Temas Especiales

03 de Jul de 2022

Política

Mala nota en transparencia

PANAMÁ. Panamá, una vez más, reprueba en la medición del Índice de Percepción de la Corrupción 2013, que elaboró Transparencia Internaci...

PANAMÁ. Panamá, una vez más, reprueba en la medición del Índice de Percepción de la Corrupción 2013, que elaboró Transparencia Internacional (TI), difundido ayer.

Este año, en su mala nota, el país se ubica en la casilla 102 de un total de 177 países, con una puntuación de 35, en una escala de 0 a 100, donde cero significa muy corrupto y cien muy transparente.

En 2012, Panamá obtuvo un puntaje de 38 y quedó en la casilla 83 de 176 países que participaron en la medición. Ese año hubo una variante en el proceso de medición, se estableció de 0 a 100, pues años anteriores era de 0 a 10.

De 2012 a 2013 se cayó 19 casillas al sótano.

Pero ediciones anteriores tampoco dan aliento. En 2011, Panamá obtuvo una calificación de 3.3 y 3.6 en 2010, lo que significa que mantenía una fuerte percepción de corrupción de los sectores públicos.

ÍNDICE MALO

Panamá este año tiene el mismo puntaje que Moldavia (país europeo), Tailandia (asiático) y Ecuador (Sudamérica).

Los vacíos legales y la falta de voluntad política en el gobierno facilitan tanto la corrupción interna como la transfronteriza, y piden nuestros esfuerzos intensificados para combatir la impunidad de los corruptos, afirma Huguette Labelle, presidenta de TI.

De nuestros vecinos, Colombia tiene puntaje de 36 y está en posición 94 de la tabla; y Costa Rica, mejor evaluada de Centroamérica, tiene 53 puntos y es la 49 del ranking mundial.

El Salvador también nos ganó, al tener 38 puntos y está en la posición 83.

REACCIONES

La abogada Idalia Martínez dice que ‘este gobierno lleva encima la mancha de la corrupción’, pues frente a las denuncias y escándalos relacionados al tema en lugar de tomar correctivos y aplicar sanciones, se ha convertido en cómplice.

Carlos Gasnell, vicepresidente ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, expresa que si no se adoptan medidas concretas para atacar la corrupción política, empezando porque hayan topes y transparencia en las donaciones a las campañas políticas, para dotar de independencia al sistema judicial, la percepción va a ir en aumento cada año.

El abogado indica que el gobierno, en vez de adoptar medidas concretas frente a estas cifras, prefiere decir que la corrupción no se puede medir.

En tanto, Abigail Benzadón, directora de la Autoridad Nacional de Transparencia, responde que el descenso de Panamá se debe a lo poco transparente de ese organismo para hacer sus mediciones.

‘Nadie conoce ni las matrices ni los parámetros de evaluación que ellos utilizan para hacer su escala de posiciones de los gobiernos’, critica Benzadón.