Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Política

‘Martinelli representa los intereses más oscuros’

En la calle Joaquín Arosemena del barrio de Perejil, donde algunos caserones viejos de mampostería se resisten al paso del tiempo tiene ...

En la calle Joaquín Arosemena del barrio de Perejil, donde algunos caserones viejos de mampostería se resisten al paso del tiempo tiene su sede uno de los grupos ideológicos más viejos del país: el Partido del Pueblo con apenas 500 miembros o camaradas, liderados desde 1951 por Rubén Darío Soussa. Un vendedor de legumbres en la esquina de la calle nos orienta. "Ah!, el local de los comunistas... es allí en aquel callejón, pasando la cerca verde", explica.

En la entrada principal, pegado a la puerta, destaca un cartel del economista Juan Jované, aspirante a la Presidencia de la República como independiente. Dentro de la oficina, una pared cubierta de mensajes políticos de los años 70 y 80 del siglo pasado dan testimonio del activismo comunista en Panamá. Rubén Darío Soussa, quien asumió el liderazgo del Partido Pueblo a los 28 años de edad, este 25 de septiembre celebró su cumpleaños número 90, motivo por lo cual sus camaradas se preparan para hacerle un homenaje.

Parece que los 90 años no han pasado por su físico. Se ve fuerte y su tono de voz parece el de un orador. Estudió periodismo, carrera que no ejerció como tal, pero que le ayudó en encontrarse con su gran pasión: el activismo político en favor de la idea de que los trabajadores asuman el control del Estado y los medios de producción.

Se lamenta de que hoy día prevalezca el individualismo por encima de la solidaridad, que persista la división de la izquierda en la que cada quien quiere ser cabeza de ratón y no cola de león y considera que el actual gobierno ‘responde a los intereses capitalistas más oscuros’.

Aunque el partido ya no existe en los libros del Tribunal Electoral como organización debidamente constituida, ellos se siguen llamando Partido del Pueblo, tal y como le denominaron desde su fundación hace 83 años. La última vez que participaron con candidatos fue en las elecciones de 1989, cuando gobernaban los militares, con quienes dirigentes comunistas tuvieron lo que llamaban alianzas estratégicas.

¿FRACASÓ EL COMUNISMO FRENTE AL CAPITALISMO?

El descalabro de la Unión Soviética no quiere decir que el comunismo haya fracasado y que el socialismo haya fracasado. La Unión Soviética experimentó un modelo de socialismo, pero basado en el marxismo-lenimnismo. En la búsqueda del socialismo, hay otros países como Cuba, Vietnam, China y Corea del Norte. Y hay otros países que si no son socialistas, tienen orientación socialista. Este es un fenómeno nuevo en América Latina. Allí están Ecuador, Venezuela, Bolivia, Argentina, Nicaragua y Brasil.

¿CÓMO CALIFICA ESTO QUE ESTÁ PASANDO EN AMÉRICA LATINA?

Los imperialistas de Estados Unidos trataban a los países de América Latina como su patio trasero y ya esto cambió. Ya la última palabra para América Latina no es lo que se diga en Estados Unidos.

¿QUÉ PIENSA DEL CASO DE CHINA, QUE DE UNA ECONOMÍA COMUNISTA PASÓ A LIBRE MERCADO?

En el caso de China tiene casi mil 400 millones de personas. Allí se hizo una revolución sobre la base de crear felicidad. Esto significa satisfacer las necesidades de la población y eso no se hace con palabras, se hace con riquezas. China tuvo que acudir al capitalismo y lo utiliza como instrumento para crear la economía socialista como instrumento, no como meta. No como en Panamá o Estados Unidos, donde el capitalismo es la meta, no el medio. En China los comunistas tienen el poder y los capitalistas, que buscan su provecho, trabajan bajo un proyecto comunista. Están construyendo las bases para hacer crecer el socialismo.

¿HOY DÍA LA GENTE EN GENERAL ES MÁS INDIVIDUALISTA, LO QUE VA EN CONTRAVÍA DE LO QUE ES EL SOCIALISMO?

En Panamá prevalece el individualismo que nos han inculcado las fuerzas que han gobernado este país hasta hoy día. Si superáramos el individualismo y nos volviéramos más solidarios, esta gente no podría seguir en el poder. Nada es casual.

POR PRIMERA VEZ EN PANAMÁ EXISTE UN PARTIDO POLÍTICO DE IZQUIERDA, EL FAD. ¿LOS DIRIGENTES DEL FAD SE HAN ACERCADO A LOS ANTIGUOS DIRIGENTES COMUNISTAS?, ¿CÓMO VE ESTA NUEVA FUERZA POLÍTICA?

Hay diferencias en estrategia y táctica. Ellos nunca entendieron por qué nosotros caminamos con Omar Torrijos. Ellos se opusieron a Torrijos y a la firma de los tratados del Canal en 1977, nosotros lo apoyamos. Y en la división que se dio en el país entre militarismo y oligarquía ellos quedaron consciente o inconscientemente bajo la dirección política oligárquica. Esto fue lo que nos distanció, porque nosotros éramos antioligárquicos y antimperialistas. Nosotros no somos enemigos, somos rivales, competidores. Esas cosas se pueden superar si ponemos en la mesa todas las cartas con un gran sentido de autocrítica, porque no es que nosotros tenemos toda la razón. La única forma de que este pueblo se libere es la unidad de la izquierda.

¿PERO USTEDES NO LLEVAN ESE MISMO FIN?

Una cosa es el fin, otra cosa es el cómo. Eso es lo que llamamos estrategias. Podemos estar de acuerdo en el fin, pero no siempre cómo lo vamos a hacer.

¿USTEDES MANTIENEN CONVERSACIONES CON EL FAD?

Nosotros estamos insistiendo en que se dé este contacto.

¿CREE QUE LA IZQUIERDA LLEGARÁ A GOBERNAR PANAMÁ?

A sí como está dividida, no. Esto no es lotería, por eso digo debe haber una mesa de discusión crítica y autocrítica. Esto no va a cambiar por milagro o por rezos, no, no... es la voluntad del pueblo. Esto es un problema de quién tiene la fuerza. Y el pueblo está disperso. Además, aquí hay otra cosa muy seria: este pueblo está educado en el pragmatismo, en el amor a las cosas materiales, lo que le pone en sus manos una carta muy fuerte al presidente Ricardo Martinelli, quien hace obras para el crecimiento material detrás de las cuales están los grandes negocios.

¿POR QUIÉN VOTARÍA, POR EL PROFESOR JUAN JOVANÉ O POR GENARO LÓPEZ?

Jované no es comunista. Podrá ser simpatizante, pero él no es miembro de nuestro partido. Somos amigos y se puede decir que somos aliados. En la situación que tiene Panamá, Jované puede jugar un papel en la integración de esa fuerza revolucionaria. Desde el punto de vista personal, es una persona honesta, seria, con una tradición de lucha progresista. ¿Qué problema tiene él con el FAD? No sé, pero eso es aparte. Ahora nosotros estamos con él en su candidatura independiente. Su personalidad es un referente y creemos que algún día ayude a la liberación del pueblo panameño. Esperamos que haya un puente de aquí al 2014. Aquí cada uno tiene que poner de su parte y dejar ese problema de que todo el mundo quiere ser cabeza de ratón y no cola de león. Eso no puede ser. Si siempre estamos pensando quién sera la cabeza, no vamos a ningún lado.

¿LO QUE ES EL PARTIDO HOY DÍA FORMA PARTE DE LA HISTORIA?

83 años de lucha continua. A veces de forma abierta y a veces clandestina, pero siempre allí. Seremos el grupo de izquierda más viejo de Panamá. El 4 de abril cumplimos los 83 años de fundación.

LOS IMPULSORES DEL SOCIALISMO EN SU ÉPOCA TODAVÍA GOBIERNAN CUBA, A PESAR QUE TIENEN MÁS DE 80 AÑOS DE EDAD, ¿QUÉ CREE QUE PASARÁ CON EL PUEBLO CUBANO?

Esto de la gobernación de más de 50 años es en realidad, el gobierno del pueblo. A diferencia de Panamá, allá existe la igualdad social y se lucha por la independencia nacional. En Cuba hay una democracia socialista, no capitalista. Entonces es necesario ver cómo se estructura esa democracia. Allí hay una serie de organizaciones populares que son las que mandan, funcionan como una asamblea.

¿CÓMO EVALÚA LA GESTIÓN DE LOS ÚLTIMOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS QUE HA TENIDO PANAMÁ Y EN ESPECIAL EL DEL PRESIDENTE RICARDO MARTINELLI?

El problema no comenzó en el 90 sino en diciembre de 1989, con la invasión de Estados Unidos a Panamá. No podían aceptar la vigencia plena de los tratados Torrijos-Carter. En ese marco, voy a hablar de los intereses de Ricardo Martinelli. Representa los intereses más oscuros del capital financiero de Panamá. Es un grupo exclusivo que busca concentrar riqueza, concertar pobreza, con exclusión de las fuerzas populares.