Temas Especiales

14 de May de 2021

Política

¡Las evidencias hablan!

El camino hasta el archivo de las denuncias contra José Almengor refleja la ruta de una cadena de abusos del poder y ofensas a la instit...

El camino hasta el archivo de las denuncias contra José Almengor refleja la ruta de una cadena de abusos del poder y ofensas a la institucionalidad democrática. Para empezar, la mitad de los diputados miembros de la Comisión de Credenciales, que deberían investigar a Almengor, están también investigados en la Corte Suprema; es decir, su investigado sería también su juez.

En medio de este desafío a la moral, la Comisión de Credenciales no disimuló su postración ante el Ejecutivo, al manejar con doble velocidad el caso. Primero a paso de letargo y después de la renuncia de Almengor en una frenética reunión decidieron archivar el caso en un escandaloso estallido de impunidad. Pero primero Almengor, quizás controlado por su emoción, presentó su renuncia al Órgano Ejecutivo, ¿habrá dejado con esto un mensaje implícito de a quién respondían sus lealtades? Como en una trama de bandidos los tiempos de las decisiones trazan lo que parece la silueta de un intercambio de favores. La investigación fue congelada, hasta que el sol de la renuncia de Almengor deshieló el letargo.

Luego antes que estuviera al alcance de la justicia, la Asamblea le tendió un manto de impunidad a los hechos que motivaron la crisis.

Un trueque de favores imposible de ocultar... cuando las evidencias hablan...