Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Política

Viajes de Martinelli, con frecuencia y en ascenso

PANAMÁ. El presidente Ricardo Martinelli está cumpliendo su vigésimo sexto viaje al exterior. Ayer, partió rumbo a Singapur, Corea y Tai...

PANAMÁ. El presidente Ricardo Martinelli está cumpliendo su vigésimo sexto viaje al exterior. Ayer, partió rumbo a Singapur, Corea y Taiwán, en un periplo de ocho días por el Lejano Oriente.

ITINERARIO

La primera escala de la delegación panameña es Singapur, donde además de reunirse con el presidente de ese país, S.R. Nathan, visitará el centro de transporte masivo y el Marshall Cavendish Center, de investigación y tecnología.

Martinelli continuará su agenda oficial en Corea, donde se reunirá con navieros y armadores, a quienes les hablará sobre la ruta canalera y el proyecto de ampliación del Canal de Panamá. También sostendrá su encuentro con el presidente coreano Lee Myung-bak.

La gira presidencial culmina en Taiwán, donde Martinelli y su séquito tendrán una audiencia con el presidente Ma Ying-Jeou, además de incluir una vista al metro de Taipei, para comprobar la experiencia transportista de ese país oriental.

VIAJES CONSTANTES

Si continúa con el ritmo que hasta ahora ha llevado, el presidente Martinelli podría superar el número de viajes realizados al exterior por los mandatarios que le antecedieron.

Aunque durante su campaña política el hoy mandatario cuestionaba los viajes de Martín Torrijos, el año pasado se retractó al reconocer ante la faz pública que las salidas al exterior son ‘beneficiosas económicamente’ para Panamá.

Pero, ¿qué tan provechosas han sido estas giras, viajes o misiones oficiales?

Sin importar cuál apelativo se utilice, un recuento realizado por La Estrella detalla que no todos los 26 viajes realizados por el Presidente han sido beneficiosos.

LOS MÁS PRODUCTIVOS

En solo 15 días de su gestión, Martinelli viajó al vecino país de Costa Rica, en compañía del ministro Franklin Vergara y otras autoridades, con la finalidad de observar el sistema de salud de esta región.

En esta gira, el presidente pudo presenciar el modelo de atención y el sistema de expediente único electrónico que —desde entonces— ha sido muy pregonado en Panamá, pero aún no ha sido implementado.

En septiembre, Martinelli se trasladó junto con su familia y algunas autoridades a Italia por un lapso de 14 días.

Allí suscribió un acuerdo para la creación de una sede del FIDA y se reunió con el primer ministro Silvio Berlusconi, que se comprometió a construir un hospital pediátrico y geriátrico en Veraguas.

A finales de octubre del año pasado, el mandatario estuvo en Houston, Estados Unidos, donde firmó un acuerdo de cooperación entre el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas y la Universidad de Panamá, el cual permitirá que el Hospital Regional de Veraguas, Luis ‘Chicho’ Fábrega, sirva como una base de intercambio de estudiantes, residentes, profesores e investigadores de la Universidad de Texas.

A principios de diciembre del año pasado, regresa a Italia y participa junto al primer ministro, Silvio Berlusconi, en la apertura de la IV Conferencia Nacional Italia, América Latina y el Caribe que se celebró en Milán.

Allí —en una reunión privada— el ministro de Italia se compromete a beneficiar a estudiantes panameños con 300 becas para maestrías en universidades italianas y la construcción en Panamá de un centro educativo.

A mediados de febrero, Martinelli logra que la Universidad de Arkansas done becas a estudiantes panameños por un monto de 100 mil dólares, los cuales serán renovables de manera anual.

En ese mismo mes, asiste a la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe en México, donde firmó un convenio para evitar la doble tributación con este país.

A finales de febrero, inicia su gira de trabajo en Oriente Medio.

En Qatar se reunió con el emir y se reactivan las conversaciones para construir una refinería en Puerto Armuelles; además, se suscriben acuerdos de promoción comercial.

En Israel logra que especialistas se comprometan a apoyar el proyecto de la Cadena de Frío y que este país desarrolle en Panamá un centro de entrenamiento de aviación.

En ese sentido, desde el pasado viernes, el mandatario se trasladó en su famoso Legacy hacia el continente asiático. En esta región, firmará tratados de doble tributación con Singapur, Corea y Taiwán.

LA ÓPTICA POLÍTICA

Para el ministro de Comercio e Industrias, Roberto Henríquez, los viajes que ha realizado el presidente han sido muy útiles, primordialmente porque han tenido ‘función de Estado’.

‘En un mundo globalizado, los viajes presidenciales son una obligación y una necesidad’, expresó el titular.

El funcionario consideró que los viajes deben continuar, porque atraen inversión extranjera.

Según su criterio, durante la administración de Martinelli, los resultados de estas giras al exterior ya se están viendo.

El ministro citó como ejemplo que Panamá haya alcanzado este año un grado óptimo de inversión, que ha convertido al país en el segundo país de América Latina más competitivo.

Una opinión similar expresó el empresario Juan Francisco Kiener, considerado cercano al mandatario panameño.

‘Los viajes que han realizado tanto el presidente como el canciller han sido muy productivos, porque se han logrado donaciones y acuerdos comerciales que benefician al sector empresarial panameño’, destacó

Por su parte, Milton Henríquez, presidente del Partido Popular, resaltó que un presidente debe viajar al exterior para promocionar el país.

‘Desde el punto de vista conceptual, sí hay razones de peso para que el presidente salga del país, el problema es que no brindan a la nación un informe detallado sobre los resultados de esos viajes’, apuntó el político.

Para el analista político José Isabel Blandón, debido a la privilegiada posición histórica que posee Panamá, el presidente tiene que viajar al exterior.

‘Siempre he sostenido que los presidentes deben viajar todas las veces que sea necesario’, acotó.