18 de Oct de 2021

Política

El detalle que se olvidó en el fallo Lucom

PANAMÁ. Cuando el 6 de agosto de 2010 la Corte Suprema de Justicia (CSJ), emite un fallo en el que declara como heredera universal de l...

PANAMÁ. Cuando el 6 de agosto de 2010 la Corte Suprema de Justicia (CSJ), emite un fallo en el que declara como heredera universal de la herencia de Wilson Charles Lucom a su viuda Hilda Piza Blondet, olvidó un detalle, que este documento debía ser enviado al Ministerio Público para su notificación.

Este detalle produjo que Dayra Botello, actuando como fiscal Cuarta Superior elaborara un informe solicitando la nulidad del proceso por falta de notificación y que luego el 19 de enero de 2011, la nueva fiscal cuarta Superior, Maruquel Castroverde, enviara una nota a la Sub secretaria general de la CSJ, Yaniza Yuen, formalizando así la solicitud.

Por el testamento del estadounidense Lucom, quien falleció en Panamá el 2 de junio de 2006, y los hijos de ésta (sus hijastros), iniciaron una batalla legal por la herencia de 50 millones que había dejado.

En su testamento, Lucom designó a su amigo y abogado Richard Lehman como albacea para que su fortuna sirva para concretar un proyecto dirigido a ayudar a los niños necesitados de Panamá a través de lo que sería la Fundación Wilson C. Lucom Trust Fund.

En el documento enviado a la sub secretaria del Órgano Judicial (OJ) Yaniza Yuen, se detalla que los motivos para que se decrete un inicidente de nulidad del fallo están basados en 10 puntos, entre ellos los que destaca en su punto sexto, que es labor del Ministerio Público velar por los intereses de la sociedad panameña. ‘En la actuación dentro de este proceso, se ha incurrido en una clara y evidente causal de nulidad procesal insubsanable, ya que no sólo afecta los intereses de la sociedad identificada como —los niños pobres de Panamá—, sino que también, se pueden ver afectados intereses del Estado o el Municipio, los cuales no han sido debidamente representados’.

El documento termina solicitando al juez Quinto de cirucito Civil que declare la nulidad de todo lo actuado por falta de notificación al MP, dentro del Proceso de Sucesión Testamentaria de Wilson Charles Lucom, y se notifique a la oficina correspondiente del MP del acto que decreta la apertura del proceso de sucesión testada en referencia y anule todo trámite y actuación posterior a ésta resolución judicial.

En tanto La Estrella, cosultó a la CSJ sobre la petición que hiciera la Fiscalía Cuarta, a la sub secretaria general del OJ, pero pasadas dos semanas no se ha obtenido respuesta.

CONTINÚA LA PELEA POR LA HERENCIA LUCOM

A casi cinco años de la muerte del estadounidense Wilson Charles Lucom, su testamento aún está en litigio a pesar de que tres magistrados de la CSJ, le dieron el favor a la viuda de Lucom, utilizando como argumento que, —Hilda Piza gozaba de una posición especial sobre el resto de los legatarios, pues como manifestó el propio Lucom se trataba de su ‘amada esposa’, condición que no es explícita para el resto de las personas que figuran enunciadas dentro del testamento—.

Esta resolución provocó que el notario público Mario Velásquez Chizmar, encargado de redactar el testamento de Lucom, presentara el 6 de octubre de 2010 una demanda ante la Asamblea Nacional contra los magistrados: Oyden Ortega, Alberto Cigarruista y Harley James Mitchell de la Sala Civil de la CSJ. Esta demanda aún no se ha resuelto.

El 16 de agosto pasado este medio publicó una nota sobre la disputada herencia en el que Velásquez Chizmar dijo en ese momento que el fallo no era la voluntad de Lucom ‘Esta nunca fue la voluntad del difunto, quien me reiteró que su herencia debía ser administrada por varias personas’.

El 20 de octubre de ese mismo año el magistrado de la Sala Primera de lo Civil, Oyden Ortega, señaló que al dictarse la sentencia dentro del proceso de sucesión testada de Wilson Charles Lucom, actuó en forma compatible con su atribución privativa y exclusiva de interpretar las normas sobre sucesiones, específicamente, en cuanto a la interpretación de las cláusulas testamentarias, lo que excluye cualquier interpretación notarial.

Por ahora, la herencia se mantiene congelada, hasta tanto no se resuelva la demanda presentada por el notario Velásquez Chizmar ante la Asamblea Nacional.