Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Política

Lorena Castillo de Varela, la fuerza tras el ganador

La esposa del presidente electo ha sido una pieza fundamental en su campaña política.

Una gran ovación se escuchó en la sede del Partido Panameñista cuando Lorena Castillo llegó acompañada de sus hijos a la sala. Quienes estaban cerca de ella hacían lo posible por saludarla, tomarle fotos. Ella sonreía a todos mientras trataba de avanzar con dificultad. En las redes sociales, los comentarios tampoco se hicieron esperar. ‘Hermosa se ve la Primera dama’, decía uno de los tuits, ‘Me encanta oir hablar a la Sra. Lorena Castillo’, decía otro.

‘Antes que nada, queremos dar las gracias a Dios’, se dirigió al público en el Hotel Sheraton. ‘Los decentes somos más, el Panamá que no se vende somos más, el Panamá de principios y valores somos más’,

Luego agradeció a todos los partidos políticos, el Panameñista, a Cambio Democrático, Molirena, al PRD, a su aliado el Partido Popular y a los independientes que votaron por su esposo y le dieron el triunfo.

‘Ahora nos abrazaremos bajo una sola bandera, la de Panamá, como hermanos que somos... ...vamos a ser el mejor gobierno de la historia de este país, porque lo haremos juntos’, y repitió varias veces ‘El Pueblo...’ mientras los presentes coreaban ‘Primero’, uno de sus lemas de campaña.

Los tuits continuaron apareciendo, ‘¡Esa es mi primera Dama!’, ‘excelentes palabras conciliadoras q dan inicio a un nuevo gobierno para todos felicidades’.

Las palabras terminaron, pero las cámaras siguieron flasheando. El público está encantado con la futura primera dama.

Castillo, quien a partir de julio será la Primer a Dama de la República, se convirtió en una figura importante en la campaña de su esposo, no solo por su elegancia y por lucir una dulce sonrisa.

Ella logró convertirse en la principal impulsora de la figura de Varela, dándole cara a los valores familiares que su campaña deseaba transmitir ‘Cuando me pidió matrimonio, hasta se arrodilló’, decía en uno de sus anuncios de campaña. También ofreció una imagen humana del candidato, ‘Él no es perfecto, pero les va a cumplir’.

Una imagen creíble y sobre todo espontánea que llevó la ventaja desde un principio, por sobre las esposas de sus oponentes.

Y es que para Lorena Castillo el trabajo en los medios de comunicación no es para nada ajeno.

Luego de darse a conocer como reina del carnaval Tropical de Panamá en 1987, fue presentadora de noticias de Telemetro y en el año 2003, fue nombrada como Secretaria Ejecutiva del Comité del Centenario.

Había acompañado ya a su esposo, aunque de manera más discreta en la campaña anterior, cuando resultó electo vicepresidente. La imagen de Castillo daba cierta fuerza a la de Marta Linares de Martinelli, como primera dama.

Y cuando los desencuentros entre Varela y el presidente Martinelli terminaron en la ruptura de la alianza de los panameñistas con el CD, Varela no tuvo mejor defensor que su esposa.

Al iniciar la campaña electoral, Castillo se convirtió en uno de los activos más importantes junto con sus tres hijos Gian Carlo, Adrián y Stefan.

Castillo ha logrado conectar con su público, ofrecer una imagen fresca, pero a la vez muy tradicional, de familia unida, de espiritualidad, de una serie de cualidades que aspira una sociedad que sufre su falta.

Para Castillo, la familia es lo primero, incluso afirmó en una entrevista para La Estrella de Panamá que de haber sabido todo lo que iba a tener que superar su familia en una campaña, ‘ jamás hubiese permitido que mis hijos pasaran por esto, ni mi familia. El tener que sentar a mi papá y a mi hermano y decirles que hay un vídeo circulando en donde se dice que soy lesbiana. Jamás lo hubiera querido, pero ya pasó y ya estamos aquí’.

Sobre su participación en esta campaña, Castillo dijo ‘yo no quise participar la vez anterior. Estaba dedicada a mi profesión y mi familia. Sin embargo, por la experiencia vivida en gobierno uno aprende de cómo son las cosas. No se puede uno quedar sentado viendo cómo suceden las cosas’.

Sin embargo, su participación mucho más activa en esta campaña no obedece, según la futura primera dama, a considerar la posibilidad de participar en la política de manera directa, ‘ ¿Lo piensan así? No, para nada. Soy periodista y espero algún día poder escribir buenos libros, enseñar en una universidad. Realmente no me veo en política y no siento que aparezco más que mi esposo. Quizás por mi profesión digo las cosas de manera más fuerte’.