Temas Especiales

25 de May de 2020

Política

‘El gobierno tenía miedo’

uando el presidente Ricardo Martinelli designó a Roberto Troncoso como presidente de la comisión encargada de esclarecer los sucesos ocu...

uando el presidente Ricardo Martinelli designó a Roberto Troncoso como presidente de la comisión encargada de esclarecer los sucesos ocurridos durante las violentas manifestaciones en Bocas del Toro tras la aprobación de la Ley 30, el mandatario los calificó como ‘personas notables’. Casi tres meses después, cuando el grupo presentó sus conclusiones, las palabras del mandatario no fueron las mismas. El informe reveló errores del gobierno para manejar la crisis y que a la postre se convertirían en el detonante de las protestas en Changuinola. Troncoso no siente molestia porque el presidente los haya tildado de miedosos, para él las reacciones del mandatario son el reflejo de un trabajo bien hecho, asegura en una entrevista a La Estrella.

¿QUÉ SIGNIFICÓ PRESIDIR LA COMISIÓN PARA INVESTIGAR LOS DISTURBIOS EN BOCAS DEL TORO?

Sinceramente, estar al frente en una comisión como esta es una distinción para todos los comisionados que son personas muy notables, de mucha experiencia. Un equipo multidisciplinario con sindicalistas, abogados, comerciantes; una gama de personalidades que brindaron todos los conocimientos para dar a conocer el clamor, tanto de las víctimas como de sus familiares.

¿CÓMO SE CONCLUYE QUE EL GOBIERNO Y LA POLICÍA FUERON LOS VERDADEROS CULPABLES DE ESTE CAOS?

Los miembros de la comisión llegan a esta deducción luego de entrevistar a un número elevado de personas que vivieron en carne propia la crisis en Changuinola. Se escuchó detenidamente a cada uno de los entrevistados y en cada grabación apuntaba la falta de equipo policíaco debido a la poca importancia que le tomó el gobierno, que siempre pensó que estas manifestaciones eran pasajeras, que no ocasionarían ningún caos.

¿DÓNDE ESTÁN ESTAS GRABACIONES?

Reposan en el Arzobispado de Panamá, pues fueron entregadas a los obispos y la Iglesia católica. Cada contenido de nuestros informes está debidamente sustentado, no solo con las declaraciones que fueron escritas, sino con la voz de quienes fueron entrevistados.

¿CÓMO SE SINTIÓ CUANDO EL PRESIDENTE DIJO QUE LA COMISIÓN TUVO MIEDO A LA OPOSICIÓN Y A LOS DIRIGENTES SINDICALES?

Las reacciones del presidente Ricardo Martinelli me hicieron sentir que se había realizado un buen trabajo y que no hubo intereses de por medio para manipular la información y decir que todo era ‘bonito’. La única prueba que había en contra de la oposición y el Suntracs era un disco compacto donde hablaba Francisco Sánchez Cárdenas, presidente del PRD, y un sindicalista. Pero estas grabaciones no los vinculaba en algo parecido a muertes y disturbios, más bien se trataba de líneas políticas. Se intentó contactar al diputado opositor Benicio Robinson, pero se negó rotundamente a la entrevista, al igual que un dirigente sindical, que tampoco quiso hablar.

¿CÓMO MANEJÓ LA INTELIGENCIA DEL ESTADO LA INFORMACIÓN DE LO QUE OCURRÍA?

En realidad los testimonios del ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, son espeluznantes. Al funcionario le estaban proporcionando información fuera de lugar. La Comisión entrevistó al encargado de la Inteligencia del Estado y él honradamente nos dijo ‘sin pelos en la lengua’ que la información que se tenía era la presencia de una bomba cerca del lugar o el secuestro del mandatario Ricardo Martinelli. La fuente nos dijo que en reiteradas ocasiones llamaron al ministro Papadimitriu para que se regresara a la ciudad de Panamá porque, según la información que se manejaba, sus escoltas y él estaban en peligro.

¿SE SOLICITÓ AYUDA A ALGUNA INSTANCIA INTERNACIONAL?

Sí, definitivamente tuvimos que pedir la colaboración del organismo de Inteligencia de Colombia para que ayudara a identificar cualquier sospechoso que tuviera conocimientos sobre explosivos. El gobierno de Panamá sintió miedo de que se pretendiera colocar alguna bomba cerca de la provincia de Bocas del Toro.

¿EL CUERPO INVESTIGADOR PUDO PRECISAR QUE EN LOS DISTURBIOS HUBO PERSONAS AJENAS A LA REGIÓN?

En las declaraciones de los entrevistados, los lugareños manifestaban que sí hubo gente extraña al movimiento genuino del sindicato que reclamaba sus derechos adquiridos. Fueron identificadas como personas con rasgos latinos, foráneos, posiblemente provenientes de la capital.

¿POR QUÉ SUCEDIERON LOS HECHOS?

Cuando el Sitraibana llama a protestar por la Ley 30, declara una huelga de 48 horas un día viernes y salen a caminar a las calles gritando consignas; el día sábado realizan otro ‘piqueteo’, pero la Bocas Fruit Company decide interponer los recursos correspondientes ante las autoridades sobre la ilegalidad de la huelga, y por lo tanto les elimina el pago de salarios de esos días a los obreros y la gota que derramó el vaso fue cuando, haciendo cumplir lo dispuesto en la Ley 30, se eliminó la obligatoriedad del pago de la cuota sindical. Se puede decir que esta fue la llama que encendió ese fuego.

¿QUIÉN AYUDÓ A CALMAR LOS ÁNIMOS EN BOCAS DEL TORO?

El vicepresidente y canciller, Juan Carlos Varela, jugó un papel importante, pues muchos de los trabajadores y algunos de los sindicalistas forman parte del Partido Panameñista, y hubo mucha disposición de aplacar los ánimos. Es más, este personaje fue casi tan importante como el ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu.