Temas Especiales

19 de May de 2022

Política

Marta, ¿el gallo tapado de CD?

PANAMÁ. ¿Por qué bajar a Guillermo Ferrufino que, según las encuestas, marcaba de primero o tenía la preferencia del electorado? La estr...

PANAMÁ. ¿Por qué bajar a Guillermo Ferrufino que, según las encuestas, marcaba de primero o tenía la preferencia del electorado? La estrategia sería elegir a un candidato ‘renunciable’ y posteriormente ‘de a dedo’, por instrucciones del presidente Ricardo Martinelli, designar a otro candidato o candidata, tal como lo señalan los estatutos del partido, así lo esbozó una fuente política que prefirió mantenerse en el anonimato.

EL MAPA DE CD

La posibilidad de esta movida política se apoyaría en el numeral 15 del artículo 48 de los estatutos del Cambio Democrático (CD), el cual establece que entre las atribuciones del Directorio Nacional está ‘postular al candidato del partido al cargo de presidente de la República, solo en el caso de ausencia absoluta de un candidato presidencial previamente postulado y si no hubiera tiempo para celebrar nuevas elecciones primarias’.

Al parecer en el mapa político de CD, sin importar cuál de los 11 presidenciables resulte ganador el próximo 12 de mayo, el final sería el mismo: ninguno sería el postulado y en su lugar entraría en escena la primera dama, Marta Linares de Martinelli, quien — de no llegar a abanderar la candidatura presidencial— al menos podría estar en la vicepresidencia.

El catedrático Miguel Antonio Bernal no duda que al final la decisión que prevalecerá será la del presidente Ricardo Martinelli, ‘¿por qué descartar a su esposa, si legalmente nada se lo impide? ...Ella podría darle peso a la candidatura presidencial’, enfatiza el constitucionalista. Pero, ¿qué tan viable sería la candidatura de su esposa?

LA LEGALIDAD DE UNA CANDIDATURA

Desde el punto de vista jurídico, la primera dama no tiene ningún impedimento para lanzarse al ruedo político. En esto coinciden los exmagistrados del Tribunal Electoral Gerardo Solís y Guillermo Márquez Amado.

En esta misma línea, el abogado Ernesto Cedeño recordó que el numeral 2 del artículo 192 de la Constitución Nacional deja claro que ‘no podrá ser elegido presidente de la República, la persona que esté dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad del Presidente que haya ejercido sus funciones en el periodo anterior’.

Pero Cedeño explicó que en este esquema no entra la esposa del presidente, ya que jurídicamente es pariente del presidente.

LAS OPCIONES DE CD

Por los lados de la oposición, el diputado José Luis Varela mira el panorama con bastante claridad: ‘los 11 presidenciables serán desechables’ y al final del camino solo quedarán dos opciones: la reelección del presidente o impulsar a su esposa al ruedo político.

Jaime Porcell, analista de mercados, dice que Marta Linares de Martinelli es ‘el rostro bello, carismático y limpio de esta administración’, ¿quién mejor, si no ella, para liderar una candidatura?

Sin duda, la esposa del presidente Martinelli reúne todos los requisitos para convertirse en una potencial candidata presidencial. A través del Despacho de la Primera Dama impulsa unos 19 programas, todos de asistencia social, dirigidos a los sectores más vulnerables.

Al trabajo de la primera dama se le agrega la imagen centrada, cálida, sencilla y hasta tímida que siempre la ha caracterizado.

Hace cinco días, ella misma ni afirmó ni descartó la posibilidad de entrar al ruedo político: ‘es algo que no tengo en mente, uno no sabe las vueltas que da la vida, tendría que pensarlo mucho’, dijo sonreída a los periodistas.

Y aunque habrá que esperar casi dos meses y medio para saber quién gana las primarias de CD, parece que al menos el presidente Martinelli sí sabe hacia dónde apunta la brújula de su partido. Ayer en su cuenta de Twitter, en una foto en la que aparece junto a su esposa, la expresidenta Mireya Moscoso y tres de los presidenciables, escribió: ‘aquí con el próximo residente o presidenta de Panamá’.

¿Por qué diría ‘presidenta’, si ninguna de las dos damas es precandidata?