Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Política

Las cartas que le quedan a CD

PANAMÁ. Las posibilidades reales del oficialismo de conquistar la Presidencia en 2014 volvieron al debate ayer, tras los anuncios casi s...

PANAMÁ. Las posibilidades reales del oficialismo de conquistar la Presidencia en 2014 volvieron al debate ayer, tras los anuncios casi simultáneos de Cambio Democrático (CD) y Molirena de ajustes en su agenda electoral.

El exmagistrado Guillermo Márquez Amado y los analistas Renato Pereira y José Isabel Blandón coincidieron en que las modificaciones en la hoja de ruta del ‘cambio’ —los ‘gallos’ suspendieron las postulaciones y CD pospuso sus elecciones primarias— tendrían que ver con la declinación del panameñista Alberto Vallarino al llamado ‘Plan Alberto’, una propuesta para ser el abanderado del gobierno. El oficialismo se obligó a hacer lo que, según fuentes políticas, no quería: esculcar en su agridulce interior el candidato ‘perfecto’ que rompa el vaticinio de su posible derrota en las encuestas. (Léase: ‘CD pensó que era soplar botella...’)

Márquez Amado duda que el gobierno resuelva sin problemas esa tarea. CD ‘está cojo de candidatos’, dice, y sin titubeos explica que su principal apuesta, Guillermo Ferrufino, se desharía en lo fuerte de la contienda por su inexperiencia política. ‘Necesitan tiempo para explorar sus posibilidades’.

Y CD, agrega Márquez Amado, no solo arrastra su falta de propuestas políticas, sino el peso de un gobierno que vive de crisis en crisis. ‘Será sumamente difícil darle un viraje a eso’.

Blandón coincide en lo duro del panorama para la alianza oficial. ‘Están en una situación complicada’, insiste, pero con argumentos distintos a los de Márquez Amado: ‘habrá cinco o seis contendores en un juego donde no hay reglas’. Eso aumenta la probabilidad de la confrontación interna, y de un daño estructural en el partido, acota.

‘Si hacen la primaria habrá daño, y si deciden el candidato por consenso, habrá resentimientos’, plantea.

Si bien Renato Pereira discrepa en que habrá conflictos en el oficialismo, ‘porque los une el gobierno, el poder y el presupuesto’, sostiene que la decisión que tomará dependerá sobremanera del presidente Ricardo Martinelli. Sobre él —dice— recaerá el peso de que se elija al candidato ‘correcto’. ‘Y CD no es que está fuera de condiciones’ para correr, pese a los pronósticos de las encuestas, que le dan un tercer lugar (después de Juan Carlos Navarro, del PRD; y Juan Carlos Varela, del Panameñista).

‘Este juego está abierto... CD no tiene por qué pensar que no tiene posibilidades’, plantea el investigador de mercado Jaime Porcell, sobre la base de que para las elecciones faltan 400 días y todo puede cambiar. ‘CD tiene que enfilarse en una estrategia inteligente, creativa... que ahora la cola de la Osa Mayor no le apunte, no lo saca del juego’, perfila.