Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Política

Caminando hacia la equidad de género

PANAMÁ. Eran las 9 de la mañana del 2 de mayo de 1924. En una ciudad de Ecuador, apenas se abrían los registros para iniciar las eleccio...

PANAMÁ. Eran las 9 de la mañana del 2 de mayo de 1924. En una ciudad de Ecuador, apenas se abrían los registros para iniciar las elecciones de diputados y senadores, cuando Matilde Hidalgo de Procel se acercó a las juntas de escrutinio, convencida de su derecho constitucional a ejercer el voto.

A pesar de los cuestionamientos, Matilde abrió un ejemplar de la Constitución y en voz alta leyó: ‘Para ser ciudadano ecuatoriano se requiere tener 21 años de edad y saber leer y escribir’.

La acción de la valiente mujer llegó al Consejo de Estado, que decidió unánimemente autorizar a toda mujer ecuatoriana a ejercer el sufragio, convirtiéndose Matilde en la primera mujer latinoamericana en votar en unas elecciones.

Desde entonces, con el paso del tiempo las mujeres han desatado una lucha por la conquista de espacios equitativos dentro de la esfera política de cada región. Hoy, en pleno siglo XXI, cuando en teoría las leyes electorales hablan de igualdad de género, en la práctica existe un abismo que separa ambos conceptos.

EL CASO DE PANAMÁ

Precisamente en América Latina y el Caribe, según informes del Programa de las Naciones Unidas, la participación de las mujeres en la política sigue siendo muy baja.

En efecto, Panamá no escapa de esta realidad.

Particularmente nuestro Órgano Legislativo ostenta el porcentaje más bajo de participación de mujeres en toda Latinoamérica, con tan sólo un 8.5% de curules ocupadas por políticos del género femenino.

Por ello, organismos como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han considerado que la democracia no puede considerarse representativa cuando es evidente que al menos el 50% de la población se encuentra inadecuadamente representada en el parlamento.

UNA LEY DE CUOTAS EQUITATIVA

Este año, durante la discusión del Código Electoral, la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE) tiene el tema dentro de la agenda

Precisamente para afianzar el debate sobre la paridad de género, la semana pasada el Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos presentó ante los magistrados del Tribunal Electoral una propuesta, que será analizada hoy.

El documento se enfoca en reformar al artículo 239 de la ley electoral, mediante la modificación de la ley de cuotas e incluir el principio de paridad, sobre el cual debe regir todo el proceso electoral.

PRINCIPIO DE PARIDAD

Aunque la norma actual establece que los partidos políticos deben garantizar el 30% de participación femenina en los cargos de elección popular, con el principio de paridad se aumenta el porcentaje a un 50% entre hombres y mujeres, tanto en las elecciones internas, como en primarias y generales.

LISTAS CERRADAS

En cuanto a las circunscripciones plurinominales, las postulaciones se harán a través de listas cerradas mediante el sistema de alternancia en la lista (mujer-hombre u hombre-mujer).

De esta manera, ocupará el primer lugar en la lista para un determinado cargo quien haya resultado más votado en las elecciones primarias y, en segundo lugar, la persona más votada del otro sexo, manteniendo la alternancia hasta agotar la lista.

En tanto que, en las circunscripciones uninominales para los cargos de diputados (as), alcaldes (as), representantes de corregimiento y concejales, los partidos políticos también postularán de forma paritaria entre ambos sexos el total de cargos principales y suplente a elegir.

Tomando en cuenta lo expuesto, se espera que en las elecciones primarias los partidos políticos apliquen el principio de paridad, a través del sistema de alternancia en las listas de candidatos (as) a cargos de elección, tanto principales como suplentes.

SOBRE LAS ALIANZAS

Respecto a los partidos políticos que decidan realizar alianzas, estos podrán postular a un (a) candidato (a) único (a) en las circunscripciones electorales establecidas, garantizando el 50% de las candidatas principales que hallan resultado ganadoras en las primarias.

Concluido el plazo para el registro de las candidaturas, si un partido político o coalición no cumple con lo establecido en la norma, el Tribunal Electoral rechazará la lista.

Para la presidenta del Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos, Elia de Tulipano, el 48% de la membresía de los partidos políticos lo integran las mujeres.

Pese a los esfuerzos del foro, la dirigente política está convencida de que ‘una ley no mejora las cosas, estas medidas deben acompañarse de otras acciones’.

Lo cierto es que las mujeres políticas están decididas a romper cualquier obstáculo que se les interponga en el camino.

Y por ahora los vientos soplan a su favor. Las cifras del Tribunal Electoral así lo demuestran.

Hasta el 12 de julio de 2010 se habían inscrito en los diferentes partidos 1 millón 175 mil 779 personas. De este total, 601 mil 741 son hombres y 574,038 mujeres.