Temas Especiales

27 de Sep de 2020

Política

CD tras el control de Asamblea 2014

PANAMÁ. Para Cambio Democrático (CD), mantenerse en el poder Ejecutivo no sería el único imperativo para 2014. La reforma al Código Elec...

PANAMÁ. Para Cambio Democrático (CD), mantenerse en el poder Ejecutivo no sería el único imperativo para 2014. La reforma al Código Electoral propuesta el miércoles por la comisión legislativa de Gobierno dibujaría sus primeras maniobras por hacerse con la mayoría de la próxima Asamblea Nacional.

Al menos así concluyeron opositores y el presidente del Tribunal Electoral (TE), Gerardo Solís. El punto en cuestión: que un diputado no pueda ser postulado por partidos que no sean parte de una misma alianza política.

Con una oposición atomizada, es decir, panameñistas y perredés en cantos distintos, CD aspiraría a quedarse con la mayoría de las curules en circuitos plurinominales.

La lógica sería la misma que la que permitió al PRD ganar las elecciones de 1994. El que tenía más votos —pero no la mayoría de ellos— (Ernesto Pérez Balladares) le ganó a sus seis contendores que, en alianzas distintas, competían por el solio presidencial.

‘Quieren, por ejemplo en San Miguelito, permitir que con el 22% de los votos salga el 60% de los diputados’, aseguró el diputado del Molirena Jorge Alberto Rosas.

Es que, según los opositores, CD apuesta a que no haya una alianza formal entre los Panameñistas y el PRD. La norma bloquearía la posibilidad de una coalición coyuntural.

‘La reforma es un trajecito hecho a la medida (...) parece que lo que están tratando de hacer es una especie de norma que permita la reelección de diputados, de garantizar un status quo’, reiteró el magistrado Gerardo Solís sobre el anunciado proyecto —también eliminaría el voto plancha como parte de la estrategia—.

LA OTRA VERSIÓN: LA MORAL

Pero en CD defienden su propuesta. El diputado Abraham Martínez —quien presentará el proyecto de reformas— asegura que solo buscan ‘coherencia’ en los colectivos.

‘¿Cómo pueden correr con una alianza para presidente de un partido y con la de otro para diputados? (...) eso es inmoral’, cuestiona el legislador, quien antes de llegar a CD, desfiló por el PRD - en dos ocasiones- y en el desaparecido Solidaridad.

Su colega José Muñoz, por su lado, considera que la propuesta es una fórmula para evitar que casos como el del legislador Fito Duque pueda repetirse. Lo postularon el Panameñismo y el PRD para el circuito 8-4 en las elecciones de 1994. La receta perfecta para un triunfo inminente.

‘Es un avance significativo que podría establecer una elección más justa’, sostiene Muñoz, quien también ostenta el cargo de representante de Tocumen.

Pero Rosas, desde el otro canto, advierte: ‘CD busca desfigurar la forma de elegir los diputados en los circuitos plurinominales’.