Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Política

Elección primaria, ¿qué busca CD?

PANAMÁ. Aunque hacen una campaña a base de cruces de palabras y apoyo mediático, los precandidatos presidenciales de Cambio Democrático ...

PANAMÁ. Aunque hacen una campaña a base de cruces de palabras y apoyo mediático, los precandidatos presidenciales de Cambio Democrático (CD) no han logrado sacudir del oficialismo el fantasma de la reelección inmediata del mandatario Ricardo Martinelli.

Giselle Burillo, José Domingo Arias y Rómulo Roux se enfrentan en una contienda que aviva al gigante de gobierno, pero que los mantiene distantes de Juan Carlos Navarro y Juan Carlos Varela, los dos candidatos consolidados de oposición.

La más reciente encuesta ‘Panamá Opina’, de Ipsos para Telemetro Reporta y La Estrella, revela que 6% de los panameños votaría por Roux, 2% por Burillo y 1% por Arias. 39% lo haría por Navarro y 23%, por Varela.

Según el analista político Edwin Cabrera, las primarias de CD serán las más atractivas para la prensa, en cuanto no hay tendencia de favorito. ‘Acá hay un gran signo de interrogación, y no me sorprende que se tuerzan brazos’, asegura.

Pero más allá de la expectativa por la primaria presidencial, Cabrera no descarta que si el que resulte ganador el 12 de mayo próximo en las primarias de CD ‘no suba la loma’, termine bajándose para dar lugar hasta al propio Martinelli.

‘Si en agosto el que gane no se logre acercar a Varela o a Navarro, en CD va a haber un serio debate sobre el tema, y no descarto que sea el propio Martinelli el que corra’, explica, sin dejar de reflexionar sobre la influencia que tendría en la opinión pública: ‘el caudal de CD gira en torno a Martinelli’, excusa.

‘MARTINELLI NO TIENE UNA SALIDA CLARA’

El investigador de mercado Jaime Porcell sostiene que pensar en ello sería tirarse un gran problema político encima. ‘Si bajas a un candidato que ganó en una primaria, la gente no te lo va a pasar’, argumenta.

Aun así, el especialista no deja de reconocer que hasta ahora a CD ‘no le veo salida’. ‘Los que están son muy novatos, y los de afuera no quieren. Y él (Martinelli) no se puede lanzar’.

‘Martinelli —agrega Porcell— no tiene una salida clara, nadie sabe cuál es su jugada maestra’, aunque indica que la única a la vista debe ser aceptar lo que dictamine el partido el 12 de mayo.

‘Se respetará al que gane las elecciones primarias, y aclaro que quien salga favorecido será el candidato oficial en las elecciones generales del 2014’, rescató ayer el mandatario Ricardo Martinelli.

Sus palabras no calman a la oposición, que no descarta la posibilidad de que la ‘jugada maestra’ incluya la reelección inmediata. Milton Henríquez apuntala por una coalición opositora. Su lógica es básica: 22% de los panameños dice que le daría su voto a CD, mientras poco menos del triple asegura que respaldaría a la oposición, fragmentada en tres partidos, dos de ellos grandes.

Temen que ocurra lo que sucedió en 1994, cuando Ernesto Pérez Balladares ganó con un estrecho margen y un montón de contendores.

EL PRESIDENTE NO TIENE QUE VER

Los oficialistas se apartan de cuanta posibilidad haya de que Martinelli se rompa la cabeza pensando en las elecciones. Se sumergen en discursos que abogan por los seguidores del mandatario (insistiendo en el continuismo), y aseguran que las divisiones que ha develado esta campaña son sinónimo de salud política.

‘ Las primarias del partido las estoy ganando voto a voto y no con la influencia del presidente Martinelli’, aseveró ayer José Domingo Arias, poco después que 31 diputados oficialistas y medio Gabinete dijera que buscaría los votos con él.

Rómulo Roux lo secunda. ‘El candidato debe ser elegido con el voto de las bases’ —dice— mientras legitima las diferencias políticas con sus otros dos contendores, por el apoyo de las fuerzas de CD y el supuesto uso de fondos públicos para la campaña.

‘Eso es algo natural, son rivalidades que al 13 de mayo deben ser subsanadas’, insistió.

Los analistas no le imprimen importancia a los cruces ni a que más que propuestas de campaña, el discurso de los precandidatos parezca una copia de los postulados del gobierno Martinelli. En su lugar, se concentran en lo evidente, hasta ayer: CD tiene vocación del poder, el que emana del Estado.

Y esa es la gran apuesta.

(Con información de Edward Guerra)