querrían negociar este maletín y su contenido.

Entre ellos estaban, por ejemplo, la ex procuradora Alma Montenegro de Fletcher y el actual magistrado de la Corte Suprema de Justicia Víctor Benavides.

Luego de haber recibido la nota de Ábrego, Ceville se puso en contacto con el entonces presidente de la República Martín Torrijos, quien lo remitió ante Eric Espino, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad, para que investigara al jefe de seguridad de la PGA.

Recuerda el procurador Ceville que Espino le comunicó que Ábrego había actuado en un ‘momento de desesperación económica’ y que por ‘humanidad no precederían legalmente’, por lo que, asegura el procurador, no procedieron y todo terminó con la respuesta del miembro del Consejo de Seguridad designado para la investigación.

RELACIÓN CEVILLE - ÁBREGO

Jorge Ábrego fue contratado cuando Oscar Ceville asumió como procurador de la Administración para que hiciera una limpieza electrónica a la PGA (trabajo que realizan expertos en seguridad para detectar si en una oficina hay micrófonos ocultos o para comprobar si alguien puede estar haciendo grabaciones a teléfonos sin autorización), luego de la salida de la procuradora Alma Montenegro.

Afirma Ceville que luego de ese trabajo, contrató a Ábrego como jefe de seguridad de la PGA.