Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Política

Cuestionan rapidez en vista fiscal

‘Me niego a ser parte de un montaje político con retoques jurídicos’, así de tajante respondió el expresidente de la República Martín To...

‘Me niego a ser parte de un montaje político con retoques jurídicos’, así de tajante respondió el expresidente de la República Martín Torrijos a través de una nota de prensa a la vista fiscal que remitió el magistrado sustanciador, Abel Zamorano, al pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Torrijos dejó claro que ‘su conciencia está tranquila’, al tiempo que lamentó que el gobierno utilice la Corte para avivar temas escandalosos con la única finalidad de desviar la atención de la opinión pública.

¿Cómo un fiscal pide un llamamiento a juicio sin que una persona sea indagada efectivamente? es la gran interrogante que se hace parte del equipo técnico que integra la defensa del expresidente Torrijos.

En conferencia de prensa, para la defensa del perredista la recomendación del magistrado sustanciador tiene una sola lectura: ‘el fiscal se adelantó procesalmente’. Uno de sus abogados, James Bernard, explicó que no se siguió el debido proceso porque aún la Corte no ha respondido los ocho incidentes de controversia que presentaron desde septiembre de 2010 hasta junio de 2012. Aunado a ello, a la defensa no se le ha permitido repreguntarle a los testigos que se encuentran bajo identidad protegida, y para rematar nunca se solicitó autorización al Tribunal Electoral para iniciar una investigación a Martín Torrijos, debido a que él tenía fuero político hasta marzo de 2011, e inmunidad como diputado del Parlacen, algo que se le advirtió a la Corte. Con estos planteamientos, la defensa de Torrijos afirma que ‘desde sus inicios el caso está viciado de nulidad’. Por esta razón y ante la desconfianza en la justicia panameña donde alegan ha quedado en evidencia que ‘intereses políticos’ se esconden detrás de estas acciones, los abogados presentaron una denuncia ante el Sistema de Derechos Interamericano. Carrillo agregó que la presentación de esta vista fiscal es un mal augurio a corto plazo. Y es que para la defensa resulta incomprensible que ahora la Corte pueda emitir algún juicio tomando en cuenta que la investigación incluye unas 13 mil fojas, 23 tomos más la vista fiscal de 164 páginas.