Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Política

¿Qué le esperaría a Patria Portugal en la Defensoría?

PANAMÁ. Por fin se despejará la incógnita. El nuevo defensor o defensora del Pueblo será electo hoy por los diputados de la Asamblea Nac...

PANAMÁ. Por fin se despejará la incógnita. El nuevo defensor o defensora del Pueblo será electo hoy por los diputados de la Asamblea Nacional.

Pero por los vientos que soplan, la ungida para desempeñar el cargo es Patria Portugal.

De ser así, sin duda a Portugal le espera un arduo camino por recorrer en la defensa de los derechos humanos de la población panameña.

Pero, mas allá de su labor al frente de la entidad, la nueva defensora deberá demostrar a quienes la han cuestionado que es idónea para ejercer el cargo y cuenta con la suficiente independencia para hacer su trabajo.

Para el analista político Jaime Porcell, la hija del desaparecido Heliodoro Portugal tiene ‘el viento de la opinión ciudadana en contra, por ende ella necesita mandar un mensaje contundente a la ciudadanía de que los amigos o enemigos del gobierno no son los de ella’.

Para Porcell, más allá de la preparación académica requerida para ocupar el cargo, lo importante es tener la actitud, la valentía, la corrección y la conciencia para que pueda desempeñar su trabajo de manera ejemplar, ‘es ahí donde radica su principal desafío’, acotó el analista.

Cambiar la percepción que tiene la ciudadanía de que la Defensoría simplemente es una oficina de recepción de denuncias constituye otro de los retos que tendrá que enfrentar Portugal.

Lo que sí ha dejado en evidencia Patria Portugal, al menos a este medio, es que —a diferencia de otros candidatos que han optado por renunciar a sus aspiraciones— ella sí quiere ganar y convertirse en la nueva defensora del Pueblo.

La principal motivación que la llevó a cimentar la idea de presentarse ante la Comisión de Gobierno de la Asamblea Nacional es justamente la lucha que ganó por hacerle justicia a su padre Heliodoro Portugal.

Pero para Miguel Antonio Bernal, el panorama que le espera a Patria Portugal al frente de la Defensoría está condicionado por lo que dictamine el presidente de la República, Ricardo Martinelli.

De esta manera se impone al frente de la Defensoría el manejo politiquero al nombrar los diputados a la persona que goza de la venia del presidente Martinelli.

LOS QUE ABANDONARON EL BARCO

Sin embargo, de la extensa lista de 47 aspirantes en la carrera por la Defensoría del Pueblo, dos decidieron abandonar la contienda.

El primero fue el viceministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernresto Carles, y ayer lo hizo Cristina Torres Ubillus.

Ubillus justificó su renuncia diciendo que se ha dado cuenta de que la votación será política y no sobre la base de los méritos que tenga un candidato.

CONTROVERSIAL ESCOGENCIA

Mediante el método de votación nominal, los llamados padres de la patria expresarán de forma oral ante el pleno el nombre del candidato de su preferencia.

Antes de la votación, cada diputado tendrá no más de 10 minutos para exponer sus apreciaciones en torno a la selección del nuevo defensor. Culminado este punto, comenzará el proceso de votación.

Solo bastan unos 36 votos para que se declare al nuevo defensor del Pueblo.

Una fuente de la Asamblea Nacional dijo a La Estrella que los 22 diputados de oposición evalúan la posibilidad de decidir si dividir su voto o simplemente abstenerse, mientras organizaciones de la sociedad se declararon en estado de alerta y han manifestado que acudirán al pleno para presenciar cómo se dará la votación. Una de ellas, la coalición Justicia, Democracia y Libertad, estará en primera fila, porque ‘no quieren perderse ni un solo detalle’, indicaron sus miembros.

‘OTRA FARSA MÁS’

Para Idalia Martínez, la principal preocupación se concentra en que ante las reveladoras palabras del mandatario de la Nación al enunciar públicamente la candidata de su preferencia, todo indica que bajo componendas políticas la ungida será Patria Portugal.

‘Ha quedado evidentemente demostrado que el presidente ha montado una gran farsa en torno a la escogencia de quien ocupará la defensoría que, desde 1997, luego de acciones de diversas organizaciones para que Panamá contara con un defensor, lo que vemos es que ahora se está montando una gran burla, otra farsa más al pueblo panameño’, precisó Martínez.

La activista fue puntual al señalar que si hay una idea que no concebirán es que los diputados nombren como defensor del Pueblo a una persona que no cumpla ni con los requisitos mínimos establecidos en la ley para ocupar el cargo.

Por ende, de llegar los diputados a escoger a alguien que no reúna el perfil adecuado, la apertura de un proceso legal en contra de la elección adoptada por los padres de la patria es inminente, advirtió Martínez.