Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Política

Diputados pretendían hacer reformas sin el aval de magistrados

Buscando ‘salvar’ a varios diputados, la Comisión de Gobierno, liderada por el PRD, pretende modificar las reglas de las elecciones

Diputados pretendían hacer reformas sin el aval de magistrados
En medio del primer debate los diputados presentaron tres nuevas modificaciones al proyecto de ley original.

El que podría ser el primer tema polémico de la actual Asamblea Nacional se discute actualmente en primer debate en la Comisión de Gobierno de este órgano del Estado.

Se trata de un proyecto de ley para modificar el Código Electoral que no ha surgido del consenso de la Comisión Nacional de Reformas Electorales ni ha sido avalado por el Tribunal Electoral.

Tan solo unos meses antes del proceso electoral, se cuestionó una actuación similar del entonces oficialista partido Cambio Democrático (CD). En esta ocasión, parece que se repite la historia.

GÉNESIS

La iniciativa fue generada por la situación en la que han quedado involucrados varios diputados del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) en los circuitos plurinominales, quienes han resultado afectados por los procesos de impugnaciones que adelanta el Tribunal Electoral.

Producto de las impugnaciones por supuesto uso de recursos del Estado para apoyar a los candidatos de CD, varios diputados del PRD no han podido recibir sus credenciales.

Los candidatos electos del PRD que están en esta situación son Agustín Guardia (Coclé), Samir Gozaine (Chiriquí ) y Rubén De León (Veraguas).

Ante esta situación, los proponentes alegan haberse visto ‘en la necesidad urgente’ de proponer modificaciones al Código Electoral, con lo cual pretenden ‘resolver el problema que se ha originado en los circuitos plurinominales’.

Ayer, en el primer debate del proyecto presentado por el PRD, se introdujeron modificaciones a la propuesta original. La iniciativa contenía dos artículos y buscaba que los diputados electos no impugnados recibieran sus credenciales.

SUSPICACIAS

La propuesta de ley ya empezó a inquietar a quienes son parte de la Comisión Nacional de Reformas Electorales, ente que integran los partidos políticos, empresarios, sindicatos y la sociedad civil en general.

Por ahora, el Tribunal Electoral no ha sido invitado a participar en los debates ni se ha pronunciado al respecto. La semana pasada, el magistrado presidente, Erasmo Pinilla, dijo que el Tribunal Electoral espera que se apruebe íntegro el documento que la anterior Asamblea Nacional, que era controlada por CD, no aprobó.

Por requerimiento de la diputada independiente Ana Matilde Gómez, los diputados de la Comisión de Gobierno acordaron enviar copia de las propuestas a los magistrados, pero el temor sigue presente en la sociedad civil.

Roberto Troncoso, miembro del Foro Ciudadano Pro Reformas, quien participó en la Comisión Nacional de Reformas Electorales, asegura que todo esto ‘busca crear suspicacia, morbo y cuestionamientos’.

Añade que si la Asamblea Nacional está buscando polemizar por el gusto y se pregunta por qué no hacer una buena convocatoria por parte del Tribunal Electoral.

Elia López de Tulipano, que representó al Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos en la Comisión de Reformas Electorales, dice que con la experiencia de la Asamblea Nacional, donde varios diputados se reeligieron, ‘hay que sentir temor y tener cuidado en lo que se está promoviendo’.

López de Tulipano dejó claro que ese tema debe ser discutido en la Comisión de Reformas Electorales y no está de acuerdo con que se vean propuestas de manera independiente.

Para ambos, el temor crece más cuando se espera que el paquete de reformas electorales, aprobadas en el 2012, sea presentado por los magistrados del Tribunal Electoral en los próximos días. Entonces, se preguntan si se van a tener dos debates paralelos para reformar el Código Electoral.

NUEVAS REFORMAS

Los diputados Luis Barría, Zulay Rodríguez, Cristian Caballero y Luis Eduardo Quirós presentaron ayer tres modificaciones.

Los nuevos artículos pretenden que los diputados electos en circuitos plurinominales no se vean afectados por las impugnaciones.

Ante todo, el temor es que la presentación de un proyecto de ley como este abra la posibilidad de que lleguen diversas iniciativas para modificar las reglas de las elecciones recién pasadas.